CIUDAD › LAS TOE SE ENCARGAN AHORA DE LA SEGURIDAD EN VILLA MORENO

Para garantizar "la paz"

El barrio donde ocurrió el triple crimen se vio alterado por una escalada de tensión y violencia desde que uno de los implicados en la trama, Ezequiel Villalba, se entregó. La comisaría 15ª, con jurisdicción en el lugar, está bajo análisis.

 Por Luis Bastús

Desde el asesinato de Jeremías Trasante, Claudio Suárez y Adrián Rodríguez, el 1º de enero, la villa Moreno se ha visto alterada por una escalada de tensión que recrudeció con más violencia en los últimos días desde que uno de los implicados en la trama, Ezequiel Villalba, se entregó a la Justicia. Por eso el Ministerio de Seguridad decidió ayer enviar a las Tropas de Operaciones Especiales a instalarse en el barrio y garantizar algo parecido a la paz, luego de que el sábado y el martes vecinos enfrentados en torno a este caso cruzaran amenazas y disparos en el estrecho espacio de dos cuadras a la redonda donde la convivencia hoy es imposible. El gobierno decidió mudar del barrio a la familia Villalba, cuyos miembros estarían de acuerdo. Mientras tanto, el desempeño policial enfocado en la comisaría 15ª, con jurisdicción en el lugar, está bajo análisis ante varias irregularidades que denuncian familiares y allegados a las víctimas del triple crimen. En paralelo, ayer la Policía detuvo a dos adolescentes involucrados en la balacera contra Maximiliano Rodríguez, ataque que derivó dos horas más tarde en la matanza de Moreno al 3800.

Militantes del Frente Popular Darío Santillán, donde participaban los jóvenes asesinados, entrevistaron ayer al secretario de Seguridad Comunitaria, Angel Ruani, y al subsecretario de Coordinación de Proyectos de esa cartera, Osvaldo Laffatigue, con el fin de pedir explicaciones sobre la pasividad de la Policía ante una pelea suscitada el martes a la tarde entre hermanos de Claudio Suárez y de Ezequiel Villalba, que derivó en balazos y, finalmente, en el arresto de Jonathan y Roque Suárez, hermanos del primero, uno de los muchachos asesinados en enero. "La Policía defiende a los Villalba, en lugar de proteger a las familias de las víctimas y a los testigos", denunció Pedro Salinas, de la organización barrial. "A los Suárez los desnudaron en la comisaría y llamé justo para evitar la paliza que les iban a dar", denunció el abogado de la familia, Norberto Olivares.

El sábado a la noche, Lita Suárez, madre de Claudio, fue encañonada con un arma de fuego por uno de los Villalba, durante una escaramuza en la que éstos pelearon con un hermano de Adrián Rodríguez y con un hermano de Mono Suárez.

"La situación en el barrio es insostenible y estamos cansados de las apretadas y las agresiones. Es evidente que a la banda del Negro Ezequiel la apoyan desde la comisaría 15ª. Por eso exigimos la remoción del comisario Abel Santana y de todo su personal. Basta de complicidad entre las bandas de narcotraficantes, la Policía y sectores del poder político. Hacemos responsable al ministro Leandro Corti y al comisario Néstor Arizmendi (jefe de la Unidad Regional II) de cualquier hecho grave que ocurra contra los vecinos del barrio", advirtió el Frente Darío Santillán en un comunicado. El ministro recibirá mañana a los miembros de esa organización barrial.

Salinas aseguró que los funcionarios de Seguridad le comunicaron que trabajan para sacar a los padres y a los tres hermanos del Negro Villalba. "Ellos se quieren ir también, porque con el Negro Ezequiel preso, ya no saben manejarse con la comisaría y en el barrio no tienen más resto. Todos quieren que se vayan", describió. Y aseguró que el Ministerio evalúa ordenar medidas sobre el futuro inmediato de la seccional con sede en Sarmiento al 4300.

A primera hora de la mañana, agentes de Homicidios y de Investigaciones detuvieron en la misma barriada de Moreno al 3800 a dos adolescentes, Chuky y Danonino, acusados de secundar a Ezequiel Villalba, en los balazos que hirieron a Maximiliano Rodríguez en Vera Mujica y Garay, previo a la masacre por la cual está procesado el padre de éste, Sergio El Quemado Rodríguez. Como tienen 16 y 17 años, la Justicia de menores ordenó su arresto domiciliario. Con éstos, ambas causas conexas suman ya siete detenidos.

Una fuente del Ministerio reparó ayer en que "toda esta situación que se ha generado es funcional a los intereses del Quemado Rodríguez, porque actúa como mensaje intimidatorio para los testigos del futuro juicio oral; por eso tomamos medidas para procurar garantizar la seguridad en el barrio".

Compartir: 

Twitter
 

"La Policía defiende a los Villalba", denunció Pedro Salinas, del Frente Santillán.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.