CIUDAD › LA JUEZA RODENAS PROCESó POR ASOCIACIóN ILíCITA A ARIEL CANTERO.

Un Mono medio jefe que sigue detenido

La magistrada no halló pruebas para sindicarlo como jefe de la asociación ilítica pero sí como miembro de la organización criminal conocida como Los Monos. Ariel Máximo Cantero estuvo dos años prófugo y le embargaron sus bienes por un millón de pesos.

 Por Lorena Panzerini

En la víspera de la feria judicial, la jueza Alejandra Rodenas procesó a Ariel Máximo Cantero como miembro de la asociación ilícita liderada por la banda de Los Monos, y ordenó que continúe preso. En cuanto a la imputación que le hicieron la semana pasada, como jefe u organizador del clan, la magistrada consideró que "no es posible darlo por probabilizado"; pero dejó claro que "su participación no era la de un mero integrante raso; sino la de un privilegiado y de jerarquía". Al mismo tiempo, mandó trabar embargo sobre sus bienes por un millón de pesos. Por los delitos achacados, le podrían caber entre tres y diez años de pena efectiva.

"Haber tomado parte de una asociación o banda de tres o más personas, destinada a la comisión de delitos indeterminados de tenencia y portación de armas, homicidios, lesiones, extorsiones, amenazas, daños, cohechos, encubrimiento, tráfico de estupefacientes, en una asociación con organización interna y funciones definidas", es la acusación por la que fue enviado a juicio el padre del clan, cuyo único hijo preso, apodado "Guille" fue acusado como cabecilla de la banda. Tras la feria se sabrá si finalmente Guille es condenado a 9 años de prisión, como acordaron sus abogados con la fiscalía, en un cuestionado juicio abreviado.

En el fallo de Rodenas, "el viejo Ariel" o "Máximo" es sindicado como parte de la banda en un amplio material probatorio. Uno de los elementos es la declaración del testigo de identidad reservada, Arón Treves, quien dio su testimonio mientras estaba preso por un homicidio de 2012. Treves "describió la estructura y los integrantes de la organización ilícita y dijo que 'el viejo Ariel manejaba todos los bunker de la zona de Avellaneda desde Seguí hasta Circunvalación, que eran unos cinco. El cercano en sus negocios es Juan Domingo Ramírez'", declaró.

Luis Paz, padre de Martín "Fantasma" Paz por cuyo homicidio se inició la pesquisa contra Los Monos , también lo sindicó. "Sé que siempre comandó el clan. El otro del que me habló mi hijo es Juan Domingo, no sé el apellido, pero era la mano derecha del viejo".

Diego Cuello, otro testigo involucrado en otra causa por un allanamiento en una granja de Alvear, en abril de 2013, dijo ser amigo del "Fantasma" Paz. "Todos dicen que lo mataron Los Monos, porque dicen que les debía plata. Pero lo dicen en la calle, la gente. Nadie me dijo quién lo mató. No sé a qué se dedican", dijo primero; pero profundizó: "Al frente hay básicamente cuatro. Ariel ya está como retirado".

En otro testimonio, una persona dijo conocer a los Cantero porque un familiar suyo estuvo detenido con ellos en 2001. "Tienen una organización y un encargado para cada cosa. El Ariel es la cara visible", dijo.

En otra parte del fallo, la jueza dio cuenta de las escuchas en las que se evidencia que el "Viejo" tenía contacto con su familia cuando se inició la investigación, a pesar de que éste en su declaración dijo que hacía unos diez años que no tenía contacto con sus hijos mayores y que había formado una nueva familia. "Abundan las referencias a vínculos", expresa la resolución. De hecho, el 26 de mayo de 2013, día de la muerte de Claudio "Pájaro" Cantero, hubo varias comunicaciones. También dos días después, el prófugo Ramón "Monchi" Machuca, habló con "el Ariel", su padre de crianza. Las comunicaciones continuaron el 31 de mayo de ese año, cuando Vienna ordenó los allanamientos. "Monchi informa permanentemente a su padre sobre la evolución del operativo", dice el fallo.

"Te llamaba para decirte que te tomes el palo, que no andes por lugares que andamos siempre porque saben todo los milicos"; "Ahí la agarraron a la Vanesa de Guille y la metieron en cana. Orden de detención para mí, para vos, para la Cele y Guille", expresaban algunas comunicaciones, que se reiteraron los primeros días que estuvieron prófugos.

Para la jueza, los elementos mencionados "permiten dar por acreditado sus pseudónimos, sus relaciones de parentesco con otros integrantes de la banda, su rol de relevancia dentro de la organización, su activa participación y el vínculo funcional subordinado con Juan Domingo Ramírez".

"Con esa familia ya no participo más, ni como jefe, ni como organizador", fue una de las frases de Cantero en su declaración. Para Rodenas, eso "resulta ineficaz para desvincularlo", ya que "el plexo probatorio lo ubica en un pasado cercano recibiendo información calificada". Y agrega: "Que el imputado haya formado otra familia no lo exonera ni releva de las responsabilidades que aún puedan permanecer intactas respecto del clan investigado, como tampoco implica la distancia emocional. Los elementos lo ubican, en el período investigado, dentro de la organización".

Cantero cumplió los 51 años en prisión, el 20 de junio pasado. Fue arrestado el 22 de mayo, en Felipe Moré y Centeno, luego de una persecución a pie, cuando se tiró del carro de cirujeo en el que iba con un chico. El 26 de mayo, cuando se cumplían dos años de la muerte de su hijo, fue imputado y declaró que no tiene dinero y que se dedica a la cría de chanchos y caballos.

El de Cantero padre es uno más de los procesamientos que dictó Rodenas en torno a la causa, como fueron los de Juan Domingo Ramírez quien estuvo prófugo dos veces- y el del policía Germán Almirón, que facilitó su evasión, en enero de 2014. Antes de que la jueza tomara la causa, el juez Juan Carlos Vienna mandó a juicio a 36 imputados.

Compartir: 

Twitter
 

Rodenas aseguró que "su participación no era la de un mero integrante raso; sino con jerarquía".
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.