CIUDAD › UN POLICIA QUEDO DETENIDO POR LA MUERTE DE UNA MUJER EN ZONA SUR

Ya son cuatro las víctimas fatales

Carina Paz, de 36 años, estaba internada desde la madrugada del viernes pasado, tras recibir un disparo de arma de fuego en el cráneo. Murió ayer. Un policía de la seccional 21ª quedó imputado de "homicidio". Siguen detenidas 31 personas.

 Por Lorena Panzerini

Cinco días después de la violencia desatada en Rosario, con los robos y saqueos de la semana pasada, ayer se sumó la cuarta víctima fatal: Carina Paz, de 36 años, estaba internada desde la madrugada del viernes pasado, tras recibir un disparo de arma de fuego en el cráneo. Por este hecho quedó detenido un sargento de policía, a quien el juez Javier Beltramone le tomará hoy una ampliación de indagatoria, ya que antes del deceso la carátula de la causa era "tentativa de homicidio", pero cambiará a "homicidio". Por su parte el gobierno confirmó que el efectivo fue puesto en disponibilidad "pero esto no tiene que ver con el accionar coordinado de la fuerza", aclaró el secretario de Seguridad, Matías Drivet. El juez, quien investiga los hechos perpetrados en supermercados, mantiene detenidas a 31 personas imputadas de "robo calificado en poblado y en banda", con antecedentes previos.

Carina Paz estaba internada, agonizante, en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez desde la madrugada del viernes, tras presenciar uno de los saqueos en un local de capitales chinos de España al 6300. La mujer recibió un disparo en la cabeza y permaneció en grave estado hasta ayer. Personal del efector dio aviso del fallecimiento al juzgado interviniente, quien confirmó la cuarta víctima fatal.

Fuentes judiciales señalaron que por la muerte de Paz --quien aparentemente había salido a la calle en busca de sus hijos cuando fue alcanzada por una bala--, está detenido Carlos Aguilar, un agente policial de la comisaría 21ª, de unos 40 años. Si bien todavía no se había realizado la autopsia de la mujer, el sospechoso reconoció que disparó su arma, aunque indicó que lo hizo "hacia el suelo", para defenderse del tumulto de gente que intentaba ingresar al Súper chino, y a su departamento en la planta alta de éste, que le alquila a los comerciantes extranjeros. Según describió, su esposa lo llamó desde su casa, y acudió con el móvil policial con el que estaba de servicio; al ver la situación como una amenaza a su esposa y su bebé de un año y siete meses, bajó del móvil para cargar sus bienes al auto particular. Al parecer, el hombre disparó desde arriba, pero no está confirmado que la bala sea la que mató a Paz.

Su esposa, en tanto, recibió un tiro en uno de los brazos, mientras tenía alzado al bebé, que resultó ileso. "Perdieron todo, y la mujer con su hijo están viviendo en un auto", dijo ayer su abogado defensor, Marcos Cella, quien planteó que más personas habrían estado armadas en el lugar. El hombre fue citado a ampliación de indagatoria para hoy, ya que hasta ayer le achacaban dos tentativas de homicidio: la de Paz y otro joven herido.

El director del Heca, Néstor Marchetti, ratificó por la tarde la muerte de Paz. "Ocurrió a las 10 de la mañana de hoy (por ayer); en ningún momento había habido una evolución", precisó el profesional, quien indicó que en el Heca no quedaban heridos de gravedad, por la situación de los saqueos. En tanto, un adolescente de 16 años que recibió una herida de arma blanca en el abdómen, permanecía ayer en estado crítico, aunque "mejorando", según indicó el director del Hospital Provincial, Pietro Belletich.

Las otras personas muertas son: Silvina Bernachea, quien murió en Quintana y Avellaneda, desangrada por una herida cortante en la femoral; Luciano Carrizo, quien falleció el viernes por la madrugada al recibir un disparo en el torax, en Arijón y Avellaneda; y Emiliano Sánchez, quien perdió la vida el lunes en el Heca, luego de ser operado de urgencia tras recibir un disparo en el miembro inferior derecho.

Si bien en principio los detenidos eran alrededor de 137, el juez Beltramone señaló ayer que "quedaron detenidas menos de 40 personas, a las que se le denegó la excarcelación, porque fueron halladas in fraganti con elementos que estaban lejos de ser de extrema necesidad". Muchos de ellos, "poseen antecedentes" por abuso de armas, robo calificado y hasta con pedido de captura.

Consultado sobre la posibilidad de que haya existido instigación en los hechos consumados, Beltramone respondió: "Estamos trabajando sobre la emergencia y la coyuntura --ya que el juez fue puesto por la Corte Suprema santafesina para brindar apoyo al juzgado de María Luisa Pérez Vara, que estaba de turno--. No descartamos ninguna hipótesis, porque sería irresponsable".

"El delito de instigación es de muy compleja prueba y se necesitan mecanismos operativos de gobierno que hoy, bajo el colapso de lo que está pasando, quedará para un momento posterior. Lo trabajamos como una hipótesis más", agregó.

Sobre los vehículos identificados que mencionó el viernes pasado el gobernador Antonio Bonfatti, el magistrado señaló que "esas información fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción Nº 5, donde se está trabajando sobre las hipótesis posibles". Al mismo tiempo, indicó que las personas liberadas no poseían antecedentes penales, "había muchas mujeres embarazadas; y la situación de imputación de estas personas es menos grave que la de los que quedaron detenidos". Al mismo tiempo, se confirmó que son 31 los que quedaron detenidos y que en las próximas horas serán indagados. También se convocará a las víctimas de los saqueos, y Beltramone señaló que es "muy poca" la mercadería recuperada.

Compartir: 

Twitter
 

Para el juez Beltramone "el delito de instigación es de muy compleja prueba".
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.