CIUDAD › EL ESTADO DE LA INTERNA DEL FRENTE PROGRESISTA EN LA CIUDAD

Entre la renovación y la continuidad

"El Frente necesita ideas y equipos nuevos, si no corre el riesgo de perder el acompañamiento de la ciudadanía", señaló Javkin, precandidato a intendente de Rosario. "Son opiniones distintas y serán los electores quienes decidan", retrucó Lifschitz.

 Por Luis Bastús

La interna del Frente Progresista Cívico y Social decanta en una puja entre la renovación y la continuidad, de acuerdo con la lectura que descifran el candidato socialista a gobernador Miguel Lifschitz, titular del partido a nivel provincial, y el candidato a intendente desde Coalición Cívica ARI, Pablo Javkin, quien integra un espacio común con Rubén Giustiniani y el radical Mario Barletta, y que acaba de conseguir el apoyo explícito de otro socialista: el presidente del Concejo Municipal, Miguel Zamarini.

Esas tres son las postulaciones ya formalizadas, y se espera que la concejala radical María Eugenia Schmuck anuncie su intención de renovar banca también desde ese espacio opuesto a la hegemonía del eje liderado por Hermes Binner y Miguel Lifschitz. Lo que no está definido es si será una misma lista para el Concejo la que apoye a Javkin, o si ambos irán cada uno con armado propio. Pero también en el Frente esperan los días para definir si Mónica Fein buscará la reelección en el Palacio de los Leones. Y contra eso compite Javkin.

"El Frente Progresista necesita renovación, ideas y equipos nuevos, si no, corre el riesgo de perder el acompañamiento de la ciudadanía, de perder la confianza de la gente", dijo el diputado nacional.

Confrontado con esa larga demanda de parte de sus socios frentistas, Lifschitz supeditó la verdad al veredicto del electorado en las primarias abiertas. "Son opiniones distintas, legítimas todas, y serán los electores quienes decidan, ya no es el partido el que define una candidatura. Como coalición de gobierno siempre hemos tenido la capacidad de hacernos nuevos planteos y trazarnos nuevos objetivos, lo hemos demostrado y eso también es renovación, con la garantía de una continuidad, de una coherencia. A veces, la gente vota por renovación, y otras por continuidad. Ninguna opción es buena per se, creo que en estos años hemos sabido combinar ambas", señaló el secretario general del Partido Socialista en la provincia, y candidato ya en carrera a suceder a Antonio Bonfatti. El actual mandatario no sólo le ha expresado apoyo a la candidatura de Lifschitz, sino que además anticipó su postulación a diputado provincial para procurarle la mayoría legislativa de la que hoy él carece.

Consultado sobre la formalización de la adhesión de Zamarini, quien encabezará una lista al Concejo y apoyará por primera vez a un candidato no socialista a la intendencia, Javkin naturalizó: "Lo de Miguel se explica en este armado provincial que presentamos con Barletta y Giustiniani. Tanto él como María Eugenia serán candidatos a concejales en este espacio. Si llegarán por listas separadas o en una misma ya se verá. Son candidatos que representan esta necesidad de recuperar para la agenda los temas prioritarios, y aplicar mayor pluralismo en el Frente Progresista".

A Lifschitz el anuncio de Zamarini no lo sorprendió. "Confirma el posicionamiento de su sector que ya demostraron en 2011. Pero, como en aquel entonces, hoy también están las PASO que habilita a cualquier ciudadano a presentarse a la consideración del electorado", desafió el ex intendente.

Por su parte, Javkin opinó que "así como está, el Frente evidencia el desgaste del paso del tiempo, y eso se nota en los equipos, en 20 años de gestión. Están más enamorados de lo que hicieron que de lo que deben hacer hacia delante".

El titular nacional en lo formal de Coalición Cívica con Elisa Carrió adentro consideró que en la gestión de Fein hay temas que diluyeron su peso en la agenda. "Hoy la prioridad es solucionar temas de seguridad pública, con control de la policía y del sistema judicial. El intendente de Rosario no puede quedar al margen de la elección del jefe de policía en la ciudad, y debe reunirse con los fiscales. La misma determinación debe asumir en temas estructurales como los que incumben a la distribución eléctrica, al agua potable y al saneamiento. Una ciudad como Rosario debe recuperar peso específico en decisiones clave. Más allá del debate por la autonomía, también inciden cuestiones actitudinales que no se ven hoy", cuestionó. Si bien valoró la construcción de "una relación madura" entre el municipio a cargo de Fein y el gobierno nacional, cuestionó la falta de "un vínculo de largo plazo y programático en temas estructurales, deben agradecer que (el ministro del Interior y Transporte, Florencio) Randazzo sea candidato presidencial y le permitieran hacer la obra del tren. Hay que juntar a los tres niveles de Estado siempre, no para la coyuntura", finalizó.

Compartir: 

Twitter
 

Lifschitz va por la gobernación mientras Javkin, del ARI, peleará por la intendencia.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.