CIUDAD › EL MANEJO DE LOS MONOS EN CONNIVENCIA CON POLICíAS CORRUPTOS

Entra un preso y sale otro

Rosario/12 accedió a escuchas telefónicas en el marco de la investigación contra la banda narcocriminal, y de ellas se desprende cómo el "Chavo" Maciel -un policía actualmente detenido- arregló un cambio de detenidos por 35 mil pesos.

 Por José Maggi

La justicia investiga un escandaloso operativo policial realizado en los últimos días de mayo, cuando tres miembros del clan de Los Monos fueron detenidos en la zona sur: en la persecución intervino el Comando Radioeléctrico, pero todo se arregló rato después en la comisaría 15. Según las escuchas obtenidas por la Brigada de Judiciales, Juan "Chavo" Maciel ofició de conexión, y arregló todo por 35 mil pesos. Maciel fue el primer detenido en esta investigación, y trabajaba en la Secretaría de Delitos Complejos. La operación incluyó el cambio de un preso por otro: los pesquisas están convencidos que el detenido era Leandro "el Gordo" Vilche, que tenía detención domiciliaria, al que cambiaron por "otro pibe". En las grabaciones se cuentan detalles increíbles: como el consejo del "Chavo" Maciel para que cambien de auto porque el que circulaban estaba muy visto, o que el entonces subjefe de la comisaría se llevara una de las armas secuestradas, y hasta un regateo por 15 mil pesos más que cobraron por la libertad definitiva de los dos restantes: el Ema Chamoro y el Pibu Villa.

Cabe aclarar que Emanuel Chamorro y Leandro Gordo Vilches, son señalados por los pesquisas como responsables de puntos de venta del grupo encabezado por la familia Cantero y con pedidos de captura.

El hecho ocurrió el 28 de mayo, dos días después del asesinato de Claudio "Pájaro" Cantero, cuando a bordo de tres autos parte de la banda trasladaba droga y dinero entre distintos bunkers, según señalan los pesquisas. En eso estaban cuando una patrulla del Comando Radioeléctrico reconoció a uno de ellos y ante su huída los persiguieron. La suerte les jugó una mala pasada al trío, porque el efectivo que los reconoció trabajaba haciendo adicionales en el boliche Yamper, de Ovidio Lagos al 4200 donde son habitués como parte de la banda de los Cantero.

Los investigadores suponen que la persecución no pudo haber sido impulsada por el más estricto cumplimiento del deber sino porque sabían que seguro podían sacarle provecho al procedimiento, tal como hicieron.

La prueba del arreglo la arroja una comunicación entre el propio Vilches y el Chavo Maciel el martes 28 de mayo.

Vilches: "perdimos todo re mal, y mi le largaron. Yo hice cambio puse otro pibe, y me largaron a mi, fijáte que esta el Ema y el Narigón, ahí estoy viendo qué se puede hacer".

Maciel: "Ya está todo solucionado, por eso te estoy yendo a buscar boludo, ándate para tu casa. Si yo te hice salir de ahí boludo, te tenías que venir conmigo vos, si te estoy yendo a buscar a vos. Adónde te dejaron recién en Corrientes y Dean Funes?"

Vilches: "Si"

Maciel reconoce entonces el monto del dinero arreglado, y el descarte de un arma en plena persecución.

Maciel: "Ahora tengo que ir a buscar la plata, los 35 palos (mil pesos). Le encontraron el fierro que descartaron ustedes. El Ema (Chamorro) y el Narigón están en la 15, ahi van a llevar otro pibe en lugar de él. El Ema y el Pibu (Villa) están en la 15, pero en averiguación de antecedentes no le van a poner la corrida ( persecución) nada. Ya está solucionado".

La conversación continúa entre el Chavo Maciel y el Gordo Vilches, luego de la caída. El policía dice que fue por el VW Bora Gris del Ema Chamorro con el que circulaban, ya que estaba muy visto.

Maciel: " Todo mal boludo, todo mal, todo mal guacho, ese auto del Ema no puede hacer más una cuadra amigo, vos sabes ya hablamos mil veces esto".

Vilches: "Si pero te llama Roberto ( uno de los jefes de la banda de Los Monos), y que querés que haga?"

Maciel: "Si pero hay que buscar otro auto, el Bora gris del Ema vos sabes que es cartón".

El detenido -que pudo permutarse por otro soldadito de la banda- se muestra interesado ahora en saber quién puso la plata del arrreglo.

Vilches: " La plata quién la pone, Roberto (el jefe)?

Maciel: " El cuñado me la da, ahí estoy yendo a buscarla.

Vilches: "Una guasada de plata, Chavo".

Maciel: "Pedían 50 (50 mil pesos), estos enfermos. Sabés la que tuve que pelear por vos y el otro, y para que te bajen a vos, te querían meter adentro de la comisaría si o si, porque, por que cantaron tres por equipo (quiere decir que por radio comunicaron que había tres personas a bordo del vehículo en fuga), cantaron que se les piró el Bora, que se les piró el Audi".

Compartir: 

Twitter
 

Uno de los numerosos procedimientos realizados contra propiedades del clan Cantero.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.