CIUDAD › LOS INTEGRANTES DE KASA PIRATA REPUDIAN EL DESALOJO EN LA CALLE

Carpas, olla popular y arte

Los jóvenes que ocupaban la casa de Ovidio Lagos 1237 se instalaron frente al inmueble y cortaron el tránsito. Al mismo tiempo, su abogado pidió que se revoque la medida del juez Nuñez Cartele, a quien recusaron por "parcialidad".

 Por Claudio Socolsky

Los artistas callejeros que fueron desalojados por la policía el lunes de la casa que ocupaban en Ovidio Lagos 1237 donde montaron un centro cultural llamado Kasa Pirata, decidieron ayer instalar varias carpas frente al inmueble y cortar el tránsito. Paralelamente, el abogado de los jóvenes, Norberto Olivares, realizó dos presentaciones en los Tribunales provinciales. Una para revocar la medida que tomó el titular del juzgado de Instrucción 9ª, Héctor Nuñez Cartele, que lleva adelante la causa, y otra para recusar al juez por "imparcialidad". El abogado señaló que la resolución del magistrado fue "improcedente e irregular", al considerar que no existe el delito de usurpación ya que "no está acreditada la tenencia efectiva de la supuesta propietaria al momento de la ocupación, y además no está probado en el expediente que los chicos hayan ingresado a la propiedad a través de violencia, abuso de confianza, engaño o clandestinidad". En cambio, el abogado de la propietaria del inmueble, Gustavo Peyrone, señaló que la casa "es una propiedad privada que fue usurpada" (ver aparte).

Ayer al mediodía, cerca de 50 artistas callejeros permanecían frente a la Kasa Pirata luego de haber sido desalojados el lunes a la tarde por la policía. Desde temprano, los jóvenes decidieron instalar 10 carpas y una olla popular para resistir la medida judicial, cortando además el tránsito en la intersección de Ovidio Lagos y Mendoza.

La decisión la tomaron en una asamblea, luego que los 8 artistas fueran liberados de las distintas comisarías donde estuvieron demorados unas horas como consecuencia del desalojo. También colocaron un trapecio en el medio de calle y acomodaron unas cuantas sillas para que los vecinos y ocasionales transeúntes pudieran presenciar los diferentes números que habitualmente despliegan en las esquinas de la ciudad.

Todo acompañado por el ritmo de tambores y redoblantes, trompetas, pitos y matracas. Caracterizados como clownes, haciendo malabares y piruetas en el trapecio, los artistas desplegaban su arte. Así, Cato, Chamuyín, el Enano trapecista, Tereré, Chupín, Remolacha, Guarili y Cochelo, entre otros, se turnaban para amenizar la protesta.

Otro joven recorría el lugar con un cuaderno juntando firmas de adhesión. "Agradecemos a los vecinos y a todos los que nos apoyan en estos momentos, y también les avisamos que vamos a respetar la hora de la siesta. El matiné continúa a las 16", anunciaba una chica que en esos momentos conducía el improvisado espectáculo.

Pero los jóvenes artistas no estaban solos. En la esquina de Ovidio Lagos, el móvil 4905 del cuerpo de Guardia de Infantería de la Policía de la Provincia de Santa Fe oficiaba de custodia a raíz del corte de tránsito. Lo curioso era que debajo del móvil, un par de trabajadores de una empresa de demoliciones habían dejado sus picos, mazas y palas, esperando que alguien diera la orden para comenzar la tarea.

Dentro de la casa, dos encargados de una empresa de seguridad privada custodiaban la propiedad. Según relataron varios de los jóvenes que fueron desalojados en la tarde del lunes, en varias oportunidades estas personas se asomaban con gestos desafiantes. Incluso uno de ellos, denunciaron, les mostraba un arma en tono amenazante.

"De alguna forma queremos denunciar la injusticia del procedimiento", relató Daniel, un joven de nacionalidad chilena convertido en uno de los voceros de los integrantes de Kasa Pirata. "El juez Nuñez no ha sido imparcial por eso consideramos que la que tomó no ha sido una decisión legítima, por eso estamos peleando para volver a nuestra casa", agregó.

Para el artista callejero, les están quitando "una forma de lucha, de expresión, una forma de vida, nunca fue nuestra intención invadir a nadie". Daniel también se refirió a los vecinos que pueden molestarse. "Los compadezco porque ellos tienen un odio hacia nosotros injustificado, por eso haremos espectáculos de aquí al domingo para que la gente vea nuestro trabajo y venga a escuchar lo que denunciamos", invitó.

Por su parte, el abogado de los jóvenes insistió en que no hay delito de usurpación. "No habiendo criminalidad, lo único que corresponde es dictar un auto de falta de mérito para todos los que están imputados, y terminar con esta causa; esto no implica para nada que la propietaria pierda el derecho, pudiendo recurrir a la vía civil donde inclusive se puede plantear algún convenio de acuerdo entre las partes", planteó Olivares.

Compartir: 

Twitter
 

Los artistas de Kasa Pirata protestaron con tambores y redoblantes, trompetas, pitos y matracas.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.