soy

Sábado, 28 de noviembre de 2015

NOTA DE TAPA

TODAS LAS FAMILIAS

 Por Lesmadres

¿Qué podemos esperar de las políticas públicas en los próximos años? Tras la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario la gestión de Macri en la ciudad se negaba a inscribir a niñxs de familias comaternales. Tuvimos que hacer numerosas gestiones para lograr la primera inscripción. Cuando lo conseguimos se hizo en forma discriminatoria, con anotaciones y tachaduras identificatorias en las partidas de nacimiento. En el año 1997 Macri dijo que “la homosexualidad era una enfermedad”. En el año 2012 Michetti aseguró que gays y lesbianas no deberíamos tener hijos e hijas. Sostuvo que podría estar de acuerdo en caso de un niño que se encontrara “en condiciones de abandono y en situación de una vida que va a ser muy dolorosa y muy triste”. O sea, para Michetti no sólo hay madres y padres de segunda, como nosotrxs. También hay niños de primera y de segunda. Macri y lxs legisladores del PRO, como Michetti, votaron en contra, se ausentaron o se abstuvieron en todas las leyes de igualdad que reconocieron derechos históricamente negados para las poblaciones LGBTI y el movimiento de mujeres. Michetti votó en contra de la Ley de Matrimonio Igualitario, estuvo ausente en la derogación del avenimiento, en la Ley de Identidad de Género y en la de Femicidio. Luego se abstuvo en la reforma a la Ley de Trata e hizo lo mismo en la sanción de la Ley de Reproducción Asistida, como casi la totalidad del PRO. Mientras que en el año 2011 la provincia de Buenos Aires sancionaba la primera Ley de Reproducción Asistida del país, en el año 2012, sólo un año más tarde, Mauricio Macri la vetaba en la ciudad. También vetó la creación de una oficina contra la trata de personas, un fondo para un registro de localización y restitución de niñxs secuestradxs y nacidxs en cautiverio, subsidios a músicxs, implementación de semáforos para no videntes, normativas de emergencia habitacional y otras decenas de leyes de derechos humanos, espacios públicos, comunicaciones. ¿Qué nos cabe esperar en el marco de una gestión nacional? La enorme reducción de la partida presupuestaria destinada a la implementación de la Ley de Educación Sexual en la Ciudad (Nº 2110) y la tercerización de la enseñanza pública en esta materia desconoció avances realizados a nivel nacional e internacional en educación sexual integral privando a miles de niñxs en el acceso a una formación educativa integral, equitativa e igualitaria. Si esto sucede con la implementación de una ley local, ¿qué podemos esperar con la implementación de la Ley de Educación Sexual Integral 26.150 en las provincias? El espacio que lidera Macri en la ciudad votó en contra de leyes igualitarias, se abstuvo, Macri vetó hasta iniciativas impulsadas por su mismo bloque, desfinanció y cerró programas, como sucedió hace poco más de un año con el Programa de Atención a las Víctimas de Violencia Sexual. Queda ver cómo se administrarán esas políticas, cuánta resistencia y cuánta organización encontrarán. Nuestras convicciones seguirán intactas. Nos encontraremos con otrxs en el deseo de un país inclusivo, solidario y diverso y no para algunxs pocxs. Vamos a defender lo conseguido y seguiremos luchando, como lo hicimos siempre, con amor y alegría, por más igualdad y más derechos para nosotras, para nuestrxs niñxs y para todas las familias.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.