CIUDAD › EL MUNICIPIO DENUNCIó UN ACAMPE POR DESALOJO

Se mudó a la escalinata del Palacio

El Municipio fue a la Justicia para sacar a la mujer encadenada en la puerta del Palacio de los Leones. Mónica Alfaro, de 50 años, vive de la ayuda social por la discapacidad de su hija de 18 años, ya que hace meses no tiene trabajo, y anteayer fue desalojada de su casa de Presidente Quintana al 3500, porque no podía pagar el alquiler. "Que me den una fecha y la dirección de la casa que promete la Dirección Provincial de Vivienda (DPV), porque si me voy de acá, quién me asegura que me la van a dar", dijo la mujer. Cuando se cumplió la orden de desalojo del juez de primera Instancia de Circuito de la 4º nominación, Eduardo Martínez Thoss, la mujer se trasladó al frente del Palacio de los Leones con todos sus muebles. Así fue como ayer, calle Buenos Aires amaneció cortada, desde Córdoba a Santa Fe, con un enorme cartel que reclamaba "una vivienda digna". Ayer al mediodía, el área Jurídica de la municipalidad llegó a la Fiscalía "ante la persistencia de la actitud (de Mónica), y en razón del riesgo que implica la permanencia de la mujer junto a su hija y enseres en la puerta del municipio".

Los funcionarios locales llegaron a esa instancia porque la mujer rechazó el convenio que ella misma firmó en agosto pasado, para que le den un subsidio de alquiler. Además, cuestionaron la presencia de terceros (vecinos de Mónica) que cortaron la calle.

La presentación que hizo el municipio a la Justicia fue "para imponer a la Fiscalía de lo hechos que pueden constituir delito de acción pública y solicitar el cese de efectos antijurídicos".

Además, consigna que "debe agregarse a las soluciones propuestas por la provincia el ofrecimiento efectuado por la Municipalidad de Rosario, el lunes 26, del otorgamiento de un lugar adecuado para pernoctar esa noche y el pago de un lugar adecuado hasta el cobro del subsidio provincial". Según dice el escrito municipal, Mónica se negó "insólitamente a aceptarlo". La situación "excede toda posibilidad de encauzamiento por parte de las autoridades públicas", aseguraron.

Ayer, entre colchones, sillas viejas, una mesa desarmada, su heladera y una cocina, Mónica relató que firmó el convenio en una situación particular: "Firmé bajo presión, porque afuera estaba la policía que no dejaba entrar a mis vecinos que me estaban acompañando".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.