soy

Viernes, 4 de diciembre de 2015

MEDIO PASO PARA ADELANTE

En Bolivia se presentó un proyecto de ley que permitirá a las personas trans cambiar su nombre. Muchos pasos para atrás: el test psiquiátrico y la intervención quirúrgica son obligatorios.

 Por Davo Choque

El jueves 26 de noviembre la ministra de Justicia, Virginia Velasco, presentó el proyecto de ley de identidad de género, posibilitando así, que muchas personas puedan modificar su nombre en los documentos personales. El caso de que se apruebe de esta ley, las personas no solamente podrán cambiar el nombre y los datos que figuran en sus documentos -a través de las modificaciones de los datos en el Servicio General de Identificación Personal (SeGIP) y el Servicio de Registro Cívico (SeReCi)- sino que también podrán participar en elecciones de todo orden social, político y civil, ya sea en emprendimientos cooperativos, organizaciones sociales, o cargos políticos, con el nombre que elijan. 

Distintos grupos trans en toda Bolivia celebraron la medida, ya que vienen denunciando la discriminación que sufren en esos ambientes, los hospitalarios, educativos, laborales, etc. por lo que estiman que será un avance en los reconocimientos de los derechos para las personas travestis y transexuales.

Esta Ley de Identidad de Género abre la posibilidad de que se formalicen los matrimonios entre personas trans, por lo que sería un paso importante para que los distintos colectivos de diversidad sexual pongan en agenda política la lucha por el matrimonio entre personas del mismo sexo, que la misma ministra Velasco se encargó de aclarar: “todavía sigue siendo una cuenta pendiente”. Sin embargo solamente pueden acceder a este derecho, personas que hayan nacido en Bolivia y que sean mayores de 18 años. Y además el cambio puede hacerse por única vez. El trámite es personal y el o la interesadx se deberá presentar al Ministerio de Justicia para realizarlo. Además deberá cumplir con un examen psicológico, en el caso de las personas transexuales también tendrán que demostrar un certificado médico que conste el cambio de sexo biológico. Tanto en este proyecto que espera por ser tratado, modificado, aprobado y reglamentado, como el Código de Familia, se nota lo difícil que es tratar estos temas en Bolivia, no solamente por el contexto social andino –que es bastante machista y homofóbico– sino también por el tratamiento que hacen de la sexualidad los dirigentes políticos en general. No es nuevo que en distintas declaraciones dejen entrever su posición ante “esta elección sexual” y su poca profundidad de análisis. Sin contar los reiterados chistes machistas del presidente. Sin duda se trata de un avance importante para la comunidad lgbti en Bolivia, ya que constituye derechos que se van conquistando, sin embargo es necesario seguir planteando su discusión en los distintos niveles, sociales, judiciales y políticos para que esos pasos no queden a medio camino.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.