CIUDAD › LA NOCHE DEL CACEROLAZO DE ROSARINOS EN EL MONUMENTO A LA BANDERA

Bajo la letanía machacante del latón

La vehemente protesta contra el gobierno nacional hizo foco en el repudio al proyecto de reforma judicial y dio cabida a planteos varios y a enérgicas demostraciones de rechazo hacia la presidenta Cristina Fernández.

 Por Luis Bastús

La expresión rosarina del 18-A cubrió anoche la explanada del Monumento a la Bandera con una vehemente protesta contra el gobierno nacional que hizo foco en el repudio al proyecto de reforma judicial y dio cabida a planteos varios y a enérgicas demostraciones de rechazo hacia la Presidenta Cristina Fernández, incluso hasta el insulto. El cacerolazo comprobó otra vez el poder de convocatoria de las redes sociales en internet. La concurrencia fue diversa en sexo y edades, pero no tanto en pertenencia socioeconómica: de clase media para arriba. El otro rasgo notorio fue la ausencia de cualquier ícono partidario o de cualquier organización política, ni siquiera de los dirigentes políticos y gremiales que a nivel nacional sí confirmaron su participación en Buenos Aires. Sólo carteles de bronca individual que anoche se juntaron bajo la letanía machacante del acero inoxidable, el aluminio y el latón.

El llamado a la protesta proliferó en internet durante los últimos días, y así el Monumento volvió a cubrirse de gente enojada en distinto grado. Los más histriónicos llegaron a cantar: "Se va a acabar la dictadura de los K". Y al preguntársele sobre esa calificación funesta para un gobierno electo, un hombre con pechera anti K que no quiso decir su nombre bramó: "Es que este gobierno es totalitario, son unitarios. Pero no se va a escapar ninguno. La Constitución somos nosotros", dijo y no aclaró en nombre de quién hablaba. Un grupo de veinteañeros que se identificaron como "Jóvenes Rosarinos" explicó su participación por su rechazo a la reforma judicial. "Es un avasallamiento del Poder Ejecutivo sobre las instituciones", dijeron. "Bueno, no hay dictadura, pero si siguen en ese camino sí, quieren perpetuarse en el poder", razonaron.

Entre el gentío, nadie reconocía una sola fuente convocante ni organizadora. Todos exaltaban el carácter espontáneo e individual de su presencia, olla y cuchara en mano. Sin embargo, había un puñado de personas con pecheras similares, y en el núcleo de la multitud destacaban varios carteles impresos en serie, de idéntica factura: "Basta de pobreza", "Trabajo digno", "Seguridad", "No a la re re", eran algunas de esas consignas.

Una señora que asistió bien perfumada y vestida al encuentro contestó en seco cuando se le preguntó por la ausencia de pobres: "Será porque acá nadie nos trajo, todos vinimos espontáneamente".

Federico, de Arroyito, celebró "que la gente se manifieste de un modo no violento, aunque debería haber un orador para encauzar el reclamo y que no quede en esto nomás", observó. Su cartel casero era tan críptico como absoluto: "Para que la maldad triunfe, sólo basta que los buenos no hagan nada".

En un borde de la muchedumbre, el empresario constructor Aldo Lattuca exhibió su apoyo al pronunciamiento. "La república, las instituciones se van a la mierda con este atropello, esta manipulación de la Justicia. El gobierno fragmenta, crispa a esta sociedad que no tiene antecedentes de enfrentamientos", opinó.

La pancarta de Jorge, productor agropecuario de Roldán, sumaba "narcoterrorismo + inflación + inseguridad + impunidad + corrupción" y concluía con un exabrupto: "= Terrorismo K". Y se despachó con una enojada descripción de cuánto el Estado le quita de su renta sojera. "Entre costos, retenciones e impuestos, me deja el 10%, a mí que produzco. Me conviene vender el campo y comprar una cochera en Rosario y vivir tranquilo. Yo no quiero que la Presidenta se vaya, pero que nos respete, que gobierne para todos", dijo.

Compartir: 

Twitter
 

La concurrencia fue diversa en edades, pero no tanto en pertenencia socioeconómica.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.