CIUDAD › DETUVIERON AL HOMBRE QUE AGREDIO A SU PAREJA HASTA DEJARLA INTERNADA

Después de unos días prófugo

El agresor, de 37 años, se presentó en la seccional 30, donde quedó detenido por lesiones. La madre de Carolina Z., la chica que debió ser atendida en el hospital Alberdi tras una golpiza, celebró la detención y cuestionó la carátula.

 Por Lorena Panzerini

Tras permanecer prófugo una semana y media, ayer quedó detenido el hombre de 37 años que días atrás golpeó brutalmente a su concubina Carolina Z., y la dejó internada en el hospital Alberdi. Acusado de "lesiones", Roberto L. quedó ayer a disposición del Juzgado Correccional Nº 2, donde hoy se presentará a declarar. La joven de 25 años y la madre de ésta, María Antonia, acusaron al agresor luego de la paliza que le dio a la muchacha, con quien tiene una beba de cinco meses. Además, después de que la mujer saliera a pedir ayuda por los medios de comunicación, ambas fueron amenazadas. "Que pague por lo que hizo", dijo ayer María Antonia, quien aseguró que mientras el hombre estuvo prófugo, ella y su familia vivieron "una agonía". Al mismo tiempo, se quejó que la Justicia haya caratulado el caso como "lesiones leves", según dijo que le informaron desde el juzgado. "Que la Justicia tenga en cuenta que él le pegó siempre, y más de una vez mi hija quedó al borde de la muerte, incluso cuando la golpeó ese día que quedó internada", recordó. Carolina permanece alojada en un refugio para mujeres víctimas de violencia con su pequeña hija.

"Tenía miedo a estar en el penal. Estoy arrepentido". Esas fueron las palabras que --según personal policial-- expresó el agresor cuando fue detenido ayer, al presentarse en la seccional 30, tras haber estar escondido varios días.

La tarde del miércoles 25 de julio, Roberto L., de 37 años, golpeó en la cabeza a su concubina, con un hierro. La madre del hombre trasladó a la joven "inconsciente" al hospital Alberdi, donde dijo ser una vecina que encontró a la muchacha golpeada, sin saber lo que le había pasado. "Pensé que me mataría", dijo Carolina Z. cuando despertó. Al día siguiente, la madre de la joven pidió ayuda por los medios de comunicación, porque según dijo había presentado "decenas de denuncias por violencia" de género contra su hija, pero en la policía "no las aceptaban o las rompían porque él (el agresor) pagaba".

El testimonio de Carolina, quien ese día tenía un ojo completamente hinchado, varios puntos en su frente, y la remera ensangrentada, fue contundente: "Hace cuatro años que me golpea, y esta vez dijo que me iba a matar, pero que antes violaría a mi hija adelante mío". La joven sufrió pérdida de conocimiento por el "traumatismo de cráneo" y las lesiones en su rostro. Al acusar a su pareja dijo que tras golpearla, la dejaba "encerrada en una habitación, hasta que desaparecieran las marcas".

Tras el pedido de captura que libró la Justicia hace diez días, ayer el hombre fue detenido acusado de haberle propinado una feroz golpiza a su mujer. Además, la Justicia investiga las "amenazas coactivas" contra la joven y su madre, por parte de una mujer que se presentó una noche en el hospital Alberdi --donde Carolina estuvo internada-- para exigir que "levante la denuncia". Luego, las amenazas a María Antonia continuaron por teléfono.

Ayer, la madre de la muchacha se manifestó "alegre y tranquila" por la detención del agresor de su hija. Si bien dijo que el arresto del acusado es "un paso fundamental", se quejó de la carátula del caso en la Justicia: "Cómo van a decir que son lesiones leves si mi hija perdió el conocimiento; llegó casi muerta, toda ensangrentada al hospital", planteó; y agregó que teme por las secuelas que puedan quedarle a la joven.

Compartir: 

Twitter
 

Carolina estuvo internada hace diez días tras ser golpeada con un hierro por su pareja.
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared