soy

Viernes, 27 de junio de 2014

PELOTERO

Crema del cielo

Dicen que a pedido de una celebrity yanqui que no osa decir su nombre se acaba de patentar el helado de Viagra. Es de color azul y nadie se atreve a revelar a qué sabe exactamente. El mensaje subliminal sería que primero hay que chupar frío para pasar a lo caliente, y lo cierto es que cada bocha contiene 25 miligramos de sinedafil. Su creador, el chef estadounidense Charlie Harry, se entusiasmó con los helados de doble función y ofrece también un helado que brilla en la oscuridad, otro con gusto a frutos de mar y otro con la textura de la porcelana. La lista completa de sabores, en su blog: Lick me I’m delicious (Lámeme soy delicioso).

Me solté el cabello

Tiembla el mandato de feminidad lampiña, dolorosa y aniñada. A la concha pelada impuesta por la estética del porno se le podría empezar a imponer otro paradigma, a fuerza de puja queer, feminista y de bomberas poderosas. De ahí a la concha peluca, hay un delirante paso. Porque ¿qué hacemos si tanta depilación o la huida de las hormonas te han dejado sin un pelo para la lucha? Ya salieron los “taparrabo” (ropa interior con peluca incorporada), que nada tienen que ver con la bíblica hoja de parra, sino que redoblan la apuesta pro-vello púbico para volverlo, además de público, un ítem de estilo.

Me duele el sacro

La Tigresa del Oriente y Pocha Leiva se metieron en la iglesia. ¿O con la Iglesia? Filmaron en la Catedral de La Plata, bien de queruza, un video para promocionar con escándalo su canción “El cuerpo de Cristo”, cuya letra declara, entre otras cosas, “quiero tu cuerpo ya”. ¿Cometieron blasfemia? Si blasfemia es un delito contra Dios y Dios aparentemente no estaría existiendo, no lo es. Pero esa discusión es demasiado teológica para esta sección. Vayamos más a lo terrenal o al barro, como ha ido el arzobispo Héctor Aguer, que se quejó de la inseguridad en la catedral y de que “ahora resultan normales esas abominaciones amparadas por las leyes”. ¿La seguridad deberá prohibir entrada a travestis o evitar las selfies? ¿La seguridad debería poner más fieles en la iglesia, que a juzgar por lo que se ve en la filmación –llena de bancos vacíos– son bastante escasos?

Ante la escena de este video desentonado y altamente irrespetuoso para aquellos que entienden la iglesia como un espacio sagrado, la escena de un religioso que apunta a leyes votadas en un Estado democrático no es que justifica pero invita a pensar en la idea de revancha infantil. iglesia, ¿qué tal si salís del Estado? Tigresa, si no existiera la iglesia..., ¿qué cantarías?

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.