CIUDAD › REGISTRARON TRES CASOS DE CHICOS BALEADOS EN TIROTEOS EN UNA SEMANA

Demasiadas armas en estas calles

Una nena de cinco años murió al recibir un disparo en la cabeza cerca de barrio Tiro Suizo. El hecho se dió después de que otra nena de 10 años recibiera un disparo en el estómago y otra beba de 20 meses también fuera alcanzada por un proyectil.

 Por Lorena Panzerini

Melanie tenía apenas cinco años. Anteanoche recibió un disparo en la cabeza, por quedar en medio de un tiroteo entre bandas, en la zona de Flamarion al 4900, cerca de barrio Tiro Suizo. El de la pequeña es el tercer caso registrado en la ciudad, en menos de una semana, donde niños inocentes resultan víctimas de la disputa por el territorio o de la venganza entre sectores enfrentados dentro de los barrios. En los otros dos hechos registrados entre el sábado y el martes, las nenas -una de 20 meses y otra de 10 años- resultaron heridas, pero están fuera de peligro.

Aunque aún recién en marzo se darán a conocer los datos relevados sobre ingresos de niños baleados al Hospital de Niños "Víctor J. Vilela", la directora del efector, Estella Binelli aseguró que en 2013 "no hubo reportes de ingresos de ese tipo al área de cuidados críticos; es decir, a terapia intensiva. Esto no quiere decir que no haya habido casos; de hecho recuerdo que se atendieron hechos por heridos de arma, pero aún no están los números", indicó.

En 2013, Rosario/12 publicó un informe del Grupo Atención al Maltrato Infantil (GAMI) del Vilela, en el que se dio cuenta del incremento de los casos. Para marzo del año pasado, la estadística refería que en 2010 ingresaron al Vilela 12 chicos heridos con arma de fuego, de los cuales 10 fueron internados y 5 de ellos fueron a terapia. En el año siguiente ingresaron 25 niños, de los cuales 20 fueron internados y 12 pasaron a terapia; mientras que en 2012 se registró una merma con 15 ingresos, 12 fueron internados y 4 fueron a terapia.

En el episodio de anteanoche, la pequeña recibió el disparo mortal mientras jugaba en la vereda con sus primos, en una humilde cuadra de la zona sur, cercana a la vía, donde entre las casitas de material y el descampado hay un espacio de suelo gris que da espacio para jugar a los niños. Sucedió poco antes de la madianoche del martes y al parecer se trató de un intercambio de disparos como revancha de un hecho violento cometido unas horas antes.

Enseguida, la madre de la niña, una joven de 21 años, la llevó al Hospital Vilela, pero fue demasiado tarde: la nena falleció durante madrugada, tras varios intentos de reanimación.

La directora del efector indicó ayer que "llegó muy grave, cerca de las 0.20 acompañada de su mamá, en un estado previo al paro cardio-respiratorio. El equipo de guardia la reanimó, como corresponde para este cuadro, logró estabilizarla durante un cierto tiempo, pero una tomografía confirmó una grave lesión encefálica, con un marcado edema cerebral. Luego hizo un paro, en el que se la pudo reanimar, pero hizo otro y falleció".

Nadia Romero, mamá de la chiquita, relató que mientras ella estaba dentro de su casa escuchó varias detonaciones y salió corriendo a la calle donde la nena yacía en el suelo malherida. Alrededor de una hora después de llegar al hospital, le informaron la peor noticia.

En tanto, personal de la comisaría 21 indicó que se trató de "dos bandas integradas por diferentes familias, donde hay imputaciones graves contra determinadas personas, pero no tenemos fehacientemente confirmadas las identidades". Es que horas antes del terrible suceso hubo otro enfrentamiento de hombres que circulaban en moto por Flamarion al 4700, e hirieron a otro en las piernas. Se trata de un hombre de 49 años que caminaba con su mujer cuando fue atacado. Según indicaron, era el mismo rodado "gris y de baja cilindrada" de donde, dos cuadras más adelante, provino el proyectil que impactó en el cráneo de la niña. En ese hecho actuaron, además de la moto, hombres que viajaban en dos autos.

La esposa del baleado, identificado como Dionisio --con antecedentes policiales-- dijo que los agresores eran las mismas personas que tiempo atrás asesinaron a su hermano. Se los identificó como Daniel y otro apodado "Cagón".

Los vecinos de Melanie de la zona hablaron de un tiroteo entre una moto de baja cilindrada, un Fiat Duna blanco y un Volkswagen Polo gris con llantas deportivas.

Ayer, los investigadores intentaban descifrar si los dos hechos estaban relacionados con el suceso entre las bandas de Flamarion y Juan Canals. La pregunta que se hacían era si el episodio por el que murió la nena tuvo que ver con una venganza.

En los últimos días la situación se repitió: también en la zona sur, resultó herida de bala otra pequeña de 10 años, en cercanías de Ulises al 7100 (casi Termópolis). Alrededor de las 20.50 del martes, la niña fue alcanzada por un disparo en un confuso suceso. Enseguida fue trasladada al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) y de allí al Vilela. La familia de la pequeña intentó linchar al supuesto tirador, pero la policía lo evitó.

Ayer, este diario daba cuenta de un hecho similar, en el que una beba de poco más de un año y medio fue baleada en el abdomen mientras estaba con su mamá tomando aire en la vereda de su casa de Pasaje 525 al 600, el sábado pasado.

Sobre estos dos casos, Binelli indicó que la primera de ellas ingresó anteanoche, cerca de las 22 con "una lesión de arma de fuego, con orificio de entrada y salida en el muslo derecho, pero no compromete huesos, con lo cual es una lesión de leve a moderada. Se le realizó la curación, se le dieron antibióticos y quedó para control. Evoluciona favorablemente". En tanto, sobre la beba dijo que tiene estado de salud "favorable"; y detalló: "Se le realizó una intervención quirúrgica, el mismo sábado y se está recuperando en terapia intensiva con tratamiento".

Compartir: 

Twitter
 

La estadística marca que en el hospital Vilela crecieron los casos de niños baleados.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared