CIUDAD › HOY SE REALIZARá LA AUTOPSIA AL CUERPO DE FRANCO CASCO

Ganón y la verdad que huye

El defensor general cuestiona a la Fiscalía por retener la causa. Exige investigar a los policías de la seccional 7ª y que se acuse por falso testimonio a las tres personas que dijeron haber visto con vida al joven cuando ya había muerto.

 Por Lorena Panzerini

A cuatro días de la aparición del cuerpo sin vida de Franco Ezequiel Casco, hoy se realizará la autopsia para determinar la causa de la muerte de este joven de 20 años que estuvo preso en la comisaría 7º antes de desaparecer el 7 de octubre pasado. Desde la Fiscalía Regional indicaron que el peritaje será realizado en presencia de un médico de Gendarmería Nacional y que además será filmado con imagen y audio, para arrojar "transparencia". En tanto, el defensor público provincial, Gabriel Ganón -que representa a la familia del joven proveniente de la localidad bonaerense de Florencio Varela-, adelantó que estará presente su perito de parte, el doctor Víctor Moglia. Al mismo tiempo, se quejó de la actitud de la Fiscalía, por intentar "retener" la causa que "se enmarca en una desaparición forzada de persona", y volvió a reclamar que sea investigada por la Justicia Federal. También tildó de "escandaloso" el hecho de que "no se tomaron medidas sobre el personal de la seccional 7º"; y lamentó que se hable de "muerte dudosa". En tanto, pasado mañana habrá una marcha en reclamo de justicia por el hecho.

La semana que comienza se vislumbra clave en la investigación por la muerte del joven que llegó desde Florencio Varela a visitar a una tía, en Empalme Graneros, y que cuando estaba por regresar, el 6 de octubre, perdió el tren y horas después fue arrestado por presunto "desacato". Veinticuatro días después, su cuerpo apareció flotando en el río Paraná. Su madre, Elsa Godoy, había llegado el 13 de octubre a buscar a su hijo, pero no halló respuestas claras sobre su paradero; lo último que supo de Franco --que tenía un hijo de tres años-- fue que había estado preso, y que --según la policía-- lo liberaron diez horas después.

Ayer el fiscal Guillermo Apanowicz confirmó que la autopsia se realizará en el Instituto Médico Legal, a partir de las 10. "Hay varias medidas que se están haciendo. Lo que se busca es recabar datos para determinar si existió responsabilidad policial, y si no la hubo, determinar qué sucedió", dijo el fiscal que instruyó la búsqueda de paradero del joven desde el 14 de octubre, y que ahora trabaja en conjunto con la fiscal de homicidios, Mariana Prunotto.

Apanowicz indicó que la investigación incluye saber "qué sucedió durante las 20 horas que transcurrieron entre que el joven se fue de la casa de la tía y fue detenido; se intenta saber dónde estuvo ese tiempo, porque recordemos que no se secuestraron sus pertenencias", las que tampoco fueron vistas por el personal policial de la seccional 7º, que la semana pasada prestó testimonio ante el juez Hernán Postma, en una audiencia por hábeas corpus solicitada por la Defensoría Pública.

Por su parte, Ganón se quejó porque desde la Fiscalía "insisten con retener la causa". Además, planteó que "es escandaloso que sigan sosteniendo que no hubo ninguna irregularidad policial; que la médica de policía --que declaró haber revisado a Franco en la comisaría, pero dijo no recordar su informe-- siga trabajando cuando quedaron cosas muy claras; y la actitud política, porque se sigue sin tomar medidas sobre el personal de la séptima".

Para Ganón, la "única calificación posible en este caso es la de desaparición forzada de persona"; y reprochó que "la fiscalía siga hablando de muerte dudosa o posible suicidio".

Frente a esa cuestión, el defensor --en representación de los padres del pibe-- presentó la semana pasada en la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) un pedido para que la investigación vaya a la justicia federal. También solicitó que se aparte de la causa a la policía santafesina. Ese pedido llegó a manos del juez Carlos Vera Barros, quien podría "pedir a la Justicia provincial que se declare incompetente; y si se niegan, ante la actitud clara del poder judicial y político de la provincia de encubrir la desaparición forzada, haremos una denuncia internacional", dijo.

Al mismo tiempo, Ganón calificó de "detalle macabro" que "los tres testigos plantados --quienes declararon haber visto a Franco pidiendo comida en una parroquia cercana a la seccional 7º-- supiesen en qué estado iba a ser encontrado el cuerpo, porque hablaban de que estaba sin remera y descalzo, y así me dijeron los padres que estaba su hijo", cuando lo vieron en el Instituto Médico Legal. Para el defensor, "llama la atención que la fiscalía no esté acusando a estas personas por falso testimonio; como así también que no tomen medidas por los dichos de la médica policial que mintió porque es una práctica habitual que muchos no vean a los detenidos. Entonces, o la médica mintió y no vio a Franco, o no está en condiciones de ejercer la medicina".

En tanto, este miércoles, organizaciones sociales, políticas, gremiales y de derechos humanos marcharán con la familia para reclamar justicia. La movilización partirá de Tribunales provinciales a las 18, y caminará hasta la sede de Gobernación.

Compartir: 

Twitter
 

El defensor general con la madre de Franco Casco, en la primera audiencia en Tribunales.
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.