CIUDAD › EL SUBJEFE DE LA POLICíA DE ROSARIO HABLó DE LA DELICADA SITUACIóN DE LA FUERZA.

"Vamos a estar muy cerca del personal"

Lo dijo el comisario Brest que confió en poder "revertir situaciones no deseadas", en referencia a las sospechas de corrupción. Admitió que es un hombre con prédica en la fuerza al reconocer que "muchos que estaban aislados nos van a seguir".

 Por Leo Ricciardino

A dos días de ser designado como subjefe de la Policía de Rosario (el jefe es el comisario Walter Miranda), el comisario Hernán Brest admitió que la realidad del delito en la ciudad y el combate que debe dar la fuerza "hacen que no tengamos por delante una tarea sencilla". Aseguró que el ministro de Seguridad, Leandro Corti, "nos dió pautas de trabajo concretas" y que "sentimos todo el apoyo de parte del gobierno provincial". Respecto de las sospechas de connivencia policial con actividades delictivas en la ciudad, Brest aseguró que "confiamos en poder revertir determinadas situaciones. Vamos a estar mucho más cerca del personal en la calle". Considerado un hombre de "acción" dentro de la fuerza y con don de mando y ascendiente frente a la tropa, Brest admitió que "recibí mucho apoyo de parte de policías y he notado que algún personal que estaba un poco aislado ha expresado ahora su compromiso con esta conducción".

El comisario Brest aseguró que "en lo personal es una gran satisfacción (el nombramiento) y a la vez un reconocimiento de parte de quienes se han fijado en mi para ejercer un cargo de tanta responsabilidad. No es sencillo hoy estar en un puesto de conducción cuando la situación es cada vez más compleja", expresó en declaraciones a La Ocho.

El flamante subjefe señaló que el ministro Corti "nos convocó, nos dio las pautas de trabajo y sentimos realmente el respaldo para llevar a cabo las políticas de seguridad que dictamine el gobierno provincial". Y agregó que "con esas directivas generales, ahora nuestra tarea es bajarlas hacia los subordinados y esperar que se pueda cumplir con los objetivos que pretenden las autoridades provinciales".

-Cuando se conoció su nombre para el cargo de subjefe, se recordó un incidente en la cancha de Ñuls cuando usted conducía la agrupación Cuerpos y hubo una fuerte represión en el estadio. ¿Qué dice usted al respecto?

-Mire, en nuestra larga carrera en la policía uno ha estado en muchas situaciones conflictivas como esa que me señala y no tomaron tanta trascendencia. Uno cumplía una misión en el estadio en ese momento y todos tienen derecho a opinar. Yo no me voy a oponer a nadie por ese tema. Recibí en ese momento precisas directivas del ámbito judicial y provincial y las llevé a cabo. No me voy a criticar yo mismo pero tampoco me voy a alabar. Es la sociedad y la prensa los que deben juzgar los hechos.

-Cada vez hay más sospechas sobre la policía. ¿Usted cree que es posible depurar la fuerza y dar respuestas cada vez más efectivas ante la inseguridad en general y frente a delitos tan complejos como el narcotráfico?

-Sí, tenemos la esperanza de encaminar esta situación. Hoy mismo yo estaba revisando las nóminas del personal que vamos a tener a cargo y uno conoce a la mayoría por haber trabajado juntos en la calle. Vamos a ver cómo reorganizamos todo el funcionamiento de la regional.

-¿Cómo evalúa la situación del equipamiento, la profesionalización y la capacitación de la fuerza en Rosario?

-A cualquier fuerza le gustaría tener más equipamiento, es lógico. Pero con lo que contamos actualmente sabemos que vamos a poder llegar a un buen resultado. Lo que sí vamos a necesitar es mucho esfuerzo, mucho trabajo para reencaminar determinadas situaciones.

-¿Situaciones como las que marcó el ministro Corti, por ejemplo, cuando hizo referencia a que hay patrullajes que se anotan en planillas y después no se realizan?

-Justamente a eso estamos apuntando ahora. Queremos corregir esos desfasajes, esos olvidos o distracciones. Vamos a estar mucho más cerca del personal en la calle. Para ver cómo se desenvuelven en las medidas que uno determina.

-Se dice que usted es un hombre de acción, de experiencia en la calle y de gran ascendiente sobre la tropa. ¿Cree que esa característica influyó para su designación?

-Creo que las autoridades han visto todo. El desempeño de uno a lo largo de los años en la fuerza, los puntos buenos y malos y en base a esos datos han tomado la decisión. Como le decía antes, yo no me puedo calificar. Lo que sí es cierto es que muchos policías me han llamado para apoyarme, para transmitirme su confianza. Es cierto que he visto a algunos a los que notaba antes un poco aislados, ahora los he visto con la voluntad de acompañar. Espero que lo demuestren- concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

El flamante jefe de la Unidad Regional II, Walter Miranda y el subjefe Hernán Brest.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.