turismo

Domingo, 11 de enero de 2009

CHILE > EN LA REGIóN DE MAGALLANES

Aventuras de verano

Desde Puerto Natales, excursiones por el laberinto de fiordos de la costa del sur chileno. Kayak entre témpanos, trekking, insólitas cabalgatas y caminatas sobre el hielo. Activas vacaciones en los maravillosos glaciares, lagos y coloridos bosques andino-patagónicos de los parques nacionales Bernardo O’Higgins y Torres del Paine.

 Por Julián Varsavsky

Puerto Natales es un apacible pueblito patagónico de la Región de Magallanes, ubicado en un laberinto de fiordos. Esa irregular geografía costera –donde se forman mares interiores interconectados por canales– es una de las más hermosas de Chile. Vistos en el mapa, los fiordos semejan un delta con un entramado de islas e islotes, con la diferencia de que aquí no hay un río desembocando al océano sino un mar que entra en el continente. En el interior de ese laberinto hay maravillosos glaciares y coloridos bosques andino-patagónicos, ideales para excursiones con un toque de aventura como, por ejemplo, navegar en kayak entre centenares de témpanos.

EN EL GLACIAR SERRANO Una de las mejores formas de recorrer el Parque Nacional Bernardo O’Higgins, el más grande de Chile, es con una excursión de dos días, durmiendo una noche en un camping que sirve de base para un trekking sobre el glaciar Serrano y un sencillo paseo en kayak entre los témpanos de una laguna.

La excursión comienza a bordo de una moderna embarcación que navega por el fiordo de Ultima Esperanza hasta Puerto Toro, desde donde se va caminando a pie hasta el camping. El mismo día de la llegada –a las dos de la tarde–, los viajeros van al lago del glaciar Serrano para pasear en kayak entre los témpanos que “navegan” en sus tranquilas aguas. Siguiendo las indicaciones del instructor es casi imposible que el kayak se dé vuelta, pero para mayor seguridad una lancha Zodiac sigue de cerca a todos los remadores, que por otra parte visten trajes de neoprén. A veces, la laguna tiene un tercio de su superficie llena de los témpanos que se desprenden de la pared del glaciar. Los guías permiten acercarse hasta unos 100 metros de la impresionante pared del glaciar, cruzar la laguna de lado a lado, acercarse a los témpanos para tocarlos con la mano y perderse en ese laberinto blanco de puro hielo por un par de horas.

Luego de pasar la noche en el camping, la excursión continúa en una lancha zodiac que cruza la laguna del glaciar Serrano. Al desembarcar los guías colocan grampones en las botas de los turistas, un arnés, un casco, una cuerda de seguridad y dos piquetas. Y ahora sí comienza la aventura sobre la masa blanca del glaciar. Los primeros pasos de robot con los grampones son algo torpes, pero en apenas un rato se gana seguridad. La primera rareza en aparecer son los sumideros, unos agujeros azules en el hielo formados por flujos de agua que terminan por horadar el glaciar hasta el fondo. Más adelante van apareciendo túneles de hielo con entrada y salida que pueden medir hasta 3 metros de altura y 40 metros de lado a lado.

La primera hora es de caminata sencilla, mientras que en las dos siguientes los guías le ponen un poco de pimienta a la excursión cuando se comienza a avanzar con el apoyo de las dos piquetas y la soga por un plano inclinado de 40 grados. Por último, el momento más intenso llega cuando hay que escalar con una inclinación de 60 a 70 grados, clavando alternativamente una piqueta y la otra para subir unos 15 o 20 metros por el hielo. El descenso se hace con la sencilla técnica del rappel y así termina una especie de viaje exploratorio por ese mundo blanco y celestial que es el cuerpo de un glaciar.

MULTIAVENTURA En el Parque Nacional Torres del Paine se puede hacer una excursión multiaventura con tres alternativas muy singulares para percibir de cerca los desprendimientos de la pared del glaciar Gueikie. Una opción es hacerla en kayak por la laguna Serrano, zigzagueando entre témpanos de hasta 20 metros de altura y 50 de largo. Algunos témpanos más pequeños se pueden tocar con las manos y en ciertos casos hay tantos témpanos delante del kayak que ya no se puede avanzar más.

Otra posibilidad es aproximarse al hielo a caballo. Se parte navegando desde Puerto Toro en una embarcación Zodiac semirrígida rumbo al Parque Nacional Torres del Paine, donde se inicia una cabalgata de tres horas hasta el glaciar Gueikie. Pero contra toda lógica de una cabalgata tradicional, el guía conduce los caballos al interior del agua helada y éstos obedecen mansamente y sin relinchar. De esa forma se avanza entre los témpanos más chicos varados cerca de la orilla. La tercera alternativa está reservada a los audaces que –con traje de neoprén y patas de rana– estén dispuestos a nadar en las aguas del lago lleno de icebergs. Uno de los “juegos” más divertidos de esta experiencia consiste en subirse a un témpano chiquito y quedarse a la deriva.

LA GRAN W En el Parque Nacional Torres del Paine se realiza uno de los circuitos de trekking más famosos de Latinoamérica. En primer lugar hay que dirigirse en ómnibus a un paraje llamado Pudeto, donde se aborda un catamarán que cruza tres veces por día el lago Pehoé hasta el lodge Paine Grande (U$S 35 ida y vuelta). También se puede llegar caminando durante cinco horas desde la administración del parque por el sendero “Las Carretas”.

El circuito de “La W” dura seis días y la mayoría lo hace sin guía, ya que con un mapa y la señalización existente se lo puede completar sin mayores inconvenientes. Pero hay quienes prefieren comprar de antemano un paquete completo que incluya la reserva del alojamiento en los refugios, los traslados y el guía, algo recomendable para asegurarse un lugar donde dormir, a menos que se vaya con carpa.

Desde Pudeto, la embarcación cruza el lago en media hora y atraca justo frente al lodge de montaña y área de acampe Paine Grande. Este refugio tiene 32 habitaciones con camas literas y cuatro baños muy espaciosos y limpios con duchas de agua caliente. Los cuartos están alfombrados y tienen una vista increíble a las montañas. Incluso hay viajeros no muy afectos a las caminatas largas que simplemente llegan a este refugio en lancha, descansan unos días y regresan por el mismo camino. Como en todo refugio de montaña, se puede cocinar –hay un quincho con cocina, vajilla y ollas– y hasta tiene Internet. Cuenta con un minimercado y un restaurante donde un almuerzo con sopa, plato caliente, pan, postre y jugo cuesta U$S 12. Todo esto está disponible también para los acampantes, quienes utilizan un baño aparte.

Por lo general, los viajeros se quedan en el lodge Paine Grande dos noches. Si llegan en el primer catamarán, suelen hacer una caminata ida y vuelta al glaciar Grey. Es una caminata sencilla de unas 7 u 8 horas a lo largo de 22 kilómetros que permite ver el imponente glaciar desde arriba con sumo detalle y sin el apuro de la excursión clásica en catamarán. En el Grey también se puede hacer un trekking sobre el glaciar que dura 5 horas, para lo cual es necesario dormir una noche en el albergue y camping Grey.

AL VALLE DEL FRANCES Desde el lodge Paine Grande, el circuito de “La W” continúa hacia el valle del Francés, famoso por sus glaciares, montañas, bosques, lagos y ríos. En el camino se ven los lagos Nordenskjold y Pehoé, bosques de lenga, ñire y coihue, notros, la montaña Paine Grande, los Cuernos del Paine y el glaciar del Francés. La excursión al valle supone caminar unos 18 kilómetros entre ida y vuelta al lodge Paine Grande. En el trayecto se pasa por el Campamento Italiano hasta llegar al Campamento Británico y el Mirador del Británico, donde hay un espectacular anfiteatro de montañas y seis glaciares de altura.

Para completar el trazado de la W se continúa rumbo al Refugio de Los Cuernos (a 12 kilómetros del lodge Paine Grande). Este refugio es una pequeña construcción de madera y por lo general los caminantes se quedan una noche para partir rumbo al refugio Las Torres, al pie de los famosos Cuernos del Paine, ubicado a 12 kilómetros. Allí también se puede pasar la noche o seguir directamente hacia el valle de Ascencio, que conduce a la base de las Torres. Se puede dormir en el refugio Las Torres o seguir al refugio El Chileno, en el interior del valle.

Finalmente se emprende el regreso a Puerto Natales en un bus que parte directamente desde el refugio Las Torres. Al llegar a la entrada al parque, se aborda otro micro hasta la ciudad. En total la W recorre 50 kilómetros en 5 o 6 días, sin dudas la aproximación más completa a este maravilloso parque.

DATOS UTILES

Cómo llegar. En avión desde Santiago de Chile hasta la ciudad de Punta Arena (a 246 kilómetros de distancia de Puerto Natales). Por tierra desde la Argentina, cruzando por un paso internacional ubicado a 23 kilómetros del pueblo de Río Turbio (en la provincia de Santa Cruz, 280 kilómetros al oeste de Río Gallegos).

Dónde alojarse. En promedio los refugios en el Parque Nacional Torres del Paine cobran U$S 35 la noche con cama y U$S 7 el camping. En temporada alta hay que reservar siempre de antemano, incluso con seis meses de anticipación, en www.verticepatagonia.cl y www.fantasticosur.com

El Hotel Charles Darwin –ubicado a tres cuadras del centro de Puerto Natales– ofrece habitaciones dobles por U$S 110.

Excursiones. La excursión completa en el Parque Nacional Bernardo O’Higgins cuesta U$S 250 por persona. Incluye traslado en barco desde Puerto Natales, alojamiento y comida por una noche en el camping Eco-camp, los dos paseos para ver el hielo y traslado de regreso. En la web: www.puntaalta.cl

La excursión Multiaventura en el Parque Nacional Torres del Paine la ofrece Baguales Group y dura 3 días y 2 noches. www.bagualesgroup.com

Más información. Oficina Local de Turismo del Sernatur en Puerto Natales. Calle Pedro Montt 19. Tel.: 00-56-61-412125 - www.sernatur.cl - www.sernatur.cl - www.patagonia-chile.com

Compartir: 

Twitter
 

La embarcación pasa frente al glaciar Serrano, en el Parque Nacional Bernardo O’Higgins.

Parece que cuando el viento sopla, hasta los turistas flamean como una bandera.

En kayak, una excursión para deslizarse suavemente entre centenares de témpanos.
 
TURISMO
 indice
  • Nota de tapa> CHILE > En la Región de Magallanes
    Aventuras de verano
    Excursiones y aventuras en los fiordos, glaciares y bosques de la Región de Magallanes.
    Por Julián Varsavsky
  • PARIS > MARíA ANTONIETA, VERSAILLES Y LA CONSERJERíA
    Recuerdos de una reina
    Por Graciela Cutuli
  • BRASIL > EL áRBOL-SíMBOLO DE FLORIANóPOLIS
    Gracias al Garapuvú
    Por Pablo Donadio
  • ESPAÑA > EN ANDALUCíA
    Luz de Almería
    Por Felisa Pinto
  • Noticiero

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.