CIUDAD › BOASSO PROMUEVE "TESTIGOS" DE LOS PROCEDIMIENTOS DE INSPECTORES MUNICIPALES

Para que los vecinos salgan de noche

Una experiencia similar en La Plata lleva el nombre de "patrullaje" pero el edil radical dijo que como le resulta un término "militar", prefirió llamar a su proyecto "Control Popular en Locales Nocturnos" al que podrá sumarse en forma voluntaria.

 Por José Maggi

El concejal radical Jorge Boasso presentó ayer el programa "Control Popular en Locales Nocturnos" para promover la participación voluntaria de ciudadanos y ONG, como "testigos" de las actuaciones de los funcionarios e inspectores municipales en establecimientos de espectáculos públicos. El edil explicó que "la medida busca brindar transparencias a las acciones realizadas por las reparticiones de la administración pública". En ese sentido, señaló que ese tipo de acciones "ya se realizan en la ciudad, con experiencias positivas, en controles vehiculares de tránsito". La participación será voluntaria y se establecerá sobre operativos de cumplimiento de normas de seguridad, prohibición de venta de alcohol, y regulación de presencia de menores, entre otras realizadas por la repartición. La Dirección General de Inspección registrará una lista de "testigos" en la que se inscribirán los interesados. Boasso recordó que "actualmente, en la ciudad de La Plata, existen patrullas nocturnas de ciudadanos interesados en acompañar a los operativos que realiza la subsecretaría de Control Urbano de esa localidad.

--¿Cuál es su propuesta?

--Propongo la participación de la gente en el control, en la ciudad de La Plata hacen algo similar pero lo llaman patrullaje, para mí es un término demasiado militar, allí acompañan a las inspecciones de espectáculos nocturnos, confiterías bailables y discotecas. La metodología es la apertura de un registro de voluntarios de todo aquel mayor que quiera participar del acompañamiento de inspecciones

de rutina que deben hacer los inspectores. También pueden ser incluidos integrantes de un organismo no gubernamental como testigos civiles que puedan participar de las inspecciones que abarcan el control de las ordenanzas vigentes en materia de seguridad interna y externa de los boliches. También de las ordenanzas que vinculan al menor con el expendio de bebidas alcohólicas.

--¿Usted imagina este proyecto para aquellos vecinos que quieran denunciar irregularidades y pedir sanciones a comercios?

--No, no ese es otro viejo proyecto de fiscalizador ciudadano, pero este es el de un testigo civil de los procedimientos de inspecciones. Después cada uno sacará sus conclusiones y podrán participar en la acción concreta. Es una testimonial civil, que marca una participación civil en estos procedimientos en los espectáculos nocturnos.

--¿Qué se ganaría con esto?

--Básicamente transparencia en el accionar, además de eficiencia y eficacia.

--¿Usted sospecha que los inspectores no cumplen con sus tareas debidamente?

--Me llegan denuncias en ese sentido y como son denuncias verbales, denuncias generales, me parece más loable y más viable prevenir con una acción de estas características.

--¿Usted piensa en connivencia o en actos de corrupción?

--Si yo tuviera denuncias concretas voy y hago la denuncia. La finalidad de este programa es prevenir.

En La Plata están bajo observación los adolescentes de entre 13 y 18 años. Para eso se conformaron cuatro grupos integrados por inspectores de Control Urbano, funcionarios de distintas áreas y padres que recorren la ciudad en distintas franjas horarias. En esa recorrida, participan de los controles de alcoholemia, supervisan los boliches y observan la conducta de los jóvenes en la vía pública.

De esa manera, ya sea con sus autos particulares o en "camionetas sin identificación de la Municipalidad", los padres se sumaron desde el primer fin de semana de setiembre a las inspecciones. Según señaló el intendente Pablo Bruera "el objetivo de la convocatoria es sumar más puntos de vista sobre las condiciones en las que se desarrollan las actividades de esparcimiento nocturno y reforzar los vínculos entre la comunidad y los organismos del Estado, tanto en lo que se refiere al control, como al debate sobre políticas de prevención y protección de los adolescentes".

Por su fuera poco en La Plata se creó la Oficina de Nocturnidad que tiene por misión la supervisión y la fiscalización del control que se practique en la organización y explotación de eventos y espectáculos públicos. Hay otro proyecto más pretencioso, en el que podrá abrevar Boasso: que los padres controlen las salidas nocturnas de sus hijos por internet accediendo a las transmisiones de cámaras de seguridad ubicadas en los ingresos de bares y boliches. Se llama Programa Digital de Prevención Nocturna.

Compartir: 

Twitter
 

Boasso propuso abrir un registro de voluntarios que acompañen las inspecciones.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.