CIUDAD › FUE IMPORTANTE LA MEDIACION DEL ARZOBISPADO DE ROSARIO

Estado y vecinos, de común acuerdo

El fin de la protesta social llegó ayer al fijarse una serie de compromisos asumidos por el gobierno de Santa Fe.

 Por José Maggi

Tras 17 días de protesta los dirigentes de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) llegaron a un acuerdo con el gobierno provincial, con la mediación del arzobispado local, que permitió levantar el acampe en la Plaza San Martín. Ropa de abrigo, alimentos, colchones y garrafas, además de un compromiso para abordar la problemática de la tierra y la vivienda, lograron destrabar el conflicto. "Nos vamos con la dignidad de haber peleado durante tantos días por una causa que es justa, y haber desnudado la mentira de que en Rosario no hay pobreza", confesó Eduardo Delmonte dirigente de la CCC, quien puesto a desmenuzar el acuerdo sopesó: "Cuando empezamos no teníamos nada, y ahora obligamos al gobierno a entregar esta ayuda. Por eso estamos satisfechos".

A media tarde el campamento de una docena de frágiles carpas, construidas con cartón y lonas, desaparecía a manos de quienes las habían levantado para cubrirse de una dura ola invernal. Con mucho empeño alrededor de la siete de la tarde diarios, papeles y los restos del acampe desaparecían en una decena de fogatas diseminadas en distintos sectores de la plaza.

"Se levanta el acampe porque fuimos al arzobispado con un mandato de la gente y hablamos con el vicario Emilio Cardarelli, con quien acordamos una solución mínima, pero que para nosotros significa un gran logro, porque vinimos con las manos vacías, y si no hubiésemos hecho todo esto no hubiese habido ninguna ayuda en particular", explicó Delmonte.

En ese sentido explicó que "en principio hay un acuerdo para organizar una reunión donde discutir la posesión de las tierras que en Rosario afecta a más de 100 asentamientos, que están sobre terrenos que no son propios y en viviendas muy precarias, que es el otro de los puntos que pedíamos. Justamente queremos vincular este punto con una salida laboral, dándole en la construcción de estas casas un futuro trabajo a los jóvenes".

Según Delmonte "también fueron acordados algunos paliativos para el frío, como ropa de abrigos, colchones, frazadas, además de un refuerzo alimentario y el tema de las garrafas".

El dirigente de la CCC evaluó que "la mejora que hubo fue con mucho sacrificio, porque nos encontramos con un gobierno muy inhumano. La verdad es que no podría estar en el lugar del gobernador y todas las mañanas asomarme a las ventanas de la delegación de Gobierno y ver a todo esta gente sin acercarme".

Finalmente confió que "el acuerdo nos han llenado de razones para seguir luchando porque lo conseguido son solo paliativos, y los proyectos a largo plazo va a ver que seguirlos peleandolos, ya que son puertitas que se abren pero no soluciones inmediatas. Creo que nos vamos con la dignidad de haber peleado durante tantos días por una causa que es justa, y haber instalado el tema de la pobreza, y haber desnudado la mentira de que en Rosario no hay pobreza. Hay que multiplicar esta plaza por mil, porque lo que se expresó en este lugar es lo que está mínimamente organizado, pero hay un montón de gente que ha visto colapsar su situación en los últimos meses a partir del aumento del costo de vida", indicó Delmonte.

En tanto para el subsecretario de Promoción Comunitaria Alejandro Goldberg la mediación de la iglesia fue determinante para levantar a protesta. "El padre Emilio Cardarelli estuvo en permanente contacto con nosotros mientras estábamos reunido con los representantes de la CCC, y así fue barajando distintas alternativas hasta llegar a un acuerdo". Incluso estuvo en esa reunión el arzobispo José Luis Mollaghan.

Según Goldberg "para todos los que estaban en la plaza habrá alimentos, vestimenta para el frío y una reunión con el municipio, la nación, la provincia y el Onabe para el tema de la tierra, y mejoras habitacionales y un plan de viviendas populares".

Metido de lleno a explicar porqué llegó el acuerdo el funcionario provincial indicó que "la aparición de la Iglesia en la negociación obró como un bálsamo a la relación entre el Estado y la CCC, ya que no les daba lo mismo sentarse con nosotros que frente al vicario o el arzobispo. Lo que pasó en los primeros días es que cada reunión con los distintos dirigentes se iba complicando la relación porque algunos se mostraban muy duros, y había entre ellos mismos actitudes distintas".

Para Goldberg "no pesó en nada el fallo de la justicia, porque recién se hubiese cumplido el plazo el miércoles próximo. Lo que realmente pesó fue la presencia de la Iglesia que llegó por común acuerdo de ambas partes".

Compartir: 

Twitter
 

Quienes estuvieron en la plaza tendrán alimentos y vestimenta para el frío. "Cuando empezamos no teníamos nada, y ahora obligamos al gobierno a entregar esta ayuda".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.