CIUDAD › CAMPORINI QUIERE QUE SE INVESTIGUE SI EXISTE CONNIVENCIA

Con la lupa sobre la policía

El fiscal de Cámara impulsó que se indague posible "incumplimiento de deberes" en la comisaría sub 20. Un funcionario judicial de San Nicolás no avisó de un operativo de drogas a la fuerza santafesina para que no se malograra.

 Por Lorena Panzerini

El fiscal de Cámara de los Tribunales Provinciales, Guillermo Camporini, instruyó a su colega de primera instancia en turno para que inicie una investigación penal sobre el accionar de la policía santafesina. El ojo está puesto, en principio, en personal de la zona sur. La directiva, relacionada con el posible "incumplimiento de los deberes de funcionario público", surgió a raíz de la intervención de la policía bonaerense en un procedimiento ordenado por el fiscal general de San Nicolás, Héctor Tanús, que realizó un control antidrogas --donde se incautaron 12 kilos de cocaína-- en un quiosco de barrio Las Flores cercano a la seccional sub 20º, sin solicitar intervención de la policía local. Según explicó el funcionario de la justicia nicoleña, procedió así ante la posibilidad que se truncara el operativo y por la existencia de cierta "desconfianza" hacia los efectivos locales, por posible connivencia. El búnker de la polémica --según indicaron los actores del operativo que no tuvo detenidos-- era visiblemente identificable ante el movimiento "inusual" de personas. Tanús indicó que se movían 120 mil pesos diarios.

Según afirmó Camporini a Rosario/12, la causa de oficio llegará a un juzgado en Correccional, y ya está en manos del fiscal de primera instancia Nº 10, Aníbal Vescovo, quien en las próximas horas solicitará algunas medidas a partir de la documentación recabada. En principio, se apuntaría a "quienes prima facie tendrían la responsabilidad sobre el sector allanado por la policía bonaerense": el jefe de la delegación zona sur de la ex Drogas Peligrosas, el jefe de zona que maneja la cuestión de inteligencia, el Inspector Zona Sur, y el jefe de la comisaría sub 20. La investigación será en base al accionar desarrollado desde marzo pasado, cuando comenzó la investigación del fiscal de San Nicolás.

Los efectivos tendrán que dar explicaciones en el marco del artículo 274 del Código Penal, delito que tiene pena de inhabilitación y que cabe a quien "falta a la obligación del cargo de promover la persecución y represión de la delincuencia". En ese sentido, se indagará para saber si hubo en estos cuatro meses tareas de investigación e inteligencia sobre venta de drogas.

La preocupación del fiscal de Cámara al escuchar las palabras de su colega Tanús acerca de la "presunta inoperancia" de la policía local, lo llevó a dar directivas para determinar si el accionar del personal abocado a las tareas antidrogas en la zona fue doloso o culposo. "Si se descubre un obrar culposo (por omisión o negligencia), la autoridad administrativa será la encargada de evaluar si esa persona está capacitada para ocupar el cargo".

Camporini se cargó al hombro el tema, que desató polémica con el gobierno provincial tras el operativo antidrogas de la policía bonaerense, el sábado pasado en la zona sur. Ante ello, consideró que la Justicia local debía intervenir por esa "desconfianza" con la policía santafesina, que planteó el fiscal de San Nicolás cuando le preguntaron por qué no había solicitado a la fuerza local.

Anteayer, Camporini viajó a San Nicolás para entrevistarse con su colega. "Vi la documentación y todo fue cumplido con las formalidades legales en el sentido que se pidieron las órdenes de allanamiento a la Justicia Federal de Rosario, como correspondía. Lógicamente, uno se siente mal de que no se le tenga confianza a la policía santafesina, porque normalmente entre las policías provinciales hay contactos y reciprocidad de información", dijo.

En la ocasión, Tanús le planteó a Camporini que "fueron evaluando la situación, en base a las tareas de investigación que desarrollaron desde marzo, y una serie de cosas los llevó a tener desconfianza, por lo que prefirieron hacer uso de las garantías propias para no involucrarse con la policía local".

En tanto, Camporini recordó --como planteó ayer el ministro de Seguridad, Raúl Lamberto-- que el quiosco donde se realizó el operativo el fin de semana, "fue allanado en marzo por la policía santafesina", pero aclaró que "no fue por una cuestión de drogas", sino que "se hizo el procedimiento por otra causa y en el marco de esa inspección se halló droga, pero en cantidad mínima, unos quinientos gramos de marihuana y un poco menos de cocaína. Después de eso, en ese lugar se volvió a vender droga. Y resulta que ahora encontraron doce kilos de cocaína".

Compartir: 

Twitter
 

Camporini quiere que se dilucide la actuación policial en zona sur.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.