soy

Viernes, 1 de julio de 2011

¡UFA!

CASAS MARCADAS

Cuenta la denuncia que en marzo de este año el Instituto de la Vivienda de la Ciudad, que obviamente depende del Gobierno de la Ciudad, reparó en el barrio Piedrabuena una serie de casas. Las reparaciones eran urgentes, dice el informe, porque allí viven personas cuya salud está afectada por distintas dolencias. El informe, llamado “Intervenciones médicas marzo 2011” no se conforma con detallar las razones de la intervención, la cantidad de viviendas afectadas y el barrio donde se producirán. No, su afán es puntilloso: a cada reparación le corresponde un diagnóstico y a cada diagnóstico una dirección, como para que se sepa. Aquí vive alguien con cáncer, aquí alguien de pulmones débiles, aquí y allá alguien que tiene vih. ¿Que la ley no permite que se viole la intimidad y el derecho al anonimato de las personas que viven con vih? No es un detalle que haya tenido en cuenta el Gobierno de la Ciudad, que es puntilloso a la hora de hacer ver sus buenas acciones y también de señalar a quienes necesitan de ellas porque, pobres, no pueden. Así fue como Mauricio Macri lanzó su anterior campaña a jefe de Gobierno acompañado de una niña a la que no se ocupó de vestir porque se tenía que ver “necesitada” de las promesas de Mauricio. Y así es también como tienen que verse dudosamente bien recibidos en el universo Macri quienes aparecen en la campaña “vos sos bienvenido”, que da por sentado en ese singular que habrá quienes no lo son; aunque si nos dejamos llevar por las imágenes pareciera que los y las únicas malvenidas serían rubias, altas y estudiantes de la Uade a quienes no les tocó un cartel ni por casualidad. Habrá sido en ese afán por hacer el bien mostrando a quién, mostrando la mano que da como esperando el beso en el anillo, que al IVC y al Gobierno de la Ciudad se les pasó por alto la legislación vigente y señalaron, cual nazis preparando la Krystal Nacht, las casas de quienes tienen vih y además no tienen dinero para realizar sus propias reparaciones caseras. Una vulnerabilidad exhibida sobre otra, cual mamushka despanzurrada.

“Incluir en documentación oficial y pública el lugar donde viven personas con vih-sida afecta su privacidad y constituye una individualización prohibida en los términos de la ley. La publicidad de esta información puede dar lugar, por otra parte, a la marginación de un grupo de por sí vulnerable”, dijo la diputada Gabriela Alegre, autora del proyecto de declaración en repudio a la individualización de viviendas donde habitan personas que viven con vih-sida. Frente a esto, el jefe de Gobierno ya tiene una estrategia: además de un amigo boliviano, seguro que tiene alguno con vih. Eso sí, Mauricio, de onda, por lo menos preguntale antes de señalarlo.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared