CIUDAD › ENTREVISTA A MóNICA FEIN, INTENDENTA ELECTA DE ROSARIO

Una ciudad que tiene palabra propia

Le gustaría tener "un mejor equilibrio entre varones y mujeres" en el próximo gabinete municipal, planteó la necesidad de avanzar "a otro ritmo" para "fortalecer la infraestructura barrial" y aspira a una relación estrecha con Bonfatti.

 Por Sonia Tessa

La intendenta electa, Mónica Fein, tiene motivos para festejar, pero sin embargo, admite que vivió momentos ambiguos el domingo a la noche, al tomar dimensión de la elección que había hecho Miguel Torres del Sel. Aunque considera que tuvo diferentes causas, también advierte que los dirigentes políticos deberán analizar el mensaje que dejaron los más de 612 mil votos recogidos por el cómico. En Rosario, la elección local no dejó margen de dudas: más del 50 por ciento (52,18) y una distancia de 22 puntos le permitió afirmar que "ganar en todas las seccionales de Rosario ratifica que hay un respaldo de los distintos sectores y los distintos barrios a la gestión, que hoy encabeza Miguel Lifschitz y nosotros proponemos profundizar". Además de negar la existencia de dos ciudades, consideró que tendrá una relación más estrecha con el gobernador electo Antonio Bonfatti. Aunque no tiene definido aún su gabinete, sabe que habrá figuras nuevas, y aspira a lograr "un mayor equilibrio" entre hombres y mujeres. Sobre las prioridades de su gestión, planteó la necesidad de avanzar "a otro ritmo" para "fortalecer mucho toda la infraestructura barrial" y en políticas para "las juventudes".

--¿La diferencia de 20 puntos es inédita?- preguntó Rosario/12.

--Si bien Lifschitz tuvo en el segundo período una elección muy buena, nosotros logramos esta vez una diferencia muy grande con el segundo, así que hicimos una muy buena elección. Eso ratifica un reconocimiento a Miguel y en mi caso una adhesión de un voto de confianza hacia un proyecto político que represento.

--¿Tiene definidos los nombres que se incorporarán al gabinete?

--No, pero sí creo que es necesario, más allá del excelente equipo que tiene Miguel, agregar nuevas miradas, porque uno en la gestión hay temas que uno considera que ya están, que no se puede superar, que ya se ha llegado a un determinado lugar y el que viene nuevo siempre va por más, así que pienso agregar. Me gustaría tener un mejor equilibrio entre varones y mujeres, es un desafío. Así que empezaremos a pensar de acá al 10 de diciembre.

--¿Cuáles son los ejes prioritarios para trabajar a partir de hoy?

--Sé que tenemos que fortalecer mucho toda la infraestructura barrial. Estamos en camino de eso pero hay que darle otro ritmo a terminar las redes cloacales, el pavimento definitivo, a tener la posibilidad de avanzar en el plan Hábitat 2, fundamentalmente en trabajar en asentamientos irregulares para una inclusión social y una inclusión urbana. Creo que tenemos que trabajar muy fuerte junto a Bonfatti para tener un fuerte plan para impulsar una mayor velocidad en este aspecto y por supuesto tener un fuerte impulso en el tema juventud.

--¿Siente que muchos porteños tienen un enamoramiento con Rosario, la idealizan?

--Sí absolutamente, en esta campaña vinieron muchos, estuvieron toda una semana y comentaban lo que es Rosario. Igual, yo quiero subrayar algo, porque me toca estar en Buenos Aires. Creo que hemos construido entre todos una ciudad con otras características culturales, más respetuosa, con más debate de ideas. Creo que la única ciudad donde hubo debate. Me parece que eso habla de una cultura política. También se han quedado muy asombrados del grado de participación, yo también creo que es muy alto el grado de involucramiento de la sociedad civil en la cosa pública.

--Ha dicho que el socialismo ya gobernó sin mayoría en el Concejo, pero este va a ser un cuerpo mucho más fragmentado...

--Eso nos va a obligar desde un principio a tener una lógica de mucho contacto con los distintos bloques, a generar mucho diálogo entre el Ejecutivo y el Concejo, porque creo que también esa fragmentación ayuda a ponernos de acuerdo en distintos temas.

--Usted quiere que la definición del precio del boleto de transporte urbano sea una facultad de la intendencia, ad referéndum del Concejo, pero eso requiere una reforma de la Carta Orgánica de Municipalidades.

--En todo el caso, el Concejo le puede otorgar, delegar al Ejecutivo, por una votación. A mí me gustaría proponérselos. El intendente de Santa Fe lo tiene. Creo que con el actual sistema, en el que los números nos llegan claramente a todos, al Concejo y el Ejecutivo, hace que el costo lo pueda tomar el intendente y que el Concejo lo rectifique o lo ratifique. Es también un riesgo, porque no lo puede hacer sin un diálogo previo, pero no lleva este debate a un cuerpo colegiado donde se mezclan también otras miradas más partidarias y que siempre lleva por lo menos a un tiempo, a un conflicto que yo creo innecesario.

--¿Cuál será la impronta de Bonfatti como gobernador?

--Me parece que es una persona con quien voy a tener un diálogo permanente, y porque también las mujeres aportamos esto. Así que me comprometí un día con Antonio tomando un café en que todo aquello que sintiéramos que nos nos aporta para conseguir la sintonía que queremos, lo íbamos a plantear siempre. Eso es muy interesante, no porque Lifschitz y (el gobernador Hermes) Binner no lo hayan hecho, sino porque fueron momentos diferentes. El primer momento de Binner fue bueno, gobernar una provincia, que no sabíamos y hacerse cargo. Creo que Rosario también aportó muchas personas para eso. Ahora, con este nuevo período, vamos a estar más equilibrados y vamos a poder también compartir desde otro lugar con una experiencia mayor con el gobierno provincial.

--Otra situación inédita es que el gobernador tendrá las dos cámaras adversas.

--Esta boleta única nos pone en una nueva situación, creo que nosotros tenemos pendiente una reforma constitucional que espero que se de el año que viene. Esta reforma, entre las cosas que tiene que modificar es la mayoría automática del que gana, porque la lista que encabeza María Eugenia Bielsa tiene dos puntos más que la que encabeza Raúl Lamberto y la diferencia de diputados es de 28 a 15. Es una transición, en la que confío en la capacidad de diálogo que tiene Antonio.

--El Frente Progresista está en una situación compleja. ¿Su continuidad está en juego?

--Es un desafío, creo que tenemos que avanzar en institucionalizar el Frente. Estamos hoy en un momento si se quiere más complejo por tener distintos candidatos presidenciales, pero yo creo que terminado este período de elección nacional, vamos a ver consolidado el proyecto político porque todos necesitamos del funcionamiento del Frente Progresista.

--¿Se plantea una relación directa con la Casa Rosada, como la tuvo Lisfchitz?

--Ojalá que sí. Rosario es una ciudad que puede tranquilamente tenerla. Es mucho más que muchas provincias, espero tener institucionalmente una posibilidad directa de diálogo con quien esté a cargo del gobierno nacional, porque creo que es muy importante y que Rosario se merece ser considerada como tal. Respeto absolutamente la relación del gobierno provincial, pero es una ciudad que tiene palabra propia, tenemos autonomía aunque no la tengamos.

Compartir: 

Twitter
 

Mónica Fein ganó en todas las seccionales de Rosario.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.