CIUDAD › PROCESAN A DOS "COLABORADORAS" DEL JUAN CABRERA

Las que explotaban la prostitución ajena

 Por Lorena Panzerini

Dos mujeres, sindicadas como "colaboradoras" de Juan "el Indio Blanco" Cabrera, en La Rosa Sexy Bar y el hotel contiguo --allanados en mayo de 2013--, fueron procesadas por explotación económica y facilitamiento de la prostitución. Se trata de Mariela O., ex pareja de Cabrera y titular del contrato de alquiler del hospedaje donde las parejas mantenían encuentros sexuales; y Mariela D., que trabajaba como cobradora del albergue, desde 2006. Ambas fueron imputadas tras el allanamiento a los locales de Cabrera, quien tiene procesamiento confirmado por la Cámara Penal, desde el año pasado. A principios de este mes, la jueza Alejandra Rodenas, que llevó adelante la investigación, resolvió enviarlas a juicio.

Luego de los allanamientos del 25 de mayo de 2013, en los locales ubicados en Callao 123 y 125 bis, donde se encontró a 19 trabajadoras sexuales, Cabrera fue detenido, junto con personas de su entorno. La investigación llevó a la Justicia a determinar que en La Rosa Sexy Bar se ofrecían servicios sexuales a eventuales clientes, y que los mismos se concretaban en el hospedaje contiguo, cuando esa modalidad está prohibida por ordenanza municipal.

Mientras Cabrera está a punto de llegar a juicio, luego de que su procesamiento fuera ratificado por la Alzada; la jueza Rodenas procesó a sus "colaboradoras". La magistrada las acusó de "explotar económicamente el ejercicio de la prostitución de mujeres mayores de edad con su consentimiento, como así también el facilitamiento de dicha actividad por parte de las referidas, organizando y dirigiendo con fines de lucro la oferta sexual que se ofrecía en La Rosa; y que luego se concretaba en el hospedaje".

La jueza destacó en el fallo que "ambos inmuebles se encontraban bajo la posesión y administración de Cabrera, obteniendo por ello un porcentaje del monto de dinero abonado a las mujeres, por parte de sus clientes".

La resolución destaca que ambas imputadas fueron "sindicadas por múltiples testigos y víctimas". Sin embargo, en sus declaraciones, las dos negaron la acusación y dijeron ser meras "empleadas".

La ex pareja de Cabrera negó además ser la encargada del bar, aunque dijo que "algunos empleados la consideren así, dado que mantuvo una relación con Cabrera". Además, dijo cumplir "funciones varias, como colaborar en la barra y organizar los shows; pero (aseguró) que no tiene injerencia en el control jerárquico sobre el personal, ni con la administración o la facturación del comercio". Luego "se contradijo --reza el fallo-- al agregar que no tiene relación con el hospedaje, siendo que antes acusó ser empleada, e incluso refiere que está a su nombre y que ella simplemente `lo permitía'". Además, dijo que "en La Rosa nunca se promovió ni facilitó la prostitución, sino que hay shows con contenido erótico de alternadoras; pero que si ellas y algún cliente querían mantener relaciones sexuales, podían hacerlo en el hospedaje de al lado o en cualquier otro, y que el acuerdo era libre e independiente del local, sin tarifa establecida, ni participación de Cabrera, quien solo sacaba porcentaje de las copas".

Para la Justicia, los servicios sexuales se prestaban con "total conocimiento, facilitamiento y activa participación de Cabrera, y las imputadas, percibiendo el 50 por ciento" de los mismos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.