soy

Viernes, 18 de julio de 2008

PRIMER AMOR

Ojos de menta

 Por Fernando Noy

Mi primer amor fue con mi primo hermano de provincia que se parecía a Ethan Hawke. No, en realidad era más bello que Ethan Hawke, por provinciano, marítimo, incestuoso y capaz, capaz de hacer lo que no debía ser dicho. Con él tuve mi iniciación sexual a pleno sexo. Y aunque nos queríamos y nos queremos, al inicio el amor fue otra cosa. Por el descubrimiento de nuestra mutua pasión y por el pánico de ser la misma sangre. Mi primo me enseñaba a manejar en su coche hasta que aprendí que él sabía activamente como hombre hermoso manejar mucho más que eso, manejar mi piel de andrógina recién destetada, él era experto en manejar nuestros cuerpos y el pacto secreto que igual hoy después de tantas pijas jamás fue superado. Yo cumplía 12, y todo sucedió como postre de postres después de la gran fiesta de cumpleaños. Teníamos, si no la misma edad, al menos parecidas. Mi rol fue absolutamente pasivo, que quede claro, yo siempre he sido mujer en el harén del placer. Odio a las mariconas Gillette que cortan por los dos lados, como es el dicho en Brasil. La belleza, la nuestra, la de él estaba tan cerca que no pudimos evadirla ni evitarla. Tampoco pudimos ni quisimos ahorrarnos el placer de copular con el espejo de su piel de sambayón, de sus ojos de menta, y de su verga de praliné. Mi primo primer amor es descendiente de irlandeses, como yo, en él encontré toda la pasión druida desnuda que hasta hoy, ahora en la memoria, nos continúa uniendo. Soy padrino de uno de sus muchos hijos, Iris, su niña que yo bauticé en homenaje a la isla esmeralda de los poetas. Esto ocurrió en las grutas de San Antonio Oeste. Tipo debut y despedida, cuando la marea bajaba, y el sol violaba la noche. Su sabor en mi boca, por supuesto, prohibidísimo e inolvidable. Después tuve otro debut, con un cura, pero ese no te lo cuento, dejalo, mejor olvidarlo, por vulgar.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared