soy

Viernes, 9 de noviembre de 2012

SER Y ESTAR

Sergio Linares y Claudia Torres

Maquillador y peluquero. Traductora, empresaria y maratonista. www.vanglamestetica.com.ar

Foto y producción Sebastián Freire

para participar de esta sección: [email protected]


Hace 13 años que nos conocemos con Claudia. Me acuerdo de que yo trabajaba en una pelu grande de Formosa y ella siempre que venía a Buenos Aires se atendía conmigo. En un momento surgió la posibilidad de venirme a vivir a Buenos Aires y ella fue la primera que me dio una mano. Me quedé en su casa las primeras semanas. Siempre fue muy generosa conmigo. Esto fue hace como diez años que estoy acá, y que estamos trabajando junto con Claudia hace tres. Ella tiene un hijo de trece años y yo soy como el tío postizo de Juanse. Ella siempre está para mí cuando necesito cualquier cosa y yo siempre estoy para ella. Con ella somos como familia. Es mi familia de Buenos Aires.

Todo el tiempo nos defendemos, por ahí si se le acerca algún chico ella siempre me pide el visto bueno a mí. Claudia es muy celosa de mis otras amigas pero no de mis novios. Yo, en cambio, no tengo celos pero sí la protejo mucho. Ella tiene un timbre de voz muy suavecito pero al mismo tiempo es muy exuberante, así que yo siempre le digo que tenga cuidado porque con esa suavidad que ella tiene da la idea de que la pueden dominar. Igualmente yo siempre tuve y tengo buena relación con sus novios.

Hacemos muchos viajes juntos. Nos encanta viajar a Formosa en auto e ir parando en los pueblitos. La pasamos genial. Somos los dos formoseños, así que tenemos esa conexión. Cuando estamos juntos se nos acentúa todavía más la tonada formoseña y hablamos guaraní. Nos matamos de risa. Ella también me llevó a Bariloche a esquiar. Fue como mi viaje de egresados que nunca tuve. Por lo general viajamos con Juanse, pero hace poquito viajamos los dos solos a Pinamar y la pasamos increíble. Es que somos muy parecidos. Ella tiene esa cosa de hombre/mujer, por eso creo que combinamos tan bien. Los dos estamos igual de chiflados. Cuando hablamos no tenemos filtros, hablamos de todo.

Además la admiro como mujer y la considero muy inteligente. Es muy emprendedora y siempre está de buen humor. Creo que nos llevamos así de bien por el humor que tenemos en común. Siempre que uno está depre el otro le levanta el ánimo. Y como yo soy un desastre en la parte administrativa, ella me compensa por ese lado.

Y hace tres años le propuse armar esta pelu. Así que ahora también somos socios. Pensamos mucho el nombre que le pondríamos a la peluquería y finalmente quedó Van Glam, que es una mezcla de vanidad y glamour.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.