CIUDAD › LA FAMILIA DE JONATHAN HERRERA PIDIO RESPUESTAS EN TRIBUNALES

"Son asesinos, no policías"

Familiares del joven asesinado el domingo cuando quedó en el medio de un supuesto tiroteo entre policías y un joven que había robado una juguetería, apuntó directamente a los efectivos que llegaron a decir que se "habían equivocado".

 Por Lorena Panzerini

"Esa gente no es policía; son asesinos", dijo entre lágrimas Sabrina, la esposa de Jonathan Herrera, el joven que lavaba su auto cuando quedó en medio de un tiroteo entre policías y un ladrón, en barrio Tablada. Recibió varios disparos y murió. A tres días de aquella fatídica siesta de domingo, familiares y amigos del muchacho de 23 años marcharon ayer a Tribunales, donde exigieron "que los policías estén presos de por vida", y denunciaron amenazas de muerte a un hermano de la víctima, en el lugar del hecho. La movilización terminó en la Unidad de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, donde el fiscal Adrián Spelta se reunió con los padres de la víctima. Allí exigieron ver los videos de las cámaras de la estación de servicio de Ayacucho y bulevar Seguí. "Ahí están grabados los asesinos de mi hermano", dijo Julieta. Sin embargo, se trata de una prueba que aún espera la fiscalía para avanzar en la investigación que tiene a personal policial como el principal implicado. Se busca determinar de qué arma partieron las balas que mataron al chico. "El ladrón no tiraba para donde estaba Jonathan", aseguraron los testigos.

La marcha fue desde la esquina donde ocurrió el hecho hasta la fiscalía, pasando por los Tribunales. Allí, una veintena de allegados a la víctima alzaron banderas en reclamo de justicia por la muerte del joven empleado de Falabella, que había sido papá hacía un mes y medio y que murió por quedar en medio de las balas entre nueve policías (5 del Comando Radioeléctrico y 4 de la Policía de Acción Táctica) y un joven de 19 años imputado por el robo a una juguetería de San Martín al 3500.

La angustia se apoderó de los familiares. Su abuela temblaba, pero sostenía con firmeza la foto de su nieto asesinado. "Queremos ver los videos de la estación de servicio para ver qué muestran esas imágenes, aunque yo estaba ahí con el hermanito y el primo de Jonathan. A mí no me tienen que dar ninguna explicación, yo sé cómo fueron las cosas. Los tres somos testigos, pero su padres tienen derecho a ver el video y pedir explicaciones", dijo Sabrina, de 20 años, con su bebé en brazos.

La chica recordó lo que vio mientras su pareja lavaba el VW Gol blanco para ir a comer a la casa de la abuela. "Vimos todo, desde que venían de la avenida (Seguí) disparando y cuando cayó el delincuente en el piso, en la vereda de la casa. Vimos cómo una mujer policía rubia le empezó a pegar patadas donde este chico tenía los disparos. Después no me dejaban salir de la casa, porque el ladrón estaba tirado en el piso con el revólver. Le empezaron a sacar plata al herido y a contar cuánta tenía, en lugar de ayudar a Jonathan que estaba tirado cerca del auto, del lado del árbol, porque no llegó a cubrirse", relató, entre sollozos.

Brian V., acusado de robar la juguetería, intentó huir en moto pero la tiró en la esquina mientras era perseguido por personal del Comando. En eso, paró un colectivo en la esquina del otro lado del bulevar, de donde descendieron cuatro agentes de la PAT, que venían del operativo del Dakar, y se unieron a la persecución. Las nueve armas fueron secuestradas y cinco de los policías pasaron a disponibilidad, pero la fiscalía espera resultados de las pericias balísticas y filmaciones, para determinar de qué arma partieron los tiros que le dieron a Jonathan.

La acusación de la familia es contundente: "La policía seguía tirando, y yo empecé a pedir auxilio. Los vecinos querían ayudarlo, pero no dejaban pasar a nadie, y la ambulancia nunca llegó. Los policías empezaron a los tiros de nuevo, con tal de espantar vecinos. Hicieron cualquier cosa. Esa gente no es policía, son asesinos. No era necesario que siguieran disparando, si el delincuente ya estaba herido", dijo Sabrina.

Mientras abrazaba a su cuñada, Nahuel habló de amenazas: "Mi hermano estaba a la vueltita de la casa lavando el auto, y el ladrón cayó bien en la puerta de mi casa. Nosotros estábamos en la casa de mi abuela, por comer un asado cuando él llegara en el auto. Al ratito tuve un mal presentimiento; soy su hermano mellizo. Y cuando fui ya había pasado todo esto y no me dejaban pasar. La policía rubia me apuntaba con un arma y me decía `quedate acá, sino a vos también te mato'". El chico insistió. "Le pregunté cómo estaba mi hermano y un milico me contestó que estaba todo bien y que lo habían llevado al Heca (Hospital de Emergencias Clemente Alvarez), pero después me enteré que ya estaba muerto. Faltaba poco para nuestro cumpleaños. Ahora qué voy a festejar".

Minutos antes del mediodía, salieron los padres y la hermana de Jonathan. "El fiscal nos pidió paciencia, que esto va a salir si los dejamos trabajar. No vimos nada, porque no tienen las imágenes. El fiscal nos pidió hasta el lunes, pero para nosotros son largos los días. Y pidió que traigamos testigos. Confiamos en él, que las cosas salgan bien. Queremos que se aclare todo. Los comprendemos, pero que ellos nos comprendan a nosotros", dijo Marcelo, padre de Jonathan.

Más temprano, María Elena, la madre del joven asesinado, contó que "uno de los policías le dijo a otro `qué hiciste boludo, te equivocaste; este no era'. Uno de ellos lo dijo y se echaban la culpa entre ellos. Tenemos todo para demostrar que son ellos lo que me lo mataron".

En tanto, el presidente de la Comisión de Seguridad del Concejo, Diego Giuliano, hizo un pedido de informes sobre el protocolo de procedimiento de la denominada Policía de Acción Táctica (PAT) y del Comando Radioeléctrico, su capacitación y entrenamiento. "El accionar de la Policía de Acción Táctica (PAT) que, según las autoridades provinciales reemplazaría a los 2000 gendarmes que se retiraron a fin de año, hoy tiene que ser explicado", dijo el concejal de Rosario Federal.

Compartir: 

Twitter
 

Tras entrevistarse con el fiscal, la familia confió en el rápido esclarecimiento del crimen.
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared