CIUDAD › MAIORANA SERA EL NUEVO RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE ROSARIO

El milletismo ganó las elecciones

Luego de nueve horas de sesión de la asamblea universitaria, el candidato de Millet y el PJ ganó por apenas nueve votos.

 Por Claudio Socolsky

El ex decano de Humanidades, Darío Maiorana, fue consagrado ayer, después de tres votaciones muy parejas, como el nuevo Rector de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). El candidato apoyado por el milletismo y el justicialismo, derrotó en la última votación al decano de Derecho, Ricardo Silberstein, quien contaba con el apoyo del socialismo, los radicales frentistas y los independientes, por 124 a 115 votos y 20 abstenciones, luego de nueve horas de tensas negociaciones, que finalmente desembocaron en el triunfo del profesor Maiorana, quien gobernará la institución durante el período 2007/ 2011. El flamante rector indicó, luego de conocerse el resultado, que "a partir del lunes, cuando empecemos a gobernar, será el momento para estar juntos, tener diálogo y ser tolerantes. Desde un primer momento dijimos que ellos estaban impidiendo hacer las asambleas, porque nosotros ganábamos. De todas maneras, tenemos que trabajar todos juntos porque la Universidad es una institución que conlleva una gran parte del capital social de nuestra sociedad, y por lo tanto debemos ponerla al servicio de ella".

Tal como lo había anticipado este diario, ninguno de los candidatos contaba con la mayoría para ser elegido en una primera votación; lo que generó una interminable ronda de negociaciones dentro de la facultad de Arquitectura. Los 266 asambleístas presentes -de un total de 276, ya que el sector agrupado en el Frente Santiago Pampillón, cuya cabeza visible es el co-presidente de la FUR, Fernando Rey, directamente no se acreditó para participar de la elección; algo que sí hicieron los integrantes del ALDE- debieron escuchar previamente el discurso de los oradores, quienes argumentaron sus posiciones para apoyar a cada uno de los postulantes a ocupar el cargo que quedó vacante después del fallecimiento de Ricardo Suárez. Mientras los estudiantes copaban el lugar entonando el clásico de las últimas reuniones del Consejo Superior: "Salta, salta, salta, pequeña langosta; Silberstein y el Chancho (por Maiorana) son la misma bosta".

Antes de comenzar la votación, los asambleístas se hicieron un lugar para escuchar un pedido de los trabajadores del Lavadero Virasoro, quienes se acercaron hasta la facultad buscando apoyo a sus reclamos. Después se cerró la lista de oradores y se designó una Junta Escrutadora, encargada de contar los votos de los participantes de la Asamblea Universitaria. Cerca del mediodía, y después del voto de la rectora interina, la bioquímica Claudia Balagué, de a uno, los asambleístas emitieron su sufragio.

Con una importante demora, el secretario Enrique Bares, comenzó con la lectura del acta donde constaba el resultado de la primera elección. "Necesitamos una segunda votación", indicó el decano de Psicología, Ovide Menim, que presidió la Asamblea. Maiorana había obtenido 122 votos, Silberstein, 114, mientras 30 asambleístas decidieron abstenerse. Las predicciones sobre una elección muy reñida se habían cumplido, dando lugar a que los operadores de ambos bandos comenzaran a buscar los votos necesarios para consagrar al nuevo Rector.

Las abstenciones dieron lugar a una movida del sector liderado por Silberstein, quienes a través del consejero Marcelo Barat, mocionaron un pedido de cuarto intermedio para el jueves 23 de agosto; un tiempo suficiente para negociar con los sectores que iban a dar vuelta la elección. De inmediato, el propio Maiorana pidió la palabra y mocionó la continuidad de la asamblea. Con una votación nominal, que tuvo ribetes de comedia, los 266 asambleístas iban vociferando cuál de las dos mociones apoyaban. Con pequeñas dosis de suspenso, y contando con la inestimable colaboración de una secretaria que anotaba en un pizarrón cada uno de los votos, la postura de la continuidad ganó por un voto: 131 a 130.

"Asamblea, asamblea", gritaban los seguidores de Maiorana, quienes paladeaban una victoria más amplia en la segunda votación; aunque sabían que iba a ser casi imposible conseguir la mayoría absoluta. De todas maneras, las caras de los operadores de Silberstein, tratando de encontrar a los culpables de los votos fugados, presagiaban una nueva derrota. A las 16.30, y con una mayor celeridad, la Junta le llevó el acta al secretario Bares. Maiorana había obtenido 128 votos, Silberstein 111 y 23 consejeros se abstuvieron. Sin mayoría, la elección de un nuevo rector en la UNR se iba a definir en una tercera votación.

Con poco margen para negociar, los asambleístas emitieron su último sufragio. Pasados unos minutos de las 18, los primeros gritos -"es para Binner que lo mira por tevé"- anunciaban la victoria de Maiorana. Sin tener una idea concreta de la cantidad de votos que habían obtenido en la elección definitiva, Silberstein reconoció la derrota. "Ha sido un proceso electoral largo, pero lo importante es que la Universidad ha ganado y se pudo desarrollar de manera transparente".

Con el resultado puesto, los asambleístas se dispusieron a cumplir rápidamente con la elección del Vicerrector. Después de la primera votación, el candidato Eduardo Seminara aventajaba a su oponente, Alberto Petracca, por 128 votos a 95, con 5 abstenciones. Fueron a una segunda votación -ya con la declinación de Petracca- y por lo tanto, se contaron solamente los sufragios positivos para Seminara.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo Silberstein, el candidato derrotado, había pedido cuarto intermedio. Maiorana gobernará la alta casa de estudios durante el período 2007/ 2011.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.