soy

Viernes, 18 de marzo de 2011

LUX VA A SU PRIMERA PRACTICA COMO MEDIADORA DE FORO

Media treinin

Hartx de la vida nocturna y deseosx de adquirir un nuevo oficio, Lux se sumerge en la web para probar sus dotes de mediadorx, aprendidas cinco minutos antes en otra página web. Si no media, al menos queda en el medio.

Innovación, renovación y salario. He ahí mi motivación principal, mi luz de noche a pleno día, mi voluntad convertida en motor de experiencias que ni en sueños hubiera previsto. Es que nadie puede estar abanicándose un día y al siguiente buscando calor con tal desesperación que podría haber arrimado mis manitos a las brasas de Fukushima si tan sólo el último sushi man al que le quise invitar mi pescado no se hubiera revelado coreano gracias a la estela de ajo que acabó con el encanto. Cuestión que el cambio de clima develó mi falta de fondos y como una cosa lleva a la otra decidí que lo mejor sería buscar un oficio. Formarme. Escalar el muro de los oficios modernos. Porque tampoco voy a convertirme en zapaterx a esta altura de mi vida, aun cuando podría dar más de un seminario en tacos. Convertime entonces en buceadorx de los mares internéticos en busca de ese conchabo que me acerque a la estufa deseada. Y como patinando llegó la jugosa oportunidad de las profundidades de las dos primeras sílabas de eso que buscaba. Como sin chuparla ni sorberla quedé en medio de una discusión sobre el valor de la chica chongo en la economía del levante nacional en un portal que más parecía arena de costa atlántica –de tanta almeja que asomaba la lengua– que sitio de Internet con el bonito título de Trés Jolie. “El verdadero chongo tiene actitud, nunca esta sola, y es lo más groso q existe. 100% actitud no sólo usa ropa suelta”, firmaba una que se vanagloriaba de sus conquistas: “al chongo q siempre tiene levante nunca encara sino q la encaran”. “Amo las chongos, lástima las riñoneras”. “Chongos éramos las de antes, pantalón al ombligo y camisa arremangada.” “Ese post huele a naftalina.” “La gracia del chongo es la creatividad, en diez segundos tenés que encarar y ganar. Yo me la paso pensando, antes de ver a las minitas, qué les digo, qué les pido, qué les propongo.” Hasta ahí todo bien, después se armó el tole tole y entonces estx Lux iluminó la contienda. “Las femmes somos mejores en la cama, los chongos tienen muchos problemas, que acá no me toques, que acá sí.” “A mí tocame todo, perra.” Ah, no, eso no, intervine siguiendo el oficio de la mediación sobre el que había leído en la web. Lo primero es no agredirse. “Decime perra, papi”, le dijo la perra y me quedé en orsai. “El mundo es de los chongos y nada de imitaciones baratas chonguiles, ¿nos hacemos un fulbito?”, “guau, guau”, dijo la perrita. A ver, a ver, ordenensé, tipeé como locx tratando de servir para algo. “Orden no, entrevero”, me contestó una y me toreó: “Definite Lux, chongo o femme”. Yo en el medio chicxs, ¿por qué tengo que elegir? “Hacés mal en no elegir, los chongos son adictivos”, pero ese post llegó tarde, ya había pasado a línea privada con un chongo de pechito tabla sobre el que cualquiera se quisiera frotar. Fue un primer intento. No cobré, por mi trabajo, pero tampoco pasé más frío.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.