CIUDAD › DENUNCIAN AL SIES

La muerte del Javi

 Por Luis Bastús

La demora del Servicio Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies) en socorrer a un hombre que se descompuso en la calle y murió sin atención médica detonó la bronca de los vecinos que ayer realizaron una denuncia penal contra el organismo municipal por abandono de persona. "Que llamemos una ambulancia y no venga es algo que pasa siempre en el barrio, pero todo tiene un límite: ahora murió una persona y no lo vamos a dejar pasar", protestó Jesús Sánchez, uno de los que vieron morir a su vecino de bulevar Avellaneda al 4400, con la impotencia de no poder auxiliarlo.

Javier Andrés Rodríguez tenía 38 años y el afecto de un vecindario que lo conocía bien y lo contenía en su soledad, al contarlo para changas y mandados con los que se ganaba el pan. "El Javi vivía solo, a media cuadra de acá. Venía todos los días, ayudaba a todos, le hacía los mandados a los negocios, ayudaba a descargar mercadería, a mi mamá le trabajaba la huerta. Todos lo queríamos", recordó Sánchez. Pero el martes a las cinco de la tarde, el Javi se desplomó frente a la casa de Jesús, agonizante. "A las cinco menos diez hicimos el primer llamado al Sies y nos dijeron que en cinco minutos vendría. Se juntó un montón de gente, y muchos llamaron por la suya. Yo sé que hasta las 18.20, cuando la ambulancia llegó, llamamos por lo menos ocho veces. Siempre nos decían lo mismo, que ya estaba comisionado y que estaba en camino. ¡Mentiras!", denunció uno de los vecinos que ayer radicó una denuncia por abandono de persona en la mesa de entradas de la Fiscalía penal. "Alguien actuó, por lo menos, con negligencia, por eso creo que puede caber la imputación de abandono de persona. La semana próxima llevaremos el caso a la comisión de Salud del Concejo Municipal", adelantó el ex edil Fernando Rosúa, quien actuó aquí como abogado y que fue contactado por vecinos vinculados con el Movimiento Evita, con presencia en esa zona conocida como Vía Honda.

Rodríguez fue levantado por sus amigos y acomodado sobre una silla. "No hablaba, nos agarraba la mano y parecía pedirnos que lo ayudemos, tal vez sentía que se moría", desesperó Jesús Sánchez. Ayer lamentaba no haber desobedecido a la operadora del Sies, quien lo conminó a no mover al hombre descompuesto. "Tal vez si lo llevábamos a un hospital lo salvaban, pero la telefonista me dijo de mal modo que el pedido estaba tomado y que no lo toquemos, porque si se moría nosotros deberíamos hacernos cargo. Ahora son ellos los que se cargaron este muerto en el lomo", advirtió este muchacho. Rodríguez falleció media hora después de haberse descompensado, en la vereda y rodeado por sus vecinos.

Lo que exasperó todavía más el enojo en el barrio es que durante la espera pasó una ambulancia por el bulevar hacia el sur. La detuvieron, pero el chofer aclaró que no era ese su destino sino otro. Y al rato pasó otra unidad, en sentido opuesto. "Pensamos que esa sí era la ambulancia para el Javi, pero casi nos atropelló y ni siquiera se detuvo", contó Sánchez. Según su relato, para las seis de la tarde un policía del Comando Radioeléctrico -que tampoco habría logrado atraer la atención del Sies- les recomendó hacer un piquete.

Finalmente llegó un móvil de emergencias a las 18.20, hora y media después del primer llamado, sólo para corroborar que era demasiado tarde.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.