CIUDAD › A 20 DíAS DE DEJAR LA INTENDENCIA, MIGUEL LIFSCHITZ TRAZA UN BALANCE DE SU GESTIóN

Preparado para construir en el Senado

Confiado en el protagonismo nacional de Binner, ponderó la política de reducción selectiva de subsidios de la Nación y confió en que se mantendrán los aportes al transporte. No descarta ser candidato a diputado nacional en 2013.

 Por Pablo Fornero

A Miguel Lifschitz le restan solo 20 días al frente del Palacio de los Leones. Su despacho será impregnado por la impronta femenina de la intendenta electa, Mónica Fein. No obstante, el senador electo por el departamento Rosario seguirá cumpliendo un rol protagónico en la política provincial. En diálogo con Rosario/12, el intendente dio a entender que mira con mucho entusiasmo la posibilidad de ser candidato a diputado nacional en 2013. "Uno nunca puede cerrar las puertas en política", apuntó. Planteó que la economía nacional tiene "perspectivas positivas" y manifestó su acuerdo con la política de reducir selectivamente los subsidios nacionales, al tiempo que confió en que el transporte público siga recibiendo aportes estatales. "Entiendo que el transporte público, que particularmente es el que más nos interesa, va a seguir teniendo el respaldo del gobierno nacional", apuntó.

-¿Qué balance hace de sus ocho años de gestión al frente del Municipio?

-Hago un balance muy positivo, el balance definitivo después lo hará la gente con tiempo. Creo que han sido ocho años de cambios profundos en la ciudad en términos de desarrollo urbano, de políticas sociales, salud, cultura, desarrollo económico, en desarrollo del turismo, en profundización del proceso de participación y descentralización municipal. No solamente se deja una cantidad de proyectos y obras muy importantes concretados, sino también una cartera de planos y proyectos en marcha, con financiamiento asegurado tanto público como privados que aseguran que en los próximos años va a haber un buen ritmo de crecimiento y desarrollo para la ciudad.

-¿Hay una obra en particular que considere insignia de su gestión?

-Hay muchas, a mí me tocó hacer todos los accesos nuevos a la ciudad de Rosario, toda la red vial primaria que fue prácticamente hecha a nuevo en mi gestión, se ha dado una nueva impronta a la recuperación de espacios sobre el río, que había iniciado Hermes (Binner), pero que tuvo una impronta fuerte durante estos años. Algunos proyectos culturales de mucha significación como el Museo de la Memoria o el Centro de Estudios Latinoamericanos Che Guevara. Creo que el desarrollo del turismo como una actividad económica absolutamente nueva para Rosario y el posicionamiento de la ciudad en el país y en el mundo, el protagonismo y reconocimiento que tiene Rosario en distintos ámbitos, son los datos más sobresalientes de estos años.

-En los últimos meses, se anunció un aumento en la TGI y se aplicaron otros en tarifas de servicios públicos, ¿Le alivió la llegada a Fein, le allanó el camino?

-Lo tomo como un acto de responsabilidad. Durante mis ocho años de gestión, cada año y medio, dos años, aproximadamente, tuvimos que ajustar tarifas del transporte, de taxis, la tasa municipal. De alguna manera, era lo que correspondía y si no lo hacía yo, probablemente lo hubiera tenido que hacer ella al comenzar su gestión. Es parte del proceso, de la ciudad que continúa y de una gestión que va a tener una impronta nueva y otras facetas que Mónica le va a incorporar, pero que va a tener una continuidad en los grandes trazos.

-¿El senado provincial es el mejor lugar para posicionarse a una futura candidatura de mayor peso, como la gobernación?

-No sabría decir cuál es el mejor lugar, pero éste es el lugar que yo elegí para mí como alternativa. Fue una decisión muy meditada, estoy muy conforme con ello. Voy a tratar de utilizar este espacio para trabajar por algunos grandes proyectos para la provincia, el departamento y la ciudad; y también, lógicamente, para trabajar en el armado político, en el fortalecimiento del Partido Socialista en toda la provincia, en el Frente Progresista Cívico y Social. Creo que hay una tarea muy importante por delante.

-¿Garantiza cumplir los cuatros años de mandato en el senado? ¿No le gusta la posibilidad de ser candidato a diputado nacional en 2013?

-Uno nunca puede cerrar las puertas en política y asegurar un destino inamovible. Hoy por hoy, mi desafío está en el Senado, en Santa Fe. Cada dos años hay elecciones y cada una de esas elecciones es un desafío.

-¿No lo descarta?

-No, para nada.

-¿Teme que la crisis financiera internacional perjudique a la economía del país y la provincia?

-No, creo que la economía argentina puede estar sufriendo algunos pequeños cimbronazos, pero me parece que son más políticos que económicos. Creo que está atravesando un momento muy bueno, las perspectivas son muy positivas y no veo, por lo menos en los próximos tiempos, problemas en el crecimiento y desarrollo de la economía en el país.

-¿Le preocupa una posible pérdida total de los subsidios que envía la Nación?

-Creo que el gobierno está haciendo una estrategia selectiva, y yo la comparto. Quitar subsidios a aquellas empresas y sectores que no necesitan del apoyo del estado. Entiendo que el transporte público, que particularmente es el que más nos interesa, va a seguir teniendo el respaldo del gobierno nacional.

-¿Observa una nueva versión de Cristina Fernández de Kirchner en los últimos meses?

-Yo no percibo cambios sustanciales. Por supuesto que habrá que ver cómo se planta el nuevo gobierno, qué cambios hay en el gabinete, qué iniciativas se plantean a partir del 10 de diciembre. Pero hay un estilo, un modo, una forma de llevar adelante el gobierno que ha caracterizado a Néstor Kirchner y a Cristina.

-¿Con el resultado electoral en las presidenciales, Binner se posicionó como el líder de la oposición?

- Entiendo que sí, que va a jugar un rol importante. Buena parte del escenario de disputa política de los próximos años se va a trasladar al parlamento y Binner no es, por lo menos en esta etapa, legislador. Pero entiendo que va a ser un hombre de referencia, una voz que se va a escuchar mucho y una posición que va a marcar políticamente a la Argentina en los próximos años.

-¿Binner y usted podrían coincidir en el Congreso Nacional a partir de 2013?

-(Silencio) Bueno, hoy por hoy yo voy a ser senador de la provincia y Hermes no tiene ningún cargo público. Tenemos dos años de trabajo y después se verá, conversaremos cuáles son las mejores alternativas para seguir fortaleciendo un proyecto que, en mi caso, no es personal. Soy, en todo caso, un colaborador y un obrero de un proyecto que me excede largamente.

Compartir: 

Twitter
 

Miguel Lifschitz dejará el Palacio de los Leones después de ocho años como intendente.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.