CIUDAD › EL ESTADO DE LOS JUZGADOS LABORALES ROSARINOS

A fin de año puede ser "caótico"

 Por Lorena Panzerini

En la primera mitad de 2012, ingresaron 15.515 causas a los juzgados laborales rosarinos, y los turnos para audiencias se extienden para 2013 y 2014. El número va en ascenso, ya que en todo 2011 ingresaron 27 mil expedientes, y para fin de este año se esperan más de 30 mil. El presidente de la Cámara Laboral, Enrique Girardini, dijo ayer que "la situación de colapso se profundizó" y "la realidad exige más del doble de los juzgados de primera instancia que existen hoy en el fuero". El año pasado ingresaron más de tres mil expedientes por cada uno de ellos, lo que "afectó la posibilidad de gestión rápida y eso trae como consecuencia". Desde el fuero advierten que la situación puede ser "caótica" a fin de año. Ante la preocupación por el "colapso", que se viene planteando a la provincia desde fines de 2010, el gobierno ingresó en junio pasado dos proyectos de ley a la Legislatura: uno para la creación de un nuevo juzgado; y otro para que se sumen al menos dos empleados por juzgado.

"Saturados", así definió Girardini la situación de los nueve juzgados laborales y agregó que "lo óptimo sería que haya 20 juzgados de primera instancia". En ese sentido, indicó que en Córdoba la situación "está ampliamente superada a lo que es Rosario"; y agregó que en Buenos Aires hay más de ochenta juzgados en el fuero.

A principio de año, y después del reclamo que planteó la Corte Suprema de Justicia provincial al ministerio de Justicia y Derechos Humanos, una reunión entre la nueva presidencia del fuero, el gremio y los colegios que "colaboran para que no se agrave la situación", plantearon la necesidad urgente de crear al menos cuatro juzgados, pero "la situación económica de la provincia puede paliar la saturación con un solo juzgado nuevo", dijo Girardini, aunque aseguró que eso "no será la solución".

Al analizar los casos, indicó que el grueso de los expedientes llegan desde "los rubros con mayor actividad económica"; y lamentó que el perjuicio sea tanto para el trabajador como para el empresario. "Las leyes aseguran el acceso a la justicia, pero es necesario dar respuestas a las demandas", planteó. "No solo se trata de acceder, sino de responderle al trabajador, porque no es poco lo que el fuero le aporta a la economía: sobre la base de la cantidad de expedientes en trámite, teniendo en cuenta que son demandas de unos 10 mil pesos por causa en promedio, y que aproximadamente el 60 por ciento de las resoluciones favorecen al trabajador; el dinero que ingresaría al circuito económico sería de unos 200 millones de pesos".

Si bien la situación "se agrava", Girardini aseguró que hasta ahora, la única herramienta que poseen los jueces para agilizar los trámites son las audiencias de conciliación de partes. "Hay una gran labor en los juzgados de primera instancia", destacó.

Las irregularidades laborales en el ámbito de la construcción son unas de las que más demandas suman a la Justicia laboral. La abogada laboralista Clarisa Botti lamentó que la situación de "colapso" del fuero afecte a trabajadores de la construcción que no poseen óptimas condiciones de contratación y acceden a la Justicia, pero se demora la respuesta.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.