soy

Viernes, 31 de enero de 2014

Sueños húmedos

Cambio de imagen y sonido: Ana Carolina se sumerge en aguas profundas en su disco más reciente y, tal vez, el más liviano.

 Por Alejandro Zárate

Parece que la discográfica le dijo a Ana Carolina que ya era tiempo para un cambio. En principio, es la primera vez que la cantante no aparece en la portada de un álbum en pantalones negros y guitarra; acá bucea en aguas turquesas con un vestido rojo, sumergida en nuevos sonidos, coqueteando con el pop y los ritmos más comerciales: este nuevo trabajo discográfico de Ana Carolina no defrauda, es más, sigue sonando fresco, solvente y grandioso.

Hace cuatro años había lanzado el último trabajo en estudio llamado Nueve, que fue uno de los mejores discos que Carolina grabó. Fueron nueve canciones casi todas compuestas por ella y las letras estaban dedicadas a las mujeres que ella amó. Con letras claras, simples y profundas, sedujo y enamoró aún más a sus fans; musicalmente era precioso, así también como los arreglos. Este nuevo disco, a sus seguidores, quizá les pueda resultar un poco extraño a la primera escucha, porque las letras suenan por momentos un poco más superficiales y no hay confidencias ni declaraciones fuertes, pero la voz de Ana Carolina sigue siendo potente y exquisita.

Pareciera que con su vestido rojo en profundas aguas, quiere captar nuevos públicos. Hay canciones que esperan su remix, porque desde que se editó el disco no paró de sonar en radios y programas de la TV de Brasil. Ella, sin duda, es una estrella en su país y puede darse el lujo de hacer un álbum un poco más liviano y pop, aunque un poco alejado de los mejores. Pareciera que este sueño bajo el agua pide a gritos un concierto en vivo, porque quizás es un tanto frío y cuidado en exceso, un molde que, hasta en estudio, la intérprete se encargaba de romper.

Ana Carolina es una de las artistas más completas y populares en Brasil, lanza este nuevo #AC con el primer single “Combustible”, una balada típica de su cosecha que ya forma parte de la telenovela Amor a vida. Entre otros de los mejores temas encontramos “Resposta da Rita” en el que participa Chico Buarque, y es desde aquí que #AC va tomando color a samba. La canción más experimental y electrónica es “Pelo iPhone”, en donde la letra habla un poco de cómo la gente está presa de los celulares y todo pasa por el sentimiento que se demuestra por un texto, una foto y la conexión que termina siendo desconexión entre las personas. “Mais forte” es una de las mejores canciones, sobre los desamores y los engaños. “Bang Bang 2” es el tema que más invita al baile, con más ritmo, en donde dice que lo único que le importa es danzar y que encontrará algo mejor que “a você”. Quizás uno de los más pegadizos del disco.

“Un sueño bajo el agua” es donde participa con su voz Chiara Civello, y el video fue dirigido por la misma Ana Carolina, una nueva pasión, el videoclip, que parece acaba de descubrir. Este tema es uno de los más escuchadas en la actualidad en Brasil. Casi los treinta y nueve minutos que dura el álbum son de pura energía, libertad en la composición, armonía, sensualidad, guitarras potentes y una garganta ardiente que todavía tiene mucho por dar. Es curioso, pero los mejores temas del disco son dos bonus track, que parece fueron elegidos entre cincuenta canciones que tenía compuestas Ana Carolina para este potente #AC. Una es “Luz acesa”, en donde nos transporta a los primeros románticos trabajos en donde directamente les cantaba las canciones a mujeres, más precisamente a uno de sus mejores discos que se llamó Dos cuartos, un álbum doble, que salió a la venta en Brasil con un cartel que decía que estaba prohibido para menores de 18 años, por tener letras de alto contenido sexual hacia mujeres.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.