CIUDAD › MóNICA FEIN, PRECANDIDATA A INTENDENTA DEL SOCIALISMO EN EL FRENTE PROGRESISTA

Con la coherencia como estandarte

Además de plantear que el eje de la próxima gestión debe ser la infraestructura, en cloacas, pavimento y vivienda, la diputada nacional cuestiona la manera en que la Nación distribuye los recursos y apunta a pelear por la coparticipación.

 Por Sonia Tessa

Mónica Fein responde todos los temas propuestos, aún aquellos que puedan resultar incómodos en plena campaña, como su apoyo a la despenalización del aborto. Sobre la ciudad, asegura que el desafío de su gestión será la infraestructura, y habla tanto de las obras de cloacas y pavimento, como de la construcción de viviendas. Defiende el rol de la Guardia Urbana Municipal y vuelve a cuestionar a Jorge Boasso, su contrincante directo en el Frente Progresista, al que acusa de falta de coherencia, aunque asegura que es un problema de la Unión Cívica Radical la coexistencia de proyectos antagónicos en su seno. El mismo día que el gobernador Hermes Binner abrió la puerta a continuar con el radicalismo, aún si éste llega a un acuerdo distrital con Francisco De Narváez, Fein tomó otra posición: "Las decisiones no se pueden dar pragmáticamente en los distritos, sino que deben ser a partir de proyectos". Cuando se le pregunta si votaría a Boasso, en caso de perder la interna, afirma que ni lo pensó porque eso "es imposible".

--¿Cuál es su objetivo para terminar la red cloacal?

--Hay un plan a 10 años, aunque hoy sería nueve porque ya estamos transitando el primero. Se hizo en dos barrios y se están realizando en otros cuatro. Tenemos que apurar ese progreso, por eso hemos hablado con Antonio Bonfatti y nos comprometimos con un aporte mayor de la provincia para que en la gestión 2011 2015 podamos avanzar con mayores recursos.

--¿Por qué ahora y no antes?

--Antes tuvimos una importante falta de inversión de los anteriores gobiernos provinciales, después se privatizó la empresa de agua con un compromiso de inversión que no cumplió. Por eso rescato la decisión del gobernador Hermes Binner, que a partir de asumir comenzó con un plan de infraestructura, desde el primer día.

--¿Cuál es la magnitud de los planes de vivienda que pueden impulsar desde la Municipalidad?

--Creo que hay que articular acciones. Rescato que el municipio de Rosario tiene liderazgo, no sólo por el plan Hábitat, que esperamos lanzar una nueva etapa para lograr cohesión social, sino también por la iniciativa de viviendas para sectores medios, y por el uso del Banco Municipal para dar los créditos. Esto es lo que puede hacer un municipio, pero lo ideal sería articular con el gobierno de la provincia y de la Nación para tener muchas más acciones: una tiene que ver con los planes federales de viviendas. Creo que los recursos de viviendas tendrían que ser mucho más cercanos a los municipios, porque si Rosario tuviera los recursos que le corresponden podría resolver muchísimo.

--En ese punto, ¿cómo se plantea la relación con la Nación?

--Me imagino una relación institucional fluida y permanente. Es un deber de la intendenta tener ese tipo de relación, con autonomía porque creo en la necesidad de un país federal y diversidad de pensamiento, pero hay que lograr que todos los proyectos nacionales lleguen a la ciudad, que se puedan concretar las obras que planea Rosario. Si uno ve Circunvalación o el Parque España, tiene que reconocer que se debió a una decisión política de inversión, pero también a una acción de la ciudad y de las ONG para reclamarla. Seguiría en el mismo camino que Miguel Lifschitz, porque Rosario aporta muchísimos recursos para la Nación. Hay un debate pendiente de los recursos de coparticipación más transparente.

--Pero esa pelea es más provincial, ¿Rosario se tiene que involucrar en ese reclamo?

--Sí, porque aporta muchísimo dinero a los recursos provinciales y nacionales, y porque es parte de la necesidad de construir un país más federal.

--¿Rosario sufrió estos años por no ser del mismo político nacional?

--Si hubiera habido mecanismos más transparente, Rosario habría tenido más recursos. Por eso creo necesario la descentralización de los recursos en vivienda. Sufrió porque en Rosario estamos en 1900 viviendas en el último tiempo, y si en San Juan se construyeron 60 mil, yo me pregunto qué pasa.

--¿Qué puede hacer el municipio respecto de la seguridad?

--Me molestan las propuestas demagógicas, que dicen que con una acción simple se soluciona un problema complejo. Pero la base de la problemática tiene que ver con la desigualidad social. Entiendo que los '90 dejaron un estado muy ausente, que recuperamos pero hay un camino para recorrer, y el estado que lucha contra la delincuencia, debe ser un camino de dos vías, con una policía provincial que esté lo más cercana al territorio, para que dialogue con el intendente los problemas. Este año hubo más de 12 acciones para desarmar los lugares de producción y venta de droga, a partir de denuncias anónimas de algún vecino, que habla con el más cercano, ya sea un agente policial o la GUM.

--¿Usted mantendría la GUM, entonces?

--Sí, porque la ciudad se animó a involucrarse. Hace falta incorporar tecnología pero sí creo en la prevención. En el tema de conflictos barriales o violencia contra la mujer, es la GUM la que ayuda a articular con otros sectores del Estado.

--Siempre marca sus diferencias con Boasso...

--Somos proyectos casi antagónicos. Esta ciudad, en la salud, la cultura, espacios recuperados, no se hubieran dado si no gobernaba el socialismo. La ciudad futura tiene que ver con eso. Somos una alternativa progresista, coherente, que ha construido este frente progresista siempre. Yo no voy y vengo, siempre defendí este proyecto, la gente sabe dónde voy a estar en cuatro años.

--Pero es una contradicción que dos proyectos antagónicos compartan el mismo frente.

--Esto lo permite la realidad del sistema electoral y un sector de la UCR. Pasa en otros frentes. Creo que es parte de lo que la política debe ir consolidando, un proyecto coherente.

--¿Votaría a Boasso si él gana la interna?

--Ni lo pensé porque creo que no es posible

--¿Lo pensó antes de firmar la campaña por el aborto durante la campaña electoral?

--Lo había firmado mucho antes. Este es un debate pendiente, que se debe dar a nivel nacional. Es un tema de salud pública que debe preocuparnos e involucrarnos. Quien diga que no es un problema, niega los indicadores de mortalidad materna, o las situaciones de muchas mujeres. Me tocó una situación cuando era secretaria de Salud Pública, de una nena de 11 años, con discapacidad, abusada. Y me pregunté qué se le puede plantear cuando pone en riesgo su vida (se le llenan los ojos de lágrimas).

Compartir: 

Twitter
 

Mónica Fein no le teme a las preguntas incómodas. Contestó incluso sobre la despenalización del aborto.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.