soy

Viernes, 19 de febrero de 2010

4X

En la temperatura bajo cero de la capital alemana, la competencia caliente del Teddy, premio Glttbi del Festival de Cine de Berlín. Estos son cuatro de los opus más esperados del año.

Veselchaki de Felix Mikhail

Una actualización de Priscilla, la reina del desierto, pero en lugar de mesetas australianas acá hay estepas rusas. O hay Plaza Roja, porque esta comedia sobre cinco drag queens transcurre en Moscú. ¿El camp llegó para romper la solemnidad del cine ruso contemporáneo? Es posible. Lo seguro es que Rosa, Lusya, Fira, Lara y Gertruda, las cinco estrellas en cuestión, prueban que la teatralidad drag es una sensibilidad global, aunque en Rusia la diversidad sexual y las políticas de género todavía estén en estado vegetativo. Y por eso lo importante es que en Veselchaki es la primera vez que el cine mainstream de ese país trata temas como la identidad de género, el VIH, la cultura pop como referente queer y demás vicisitudes que se cruzan en la vida de las cinco muñecas rusas.


The Owls de Cheryl Dunye

Cuatro mujeres habían logrado convertir a The Screech en una banda de rock lésbico fundamental. Ahora, diez años después de su separación, pasando los cuarenta, ellas todavía siguen siendo una suerte de familia, especialmente unida cuando una muerte accidental las pone a prueba. A partir de este argumento, The Owls se propone como una reflexión y una vuelta de tuerca sobre las perimidas representaciones cinematográficas de las lesbianas como asesinas. El proyecto nació de la creación de un grupo multiétnico de artistas gay-lésbicos bajo la dirección de Cheryl Dunye, que reafirma su particular estilo de docuficción. Una de las protagonistas es la actriz y guionista —de belleza e inteligencia de-safiantes— Guinevere Turner, una de las responsables de The L Word.


Mine vaganti de Ferzan Ozpetek

Puglia es una región ubicada justo en el taco de la bota italiana: pocos puntos del mapa mundial pueden ser tan cartográficamente gay. Allí nació Tommaso, allí aún vive su numerosa familia dedicada a la fabricación de pastas, y allí regresa desde Roma para contarles que es gay. Una mesa familiar, con pasta obligatoria, es la estampa tradicional que elige quebrar Tommaso para salir del closet pero, antes de que pueda decir algo, su hermano mayor pide la palabra: él también quiere informarle a toda su familia que es gay. La típica historia de la salida del closet ahora se duplica, y el director ítalo-turco Ozpetek sigue encontrando aristas para retratar la diversidad en la Italia cosmopolita como lo había hecho con Hamman y El hada ignorante. La tanada gay al dente.


Beautiful Darling de James Rasin

Documental biográfico, con afán de ser definitivo, sobre vida y obra de Candy Darling, superstar trans de la inagotable y glamorosa caterva warholiana. Actriz, performer y fashion diva contracultural, Candy fue la Marilyn Monroe queer que definió el poder seductor para la generación de neoyorquinos que cruzaron los ‘60 y ‘70, y que la convirtieron en leyenda universal tras su muerte joven. Candy no sólo fue inspiración de la alta sensibilidad de Nueva York de aquellos días, como Lou Reed, Tennessee Williams y Mappelthorpe, sino que, según el documental de Rasin, hoy tiene su herencia intacta en la vida y obra de personas de lo más diversas. Si no, escuchen los testimonios de Julie Newmar, John Waters, Holly Woodlawn y Gerard Malanga, que sólo tienen palabras de amor eterno para ella.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.