soy

Viernes, 8 de junio de 2012

LUZ VERDE > APOLLO & MIDNIGHTER

Las apariencias engañan

 Por Diego Trerotola

En la película Hancock, Will Smith interpreta a un superhéroe lumpen, una suerte de mendigo con superpoderes que anda vestido de entrecasa, mal entrazado, croto. Alguien trata de encaminarlo para que use un traje más profesional y le muestra la tapa de una historieta de superhéroe, con el típico custome hero con calzas ajustadas, y le pregunta qué piensa cuando ve eso. Hancock responde: “Un homo”. Le muestran otra tapa con un superhéroe con traje rojo y Hancock responde: “Un homo de rojo”. Frente a una tapa con un héroe rubio, Hancock dice: “Un homo noruego”. El chiste fue interpretado como ofensivo, homofóbico, aunque sólo era el punto de vista del personaje, no de la película. La visión de Hancock tiene su raíz en el célebre libro La seducción del inocente (1954) de Fredric Wertham, psiquiatra que alertaba sobre el poder corrosivo que tenían las historietas en la juventud y ponía como uno de los ejemplos más perniciosos al homoerotismo entre Batman y Robin. Aunque oficialmente DC nunca admitió o desarrolló ningún comportamiento gay en ambos personajes, Jerry Robinson, uno de los creadores de la etapa germinal de esos superhéroes, admitió que pusieron un “tinte” homoerótico entre los dos y agregó que “lo que Batman y Robin hagan entre viñetas es asunto de ellos”. Más allá de las parodias y los chistes fáciles, el Caballero de la Noche y su fiel Joven Maravilla nunca visibilizaron lo que hacen en bambalinas. Y ahora que Linterna Verde salió del closet o, mejor dicho, se le creó una orientación sexual desde el guión, se desaprovechó todo el imaginario puesto a sexualizar a Batman y Robin o a otros superhéroes.

Y si bien es prejuicioso pensar que la heterosexualidad del superhéroe se contradice al usar trajes al cuerpo, o que por eso es homosexual, también es posible capitalizar como positivo que esas calzas, esos colores hacen sensuales cada curva, y que las capas y demás superadornos y bijou suman para posibilitar representar otras masculinidades. Hay algo queer en la apariencia de los superhéroes, sin embargo hay poca visibilidad de la diversidad en las historietas que los contienen. Y cuando hay, como sostiene Perry Moore, es castigada. Moore es escritor y director, guionista y productor de cine, que realizó la mayor denuncia sobre la homofobia sistemática en los comics populares. Como ejemplo, está Northstar, superhéroe fuera del closet, el único superhéroe asesinado tres veces, una de ellas atravesado por las garras viriles de Wolverine. Además de esas denuncias de homofobia, Moore describe el devenir homofóbico que tuvo la superpareja queer de Apollo & Midnighter: “Veladas versiones gay de Superman y Batman. Superhéroes asesinos, estrellas del supergrupo ‘La Autoridad’. La historieta fue cancelada por la compañía matriz Warner Bros porque sugería que Superman y Batman eran gays. Se volvió a editar por la popularidad entre fans. Apollo era atacado y violado por una patota de supervillanos. A Midnighter le arrancó el corazón otro supervillano. La pareja se casó y adoptó una niña y sigue matando lo que amenaza nuestra seguridad en todos los universos. Midnighter ahora tiene su serie en solitario, sin Apollo”. En 2007, Moore escribió la novela Hero sobre un adolescente que descubre su deseo homosexual al mismo tiempo que se convierte en superhéroe. Hace casi cuatro años, Stan Lee, mítico creador de superhéroes de Marvel, anunció que quería hacer una serie de TV a partir de Hero y luego se comenzó a hablar de una película. Nada de eso sucedió. En 2005, Moore había pegado stickers en las tapas de comics de Marvel para denunciar la homofobia. Hoy, con algunos gestos, el mercado del comic quiere desandar ese camino, pero con tan poco no alcanza: para ser coherentes con la diversidad, el compromiso debe ser súper.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared