CIUDAD › CóMO MUTAN LOS RECORRIDOS HACIA ROSARIO TRAS LOS CONTROLES FEDERALES.

Distintas rutas de la droga

Golpes como las cuatro toneladas de marihuana incautadas en Ramallo o los 20 kilos de cocaína de máxima pureza que le secuestraron a Los Lagartos; dejaron a Rosario con dificultades para el aprovisionamiento de estupefacientes. Los caminos alternativos.

 Por José Maggi

Los operativos antinarcóticos desarrollados en las últimas semanas en la región, y que tenían a Rosario como destino final de la droga incautada, dejaron a Paraguay como el centro de aprovisionamiento de los estupefacientes. Es que ante los controles federales, las rutas mutan, y las formas también. "Hay una flexibilidad, creatividad e ingenio para eludir controles. No puede existir una ruta de la droga, porque en el momento en que se configura ya está quemada y es susceptible de ser desbaratada", consideró un vocero del Ministerio de Seguridad nacional.

En las últimas dos semanas se incautaron cuatro toneladas de marihuana secuestradas en la ribera de Ramallo, dentro del operativo llamado Tía del Norte II. Y días antes cayó la llamada banda de los Lagartos, a la que se le incautó 20 kilos de cocaína de máxima pureza. La hipótesis es que esta droga llegó triangulada desde Bolivia a Paraguay, habida cuenta de los protagonistas: un celular incautado al narco conocido como Francés Polus en su celda del penal federal de Resistencia, Chaco, fue clave para el desbaratamiento de los Lagartos, después de un año de investigación. Es que el número del hijo del Lagarto Grisevich, Víctor Fabián, figuraba en ese celular, segun publicó el periódico Cruz del Sur.

A principios de febrero del año pasado, Polus cayó en Eldorado, tras haber incautado la Policía Federal 140 kilos de marihuana en Neuquén que tenían Chile por destino. Según la investigación, la droga venía de Paraguay hasta Santa Fe y luego de unos días seguía viaje hacia el sur. De acuerdo con el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, la mujer de Polus manejaba el depósito desde Granadero Baigorria.

"El tráfico de cocaína de Bolivia empezó a ir hacia allá, a Paraguay, y empezó a usar la logística de la de la marihuana, lo que quedó en evidencia en el caso Polus/Grisevich. Y también por esos controles vemos que esta ruta, si existió antes, ahora puede dejar de ser usada. Porque pusimos los recientes controles de carga de barcazas en distintos puntos del río Paraná, lo que es inédito. Porque, repito: cuando una ruta se configura como tal deja de ser ruta. Simplemente porque ya no es segura", cerró esta fuente citada por el diario Cruz del Sur.

La referencia es al secuestro 200 ladrillos de marihuana de 20 kilos cada uno, que habían llegado en barcazas a la localidad de Ramallo, por el río Paraná, en el marco de una causa iniciada en la ciudad de Buenos Aires por el juez Sergio Torres tras la incautación de cannabis en la porteña Villa Zabaleta y la detención de una banda de paraguayos liderados por una mujer de nacional boliviana.

Según reconoce un pesquisa de la Federal "van cambiando las rutas de la marihuana, aunque siempre limitadas a tierra, aire o agua. Por ejemplo no siempre la marihuana vino por la ruta 11. Tenés las rutas nacionales que cruzan por Entre Ríos y también la nacional 34 que, sin embargo, es considerada la ruta de la cocaína, porque baja desde la frontera salteña con Bolivia".

Por su parte un vocero de la cartera de Seguridad remarca que "cualquier logística eficaz en alguna circunstancia, como por ejemplo para enviar marihuana desde Paraguay por río, aire o tierra, la podés tomar para otra cosa. Como por ejemplo, para mandar cocaína", ejemplificó un vocero del Ministerio de Seguridad de la Nación.

El 12 de mayo pasado, efectivos de Drogas de la Policía Federal detuvieron la marcha de tres autos que bajaban de la autopista Brigadier López por el peaje de San Lorenzo. Hubo seis detenidos luego de que en el vehículo que viajaba en el medio fueran incautados 20 kilos de cocaína de máxima pureza. Más tarde, en una serie de allanamientos sucedidos en Rosario, Funes y Roldán, apresaron a Víctor Hugo Grisevich, alias Lagarto, sindicado jefe de la organización.

Según la versión oficial, el Lagarto Grisevich, con antecedentes por robo de autos y ya condenado por narcotráfico, había continuado operando la logística de Delfín Zacarías, sindicado importador de pasta base boliviana para la fabricación de clorhidrato de cocaína y alita de mosca peruana (cocaína de máxima pureza), que cayó detenido a fines del año pasado cuando se disponía a cocinar 300 kilos de pasta base en un chalé de Funes.

De hecho, uno de los allanamientos ocurrió a dos cuadras de la casaquinta de Zacarías. De acuerdo con esta hipótesis, la organización también operaba con la logística que desde hace una década y media implementó el Francés Thierry, como se conoce al ex convicto Slawmir Polus, un polaco con residencia en Granadero Baigorria que fue detenido a principios de 2013, y que ya había purgado una condena por tráfico de marihuana.

La pesquisa que volvió a llevar a Polus tras las rejas la lleva adelante el juez federal de Eldorado José Luis Casals (el mismo del caso de los Lagartos).

A principios de febrero del año pasado, Polus cayó en Eldorado, tras haber incautado la Policía Federal 140 kilos de marihuana en Neuquén que tenían Chile por destino. Según la investigación, la droga venía de Paraguay hasta Santa Fe y luego de unos días seguía viaje hacia el sur. De acuerdo con el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, la mujer de Polus manejaba el depósito desde Granadero Baigorria.

Compartir: 

Twitter
 

El "Francés" Polus, traficante de marihuana detenido en un penal federal de Resistencia.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.