soy

Viernes, 8 de enero de 2016

Bailar pegados es bailar

Leo García estrena “Bailar”, su apuesta a llegar al tope de los temas del verano entre altas temperaturas y agites varios.

 Por Ignacio D’Amore

Hay hits que quedan grabados en la memoria de nuestro cuerpo. Emergen y acompañan un minuto o una época, un amorío o una riña, y en rigor, más que acompañar, potencian todo aquello que nos esté atravesando. Es imposible, por caso, recapitular unas vacaciones sin traer a la mente los romances habidos, las múltiples siestas, los paisajes cuando el día amaga, las canciones que sonaban mientras éramos besadxs. Y son esas canciones las que, en un par de acordes, nos instalan en aquel segundo ineludible con la certeza de un aroma vuelto a ser.

Sobre canciones del verano mucho se ha dicho, y seguirá diciéndose y apostándose: cada hemisferio conoce de épocas y gustos, y por estas latitudes hemos sabido dejarnos subyugar por cumbias y reggaetones, por rock retro, pop paródico y jingles publicitarios devenidos versiones extendidas y bailadas en tarimas del Partido de la Costa. “We found love”, de la barbadense Rihanna, es uno de los temas veraniegos de mayor éxito en la historia, tanto que cuatro años después de su auge aún suena en las pistas más pop. Hablamos del verano meridional ya que en el norte, por entonces, despuntaban heladas. No hay muchas palabras mejores para describir a “We found love” que, justamente, “verano”. Calvin Harris, el dj y productor escocés que lo compuso, aprovechó el envión del monumental hit y despachó subsiguientes calcos, incluso uno que no hace tanto llamó, con toda sutileza, “Summer”.

Leo García se impone hoy en la contienda del tema veraniego con el debut de “Bailar”, que compuso junto a Tomás Ferrero, del grupo Rayos Láser, y que bien cuadra en la línea sonora de “We found love” y herederas. No sólo Leo fue inspirado por ese tema: desde Britney (una de sus máximas ídolas), hasta las suecas Rebecca & Fiona o la mexicana Belinda, entre otras, han abrevado allí. El clip –que también se estrena– es un sinfín de colores y la letra, totalmente pop y directa en su intención. No se trata del electro folk de “Morrissey”, ni del optimismo bailable de “Reírme más”, y aunque es un sonido extraño para Leo, con las sucesivas escuchas van revelándose nuevos matices de la producción y su voz se acomoda sin fisuras.

Enero recién abre sus piernas; en dos meses sabremos si “Bailar” fue esa banda sonora estival que ansía ser.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.