CIUDAD › TRABAJADORES MUNICIPALES CONTRA EL INTENDENTE DE LAS ROSAS

"Está creciendo un monstruo"

"Los incidentes son provocados por el intendente", lanzó Leoni, líder de los municipales de la provincia, en alusión a la rebaja de sueldos y la denuncia penal contra dirigentes de esa ciudad, y reclamó la intervención del gobernador.

 Por Pablo Fornero

La tensión entre el "autoritario" intendente de la localidad de Las Rosas Javier Meyer y los trabajadores municipales va in crescendo. "La salida es la represión", alertó ayer el referente de Festram a nivel provincial, Claudio Leoni, e instó al gobierno liderado por Miguel Lifschitz a que intervenga en el conflicto y allane una solución. "Hacemos responsable a provincia, tememos por la vida, por la seguridad de los trabajadores", enfatizó el sindicalista en una conferencia de prensa que se realizó ayer en la sede de los municipales, en Rosario, con la presencia de la confederación nacional del gremio, que se declaró en estado de "alerta".

No esperó muchos días el titular del Ejecutivo rosense para bajar el sueldo de unos 40 empleados por decreto y poner en "revisión" (sello mediante, en cada recibo de sueldo) los haberes afrontados por el municipio. Alegó una dura crisis financiera del Estado local y se enfrentó con el sindicato. A la brevedad comenzaron las protestas de los trabajadores, las medidas de fuerza, y el reclamo de volver atrás con las polémicas medidas. Pero Meyer redobló la apuesta, denunció penalmente a los líderes del gremio local y recibió con los brazos abiertos la llegada de Gendarmería, fuerza nacional que se instaló en la localidad ubicada a 120 kilómetros al oeste de Rosario. Desde hace dos meses, la ciudad se encuentra paralizada.

"Los incidentes son provocados por el intendente", lanzó Leoni y avisó que el estado de situación ya "trasciende" la capacidad de una organización sindical. Por ese motivo, le reclamó un accionar contundente "a los poderes del Estado provincial". En el marco de la conciliación obligatoria que Meyer no acató en dos oportunidades, los funcionarios se pusieron al tanto del conflicto, pero desde Festram esperan más. "Las instituciones están dejando que crezca un monstruo, esto es muy peligroso para la sociedad", ahondó el referente del sindicato.

La convocatoria tuvo la presencia del secretario general de la Confederación de Trabajadores Municipales nacional (CTM), Rubén García, el titular del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario, Antonio Ratner, el Movimiento Sindical, el secretario de Derechos Humanos de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Victorio Paulón, la concejala del Frente Para la Victoria, Norma López, más una numerosa mesa de delegados regionales y rosenses.

Para Leoni, los límites están "agotados" y si la Provincia no toma cartas en el asunto de manera concreta, Festram lanzará una medida de fuerza en todo Santa Fe. "No podemos esperar mucho tiempo". Claudio Gómez, líder del sindicato de Las Rosas, avaló los dichos de Leoni y dijo que la situación está "muy difícil", porque los trabajadores sufren "distintas clases de apriete". Una de las más habituales es el pedido, que parte desde el municipio, de desafiliación al gremio para cobrar el sueldo. Gómez no arruga y prometió "continuar con la lucha todo el tiempo que sea necesario". A Meyer, afirmó, "le quedan pocos recursos, ya no tiene más adhesión".

La presencia de Gendarmería inquieta a los gremialistas, que desconocen los motivos de la llegada. Pero tiene relación directa con la reunión que Meyer mantuvo en Buenos Aires con la ministra de Seguridad Patricia Bullrich. Los gendarmes "tomaron el palacio municipal, en una clara violación de la autonomía provincial". Por su lado, el ministro de Gobierno, Pablo Farías, les confió que los policías santafesinos tienen órdenes de "no represión", pero la inquietud corre con naturalidad entre los trabajadores al observar cómo los agentes responden a las directivas del intendente local. "Pedimos que las fuerzas se sujeten a los mandos naturales", reclamó Festram.

García, en tanto, reconoció que se encuentra en "alerta" y consideró que el conflicto "por ahora se circunscribe a la provincia". Pero dijo que representa una secuencia en la práctica habitual del gobierno nacional, de "primero echar y después preguntar". El referente nacional apuntó que "este es un modelo que no cierra sin un 25, 30 por ciento de desocupación".

Compartir: 

Twitter
 

Ratner, Leoni y García brindaron ayer una conferencia de prensa en Rosario.
Imagen: Sebastián Vargas
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.