CIUDAD › ACTO EN TRIBUNALES A 14 AñOS DEL DICIEMBRE TRAGICO

Presentes; ahora y siempre

En diciembre de 2001, siete rosarinos murieron como consecuencia de las balas policiales cuando estallaron los saqueos en la ciudad. "Memoria y cárcel a Reutemann" (quien era el gobernador), reclamaron los familiares de las víctimas.

 Por Lorena Panzerini

A 14 años de los trágicos 19 y 20 de diciembre de 2001, ayer los familiares de las víctimas los homenajearon con un acto frente a Tribunales, donde fueron absueltos casi todos los policías sindicados por "represión". El reclamo es el mismo que al principio: "Memoria y cárcel a (Carlos) Reutemann", quien era gobernador de Santa Fe por aquellos días. "Es el responsable político", dijo Celeste Lepratti, concejal y hermana de Claudio "Pocho" Lepratti, el militante social asesinado en el techo de la escuela de barrio Las Flores donde se daba de comer a chicos de la zona. La edila criticó que "la Justicia nunca salió a investigar ni escuchó las voces de quienes estábamos al lado de las víctimas". Rubén Pereyra, Juan Delgado, Graciela Acosta, Walter Campos, Ricardo Villalba y Yanina García fueron las otras víctimas del Diciembre Trágico; y Marcelo Paccini, de la ciudad capital. Sus allegados gritaron: "Presentes; ahora y siempre".

"La Justicia la hacemos entre todos", rezaba la colorida pintada con la que señalizaron calle Balcarce al 1600, donde cada año se encuentran los deudos, con el mismo reclamo. Es que el estado de causas judiciales no se modificó desde 2006; excepto por el fallo de la Cámara Penal, de febrero pasado, que dejó firme la condena de cuatro policías acusados de encubrir y falsificar el acta del crimen de Lepratti, hecho en el que el policía Esteban Velázquez fue condenado en 2004. Con esa resolución, Roberto De la Torre, Rubén Darío Pérez, Marcelo Fabián Arrúa y Carlos Alberto De Souza fueron sentenciados a dos años y ocho meses de prisión condicional. "No tiren que hay chicos comiendo", gritó Pocho, antes de perder la vida. Tenía 38 años.

Celeste trasladó aquellos hechos a la actualidad. "Los responsables políticos no rindieron cuentas de lo que pasó. Reutemann puede seguir garantizando su impunidad porque fue reelegido senador nacional y esto se lo permitió mucha gente; pero también ese espacio que ahora lo aloja, que es el Pro. Veníamos denunciando que se venía la impunidad. Y ese espacio político tenía entre sus filas militantes al policía que le disparó a Pocho, y fiscalizó los votos de Reutemann, además de ser responsable de un local del Pro en Arroyo Seco. Sumado a ello, cuando asumía Mauricio Macri, entre las primeras filas de invitados estaba Fernando De la Rúa (presidente hasta aquellos días). La visión que tenemos unos y otros de los hechos de diciembre de 2001 es muy distinta", lamentó.

Más temprano, la edila agregó: "Hoy somos muchos reclamando, lamentablemente; y tomamos fuerzas desde lo colectivo para seguir caminando. Nuestra justicia es la popular".

En su mayoría, los expedientes de la Justicia local cerraron con los acusados sobreseídos. A los familiares, todavía se les corta la voz cuando hablan de lo ocurrido.

* Ocho policías de Drogas Peligrosas fueron acusados por la muerte de Rubén Pereyra, de 20 años, que estaba con un grupo de personas en la autopista Rosario﷓Buenos Aires, cortando la ruta porque "se iban a entregar bolsones; pero los reprimieron", recordó Mari Martínez. Era cartonero y tenía una bebé. El entonces juez Osvaldo Barbero sobreseyó a los uniformados.

* Luis Quiroz, el policía acusado de matar a Graciela Acosta, quien tenía 34 años y siete hijos, fue absuelto por el entonces juez Ernesto Genesio, por falta de pruebas. La mujer era militante del Partido Comunista, de Derechos Humanos y del Movimiento de Desocupados de Guereño, de Villa Gobernador Gálvez. Vivía en un Fonavi.

* Once policías declararon en la investigación por el crimen de Yanina García, de 18 años, y fueron sobreseídos porque no se pudo dar con el autor. La chica tenía una hija de dos años; la muerte la encontró en la puerta de su casa, en medio de los saqueos y el accionar represor de los uniformados.

* Personal de la comisaría 10ª fue señalado por el homicidio de Ricardo Villalba, de 16 años, en la voz de varios testigos. El chico no estaba participando de los saqueos. En la causa no hay imputados.

* Como a otros, el rumor de que se iban a repartir bolsones de comida, llevó a Juan Delgado, de 28 años, a la calle. El hombre cirujeaba y hacía changas como albañil. Tenía tres hijos. En la zona de Necochea y Pasco recibió un disparo policial en medio de una lluvia de tiros contra quienes esperaban en la puerta de un supermercado. El juez Bertero sobreseyó a 17 policías involucrados. "Fue el primer muerto de Rosario", recordó su hermana, quien denunció que la policía demoró su traslado al hospital. "Lo dejaron morir como perro", dijo ayer.

* En la zona de Olivé y Arroyo Ludueña, Walter Campos recibió un diparo por parte de Angel Omar Iglesias, uno de los cuatro francotiradores más destacados de la provincia. La muerte también lo encontró en medio de la promesa de cajas de alimentos. Tenía 16 años. Iglesias fue sobreseído con confirmación de la Corte Suprema. "Pasa diariamente que la gente de clase populares son marcados y maltratados por la policía", dijo Sara, la hermana de Walter.

Las jornadas continúan hoy con un acto en Corrientes y Córdoba; y un guiso al mediodía en el Bodegón Cultural Casa de Pocho. Por la tarde, habrá una "bicicleteada contra la impunidad de ayer y hoy", desde la plaza de Pocho. A las 17, en Villa Banana se inaugura el espacio "Mensajeros".

Compartir: 

Twitter
 

Celeste Lepratti, hermana de Pocho, junto a otros familiares de víctimas de la represión.
Imagen: Sebastián Vargas
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared