soy

Viernes, 30 de enero de 2009

EPA

Remando para atrás

San Remo no es lo que era. Cada vez menos público dispuesto a presenciar la manifestación mas importante de la canción italiana. Pero si Albano e Iva Zanicci ya no alcanzan, ¿quién podrá defender a San Remo? Solo un verdadero homófobo puede ayudarnos. Un escándalo con olor a gay llenará algunas butacas y con suerte conseguirá unas gotitas de agua bendita lanzadas desde el Vaticano, que queda cerca. Si no, no se explica la gran expectativa que ha generado el cantante Povia con su tema “Luca era gay” que competirá entre el 17 y 25 de febrero en la 59ª edición del festival y del cual todavía no se sabe ni el estribillo. Lo que sí se sabe es que está basado en un caso real, el de Luca di Tolve, que declara que luego de haber sido gay durante un tiempo, pudo curarse y hoy está bien casado con su querida esposa, llamada Teresa. Parece que Teresa tuvo mucha más suerte con este nuevo Luca (s) que la que tuvo hace años la pobre Raffaella Carrá con aquel chico de cabellos de oro que ella quería casi con locura y que vio desde su ventana abrazado a un desconocido. “¡Tu chico tenía cura, Raffaella!”, afirma el Luca del siglo XXI. “Se equivoca quien cree que gay se nace”, dice el gay sanado que inspira esta obra maestra, mientras que Povia declara al diario Il Giornale: “Los homosexuales viven un frenético nomadismo sentimental. Es comprensible: como cualquier otro, busca algo diferente de sí mismo. Si se encuentra con algo parecido, la relación no puede más que ser efímera y compulsiva. No puede existir estabilidad y fidelidad en el mundo gay”.

Los colectivos gay han llamado a una manifestación en las puertas de San Remo, con lo cual entre otras cosas darán quórum y espacio mediático a una canción que tiene todas las fichas para ser un verdadero bodrio. Por su parte, la propuesta de la ex diputada transexual del Partido Refun-dación Comunista (PRC), Vladimir Luxuria, resulta un tanto más práctica, justa e imposible: “Si en la manifestación más importante de la canción italiana es lícito lanzar el mensaje de que la homosexualidad es una enfermedad, como hará Povia, entonces pido que en la Italia de la total ausencia de derechos civiles sea reconocido el estatus de enfermedad, así se podrá tener al menos el derecho a una plaza de aparcamiento cerca de casa y a la pensión de invalidez”. Siga el baile, siga el baile, que la discriminación siempre es más bella cuando es cantada.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.