soy

Viernes, 8 de enero de 2016

El coleccionista

El fotógrafo neoyorquino Kevin Truong lleva tres años viajando por el mundo (ya recorrió 61 ciudades, incluida Buenos Aires) y conociendo hombres. Los retrata para sumarlos su ambiciosa plataforma web, con la que aspira a recolectar muchachos de todas las latitudes.

 Por Cristina Civale

Todo empezó hace cinco años como un proyecto de clase cuando el fotógrafo Kevin Truong estudiaba fotografía en el Pratt Institute de Brooklyn. Tenían que elegir un tema y documentarlo durante dos meses. En ese momento Truong acababa de descubrir la obra de la fotógrafa americana Cathie Opie y su serie Domestic, un proyecto que llevó a cabo en los 90 y que consistía en retratar a lesbianas por todo Estados Unidos. A partir de esto, Truong pensó en hacer algo similar pero con los gays de Nueva York. Cuando le contó a su madre que le gustaban los hombres ella lo aceptó, pero estaba preocupada por si se volvía muy diferente y empezaba a ponerse vestidos (su madre es una vietnamita de 56 años y no tiene muchos referentes gays). El fotógrafo pensó que convirtiendo el proyecto en un blog podría demostrarle a toda esa gente como su madre que no hay un prototipo ni una imagen en particular que defina lo gay. El artista afirma “Somos como somos”. Se podría decir que todo el proyecto está dedicado a su madre.

El modesto trabajo para el instituto, cobró vida propia y cruzó las fronteras de la ciudad de New York y, por deseo y ambición del propio artista, se convirtió en una plataforma web para registrar la vida cotidiana y los cuerpos de los hombres gays de todo el mundo. El dinero lo consiguió a través del crowdfunding (financiamiento colectivo) y pudo girar con su cámara en búsqueda de rostros e historias por más de 50 ciudades del planeta y archivar más de 700 historias. www.thegaymenproject.com es la dirección web que aloja este gigante work in progress donde con destilada prolijidad se puede navegar por las historias de hombres gay en forma organizada según la ciudad de pertenencia.

“La mejor forma de describir este proyecto es como una fuente de documentación online: una colección de historias y fotografías que espero que ayuden a reflejar cómo es la vida de los homosexuales. –explicó Truong a la revista española I-D-. Llevo tres años viajando por todo el mundo (Kevin ya recorrió un total de 61 ciudades, incluida Buenos Aires a donde llegó en agosto, repartidas a lo largo de 22 países) y conocí alrededor de 700 hombres. Los retrato y les pido que me cuenten su verdadera historia para subirlo todo a la web”.

La selección de los retratados no es una tarea fácil, especialmente en ciertas partes del mundo. “Me sorprendió mucho cuando supe lo complicado que es el continente asiático: cuando llegué a Seúl y a Tokio me costó encontrar gente que quisiese compartir su historia en un espacio público. –explica Truong-. Acababa de llegar de África y me extrañó que fuese más fácil encontrar africanos abiertamente gays. Para buscar personajes siempre recurro a amigos de amigos. Cuando puedo contacto con alguna ONG de carácter LGTB para ampliar el rango de personas al que puedo llegar. Últimamente empecé a contactar con hombres a través de aplicaciones para ligar y funciona bastante bien”.

El artista no tiene un criterio de selección específico. Su objetivo es ser lo más inclusivo posible, por eso tiene en cuenta a cualquiera que realmente quiera participar. Lo único que intenta es que la persona con la que va a trabajar se identifique como hombre homosexual o queer, pero no siempre es todo blanco o negro. También retrató a hombres y mujeres trans y a lesbianas.

“Mi objetivo es que el blog se convierta en una plataforma de referencia -cuenta- y que la gente como mi madre o aquellos que se sienten solos sepan que no lo están. Un proyecto como este me habría sido de mucha ayuda cuando vivía en Oregón y era un adolescente en el armario. Intento que sea un espacio seguro donde los homosexuales se pueden expresar con libertad y compartir sus experiencias: es nuestra historia contada por nosotros mismos. Es cierto que yo soy el fotógrafo, pero ellos son los protagonistas de todo esto. Pueden escribir lo que quieran y yo lo publico sin ningún tipo de censura. De pequeño me llamaban maricón, era esto, era lo otro... Me llevó un tiempo decir: Voy a defender lo que soy y cómo soy’. Y espero que con The Gay Men Project ayude a los demás a hacer lo mismo”.

Luego de girar por el mundo por tres años llegó a la conclusión de que en las ciudades más grandes y más cosmopolitas es más fácil ser abiertamente gay.

“En ciudades como Buenos Aires, Manila y Ciudad del Cabo he conocido a muchos hombres que viven allí tras haber huido de una vida muy dura en sus pueblos natales”.

Si bien en el proyecto puede participar cualquier que se apunta para hacerlo a Truong también le interesan mucho los hombres que son abiertamente gays en cargos públicos. Sueña con sumar a su proyecto a los diseñadores de moda Marc Jacobs o a Riccardo Tisci. Y conseguir a Karl Lagerfeld sería para él llegar a las estrellas, literalmente. Con su tenacidad, no suena nada desmesurado su deseo.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: BUENOS AIRES
 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared