soy

Viernes, 19 de octubre de 2012

LUX VA A LA FIESTA OCBA

Cazadxr cazadx

Palpar y palpitar son los dos secretos de lxs cazadorxs de osos. Lux, además, se internó en la fiesta armadx hasta los dientes.

La noche primaveral ya estaba desatada y justo yo necesitaba brillar más que la mismísima luna, a la que le aullaba porque estaba con ataque de licantropía. ¿Y qué mejor para resplandecer en la oscuridad que una fiesta flúo? Osos y Cazadores de Buenos Aires (OCBA) organizaban una, así que cambio la brújula de mi pasión animal para trasformarme de lobx a osx y me voy para Le Click, una disco frente al Congreso de la Nación; siempre que voy me produce la fantasía de que bailamos bajo esa cúpula tan glam, iluminada en las noches como si alguien le hubiese puesto ruleros de strass. Hechas las leyes, hecha la trampa para cazar osos en los subsuelos del Congreso: cuando bajo las escaleras quedan mis muñecas grilleteadas con pulseras flúo. Estoy a punto de sacármelas porque me van a delatar cada vez que pegue el manotón en la oscuridad para tocar carne osuna. ¡Pulsera botona! Pero no, me la dejo puesta, porque tal vez me sirva para iluminar un poco eso que palpo, para que el sexo brille en la oscuridad. Palpar, palpitar, bailar: me hundo en la marejada danzante, panzas que rebotan, mamas de pezones erectos que aguijonean, transpiración lubricante, orgía de sonido, roces y todo el flúo propio y ajeno que desafiaba a las luces estroboscópicas, como si todos fuésemos parte de la iluminación. El dj Royka, con su pop al taco como siempre, abrió la pista, mientras La Yako, la drag host de la casa, arengaba a la multitud. En un momento, en medio del delirio dance, una suerte de geisha se me cruza en el camino. ¿La música me transportó, atravesé el planeta taladrando con mis saltos descontrolados? No, era Mei Li Galvan (Muchacha China), una drag nocturna que seduce con aires orientales en la fiesta osuna. A todo esto, ya estaba en las bandejas el dj Bear, con su tribal y electro house, para narcotizar con sus canciones. Para cuando sonó “We Found Love” de Rihanna, me senté al costado para ver cómo toda la pista se movía al unísono. Un oso de cara colorada y sonrisa diablesca me ofrece un trago y enseguida me mojo los labios porque no hay infierno que no me parezca un oasis encantador. De ahí en más, sólo recuerdo ver una fila de elefantes de colores volando por los aires, como cuando Dumbo se emborracha en la película de Disney. No puedo recordar si eso fue una alucinación o un sueño. ¡Me burundanguearon y ni me quiero imaginar qué placeres he olvidado cuando me despabilé en un rincón! Lo que sí recuerdo perfectamente es que el dj Bear y su pareja brasileña, el Dani, me ayudaron a salir cuando todo había terminado y yo todavía no podía reaccionar del todo y me llevaron a su departamento, donde me terminaron de reanimar con su terapia de sexo fuerte, repasando el Kamasutra del derecho y el revés. Y la terapia sexual no duró unas horas. O sea que el baile se estiró durante todo el domingo, y quedé como para enfrentar el lunes con energía renovada. No hay osos que por bien no vengan.

Este sábado 20 de octubre, OCBA celebra Halloween y hay descuento para los primeros 50 disfrazados. En Le Click, Rivadavia 1910, desde la 1 AM. www.facebook.com/FiestasOcba

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared