soy

Sábado, 28 de noviembre de 2015

NOTA DE TAPA

LOS DERECHOS SEXUALES SON DERECHOS HUMANOS

 Por Nelly Minyersky

En la temática de los derechos reproductivos estos años hemos visto avances muy importantes desde el punto de vista legislativo y en algunos casos en la implementación de políticas públicas. Todavía subsisten problemas serios como no haber alcanzado una legislación que contemple la interrupción legal del embarazo y dificultades con respecto al aborto no punible a nivel nacional. Hay que destacar en esta materia: el fallo FAL, en el que la Corte Suprema precisa el alcance del aborto no punible, y la última guía sobre este tema presentada por el Ministerio de Salud. A través del Matrimonio Igualitario y la Ley de Identidad de Género se ha ampliado un espectro de derechos importantísimo. Los derechos reproductivos y sexuales son derechos humanos. No lo digo yo, lo establece el derecho internacional. Incluso están presentes en la Constitución, por lo tanto, tienen un nivel constitucional. Si me atengo a la conducta evidenciada en estas temáticas por los legisladores del Pro en estos años, deduzco que seguirán votando en contra o vetando todas las iniciativas en este sentido. Pero tanto en la ciudad como a nivel nacional, tenemos herramientas jurídicas para reclamar que se siga avanzando y que se implementen las normas por las que hemos luchado. Tenemos el nuevo Código Civil, un logro importantísimo en cuanto a la ampliación de derechos en el universo de las mujeres, los niños y la diversidad sexual. En la ciudad hay grandes obstáculos para aplicar la ley de Educación Sexual de la Ciudad (también existen obstáculos de aplicación con la ley a nivel nacional). La educación sexual es fundamental para prevenir la violencia y promover la igualdad. Sin embargo, en la Ciudad no se está aplicando a nivel primario, y apenas se asoma en segundo y tercer año del secundario. Según el caso, se terceriza o se aplica a cuentagotas. La ley de aborto no punible es una de las doscientas leyes que Macri vetó en la Ciudad. Simultáneamente el Pro dictó un decreto restrictivo. La Justicia rechazó el veto y declaró inconstitucional el decreto, pero el tema todavía flota en una nebulosa jurídica y eso genera que el aborto no punible en la ciudad esté hoy en la penumbra, aunque haya una ley nacional. Hay un elemento vital que juega a favor de todos los que trabajamos para la ampliación de derechos: el principio de progresividad y no regresividad, significa que no pueden quitarte lo conseguido. Además de exigirle al gobierno que cumpla con las normas existentes, es a ese principio al cual nos debemos aferrar.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.