CIUDAD › LA JUEZA RODENAS DIO DETALLES DEL ASESINATO DEL EMPRESARIO MEDINA.

"Fue rematado de catorce balazos"

La magistrada a cargo de la investigación del crimen aseguró que le tiraron por la espalda después de los tres primeros balazos que le dieron en el auto. Rodenas dijo también que la PC secuestrada "esta preservada como prueba".

 Por Lorena Panzerini

La jueza Alejandra Rodenas dijo ayer que "si se manipuló información (de la computadora hallada en la habitación del hotel donde se hospedaba el fallecido Luis Medina), va a surgir de la pericia", según le adelantó personal idóneo. Aunque no cuenta con las actas para decir quién firmó la cuestionada orden de que la notebook fuera desbloqueada por funcionarios del área de Tecnología del Ejecutivo, aclaró que la cadena de custodia "no se rompió" y que la prueba "está preservada" desde que ella tomó la causa y ordenó interrumpir ese trabajo. La Mac quedó resguardada en los Tribunales provinciales y el lunes, a las 11, será desembalada "frente a los fiscales y los peritos" de Gendarmería Nacional que designó la magistrada para el análisis informático. Además, reveló que la autopsia al cuerpo del presunto narco arrojó que fue muerto de tres disparos y "rematado" con otros 14, adentro del Citroën DS3 que manejaba el domingo, junto a su novia Justina Pérez Castelli, a quien impactaron tres balas y fue hallada fuera del auto. Un testigo habló de un auto gris y de una moto en la escena del hecho, donde se usaron dos armas.

Aunque la jueza Raquel Cosgaya, que tuvo el doble homicidio por pocas horas -ante la ausencia de María Luisa Pérez Vara, que estaba de turno-, negó haber ordenado que un funcionario provincial abriera la notebook de Medina; la cuestión aún no está clara. Desde el Ministerio de Gobierno, Rubén Galassi dijo que cumplieron "directivas del Poder Judicial" (ver aparte). Ayer, en conferencia de prensa, Rodenas evitó hablar de responsabilidades por no tener las actas en sus manos, pero dijo estar "tranquila" porque se podrá saber si algo fue extraído de la computadora. "Todos los jueces tenemos criterios diferentes y todos pueden ser respetables", dijo. Y agregó: "Si hubo una manipulación ajena a los intereses de la causa eso va a surgir de la pericia. Se podrá saber si alguien quiso extraer información". Aunque aclaró que la prueba "puede tener material de interés para la causa o no".

La magistrada aclaró: "Para este juzgado de instrucción provincial, este caso es un homicidio agravado. Medina era una persona conocida porque tenía emprendimientos como el del boliche Esperanto, pero también se lo ha vinculado en otras investigaciones con negocios del narcotráfico, aunque eso es exclusivamente de la Justicia Federal", dijo; y agregó que se enviaron oficios al Federal, para saber si Medina tenía causas y si algún elemento pudiera ser útil para el expediente por su asesinato.

Sobre la línea investigativa, solo dijo que "se está trabajando en dirección a varias cuestiones que se rozan con los negocios supuestamente ilícitos de Medina". En cuanto a la versión de que Pérez Vara tenía una causa contra Medina, que no fue instruida, Rodenas respondió que no tiene conocimiento y que averiguará tras la feria.

Por otro lado, habló de la presunta mecánica del hecho, luego de que declarara la persona que llamó al 911 desde su auto, que circulaba por el carril de enfrente a Medina. "No pudo precisar en qué vehículo se movían los agresores. Sólo dijo que era un auto gris y de pequeño porte, pero no dio datos del dominio ni cantidad de ocupantes. Dijo que adelante del auto de Medina iba una moto, y que en forma paralela se le acercó un auto que es desde donde le disparan. Según la inspección ocular de la policía, la ventanilla del lado de Medina estaba baja, no tenía vidrios rotos. Esto quiere decir que iba con las ventanillas bajas, escuchando música, en lo que se supone como una situación bastante relajada".

Al detallar los datos de las autopsias dijo que "Medina tiene tres impactos de bala de izquierda a derecha. De acuerdo a la mecánica que estamos reconstruyendo, el ataque fue de la ventanilla de su lado hacia adentro del auto. Su cuerpo tiene tres perforaciones con orificios de entrada y salida en el hemitórax izquierdo. Los forenses dicen que esos impactos lo hacen desplomar caer sobre el volante, y hay una especie de remate de Medina con entre trece o catorce tiros en la espalda, en la zona lumbar". Mientras que Pérez Castelli "recibió tres impactos de bala. Ella habría intentado salir del vehículo y cuando llegó la ambulancia aún estaba con vida. A Medina lo remataron. Es evidente que al que querían eliminar era a él y no a la joven", señaló.

Luego agregó que el auto en el que iban las víctimas no tenía GPS. "Establecimos que iba de norte a sur, pero no el recorrido exacto que hizo el vehículo esa noche. Estamos esperando filmaciones", dijo. Sobre la versión de que conocía a los agresores, la jueza aseguró que es una especulación que no puede confirmar.

Además, ratificó que para cometer el hecho se utilizaron dos armas de calibre nueve milímetros. "Las balas fueron peritadas por Balística de la Unidad Regional II y serán remitidas a una dependencia de la Policía Federal para tratar de establecer si se usaron en otros hechos delictivos, en el país".

Rodenas repasó que el mismo día del crimen, se secuestraron un teléfono Nextel, uno Samsung de alta tecnología que estaba bloqueado, y dos llaves magnéticas de la habitación del hotel. Fue entonces que se libró la orden de allanamiento. "Una comisión de Homicidios llegó al Pullman. Los policías ingresaron al cuarto y en la caja fuerte hallaron un bolso negro con una computadora Mac y otro celular que no estaba bloqueado. Tanto la computadora como el teléfono que tenía Medina encima se los llevó a la división Pericias Informáticas de la Unidad Regional II; y desde allí se trasladó la computadora y el celular a la Dirección de Tecnología Científica en Santa Fe. En esa dependencia se inició la pericia informática. Está claro que alguien dio esa orden. No sé quién porque no tengo en mi poder las actuaciones, ya que no me fueron elevadas", dijo. Y agregó: "Lo que sí sé es que el objeto computadora y el objeto celular estaban fuera de la ciudad de Rosario. Estaban en una dependencia del Ministerio de Gobierno para ser peritados. Cuando me hice cargo de la causa, inmediatamente ordené que esa pericia se suspenda en el estado en que se encontrara y mandé a buscar la computadora con la Agrupación Unidades Especiales".

A Diputados. En simultáneo, el presidente de la Cámara de Diputados, Luis Rubeo, anunció que citará al ministro de Justicia, Juan Lewis, a brindar explicaciones sobre la polémica intervención del gobierno en el desbloqueo de la notebook de Medina, "presuntamente vinculado al narcotráfico y sospechado de tener alguna participación en el atentado a la casa del gobernador". Rubeo dijo que la situación "desató la preocupación de varios legisladores que me solicitaron que citara al ministro. Es una situación irregular en el procedimiento de investigación y es por eso que decidimos avanzar con este encuentro al que considero fundamental para evaluar que no se haya alterado la independencia de los poderes del Estado".

Compartir: 

Twitter
 

Rodenas: "Para este juzgado de instrucción provincial, este caso es un homicidio agravado".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.