soy

Viernes, 22 de noviembre de 2013

Elliott Sailors

La modelo norteamericana que se reinventó a sí misma y le encontró una veta económica al cruce de géneros. Después de diez años modelando, al pasar los treinta, el mercado la fue dejando cada vez más relegada. Elliott decidió cortarse el pelo a lo James Dean, lucir su mandíbula angulosa y así tentar a las marcas masculinas conscientes, como ella, de lo redituable que viene siendo la androginia.

Androginia por trabajo

Le funcionó. Su nueva apariencia le devolvió la atención mediática y su teléfono volvió a sonar. Modela ropa de hombre. Pero por si acaso, Elliott menciona cada vez que puede, y también cuando no viene al caso, que tiene novio y que comparte con él hasta el peluquero.

Travestismo por necesidad

En el siglo XIX fueron muchos los casos de mujeres que se han hecho pasar por hombres por desesperación: para recorrer el mundo, para participar de guerras, para huir del matrimonio o de lo que todavía no se conocía como violencia de género. Entre esos cruces de fronteras y los que hoy manda el mercado, además de décadas, hay un abismo que va de la disidencia a la pasarela pero que siempre abre fronteras...

Compartir: 

Twitter

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.