CIUDAD › NUEVA DENUNCIA POR CASO DE GATILLO FACIL EN ZONA NOROESTE

Se cae el relato policial

Por las características de lo sucedido, para la familia, amigos y testigos, Carlos Godoy, de 25 años, fue ejecutado por un policía con un disparo en la cabeza cuando estaba en el piso. Para la policía fue enfrentamiento ante un intento de robo.

Carlos Godoy tenía 25 años, y perdió la vida tras ser baleado por dos efectivos policiales que se trasladaban en moto a la altura del puente de avenida Sorrento. La versión oficial habla de un enfrentamiento ante un intento de robo, pero su familia sostiene con argumentos firmes que se trató de un nuevo caso de gatillo fácil. El caso fue denunciado ayer por Vicente Godoy, padre de la víctima, quien movilizó a parte del barrio para sostener su denuncia.

Todo ocurrió en la mañana del pasado 24 de mayo en la intersección de Garzón y el puente que eleva a la Avenida Sorrento cruzando el arroyo Ludueña y dividiendo los barrios Parque Casas y Empalme Graneros. La versión oficial, guiada por el relato policial, dice que la víctima intentó robar y luego de un enfrentamiento armado fue abatido a balazos. El día después del hecho, las crónicas policiales hablaron de un asalto a dos efectivos de la policía, uno del Comando Radioeléctrico y otro de Seguridad Vial, que se trasladaban en moto por avenida Sorrento. Según el posterior relato de la policía, dos jóvenes interrumpieron el paso de los vehículos con un tronco en un presunto intento de robo, momento a partir del cual se desató un enfrentamiento con armas de fuego que terminó con uno de los jóvenes heridos, y el otro muerto. Las pruebas que presentan los policías para justificar el supuesto enfrentamiento son los disparos en el chaleco antibalas de uno de ellos y el arma, hipotéticamente de Carlos Godoy, encontrada junto a su cadáver.

Pero la versión sostenida por la familia y por los testigos que ya prestaron declaraciones ante el fiscal Miguel Moreno que investiga el caso, deja ver las características comunes de los típicos casos de gatillo fácil con pruebas plantadas por la misma policía.

Carlos había amanecido aquel domingo en la casa de su suegra, en barrio Parque Casas, y debía cruzar el puente de Sorrento hacia Empalme Graneros para llegar a su vivienda, también ubicada a pocas cuadras. Una joven, vecina de la suegra de Godoy, cuenta que vio cómo fueron los hechos en un primer momento. Dice haber visto un intento de robo pero asegura que Carlos no tenía nada que ver y que sólo transitaba bajando la angosta escalera que dirige a calle Garzón. Allí fue donde recibió el primer disparo por la espalda, para luego intentar huir sin éxito hasta que a los pocos metros fue alcanzado por uno de los policías. Su padre relató ayer que uno de los policías lo ejecutó con un disparo en la cabeza cuando estaba en el piso.

El fiscal Moreno aclaró que espera los resultados de la autopsia de Carlos Godoy. Aún no se sabe cuántos impactos de bala recibió ni en qué lugar del cuerpo.

No es la primera muerte que enluta a los Godoy: el 14 de septiembre de 2014 Mauricio Gómez, de 24 años y nieto de los Godoy, recibió dos balazos policiales que oficialmente fueron informados como un enfrentamiento. La familia asegura que el chico salía de un cumpleaños de 15 cuando quedó en el medio de un hecho que le era ajeno. El otro familiar de los Godoy es Franco Casco, quien llegó desde Buenos Aires de visita a Rosario y se alojó en la casa lindera de los Godoy, donde vivían otros familiares. El joven desapareció y la familia comenzó a reconstruir sus últimos pasos hasta llegar a una detención en la comisaría 7ª. El cuerpo del chico apareció un mes después flotando en el Paraná. La causa es investigada por la Justicia Federal por desaparición forzada de persona. La autopsia descartó que el joven haya muerto ahogado.

Compartir: 

Twitter
 

Una vecina relató a la Justicia cómo mataron a Godoy.
Imagen: Gentileza: Redacción Rosario
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.