turismo

Domingo, 30 de marzo de 2003

CHUBUT MONUMENTO NATURAL BOSQUES PETRIFICADOS

Troncos de piedra

En el sur de la provincia de Chubut, a 30 kilómetros de la ciudad de Sarmiento, el Monumento Natural Bosques Petrificados resguarda en medio de un paisaje lunar, árido y rojizo, una serie de troncos “eternos” de 70 millones de años de antigüedad.

Por Julián Varsavsky

Cuesta creer que la fría y árida Patagonia sur haya sido alguna vez un radiante paraíso de clima subtropical cubierto de verdes bosques donde incluso se mecían las palmeras, que albergaba una compleja diversidad de fauna. Pero incontables huellas de la naturaleza –como los bosques petrificados– confirman que toda la Patagonia rebosaba de vida hasta hace 70 millones de años, cuando la tierra comenzó a elevarse y a escupir fuego, formando la Cordillera de los Andes. Esta cadena montañosa frenó las corrientes húmedas que llegaban desde el Océano Pacífico y lentamente la región se fue transformando hasta convertirse en las vastas extensiones vacías de la estepa patagónica que conocemos en la actualidad.
La lava y la ceniza de los volcanes cordilleranos cubrieron gran parte de la superficie y limitaron la supervivencia en el sur del continente. Lo asombroso hoy en día es que casi cada detalle de la vida natural de aquel tiempo está documentado de incontables maneras en el relieve terrestre, mediante indicios que los científicos interpretan constantemente.

GIGANTES TUMBADOS El Monumento Natural Bosque Petrificado es un reservorio prehistórico donde la erosión del viento ha desenterrado numerosos troncos de primitivas coníferas y palmeras petrificadas de 70 millones de años de antigüedad. El paisaje es totalmente árido y rojizo, por estar cubierto de arcilla. Las pequeñas sierras y las paredes de los cañadones que protegen a estos gigantes tumbados exhiben además los distintos estratos donde se leen las eras geológicas, en este caso el Cretácico Superior.
Mediante el estudio de infinitesimales granos de polen se pudo determinar con sumo detalle el tipo de vegetación dominante en toda la zona. En el terreno se comprueba también el ingreso tierra adentro del océano, al observar los cañadones tapizados de conchillas marinas y fósiles que perduraron en forma de piedra cuando las aguas se retiraron hace 65 millones de años. Luego los bosques surgieron nuevamente, hasta que durante el mioceno (entre 26 y 12 millones de años atrás) las comunidades boscosas comenzaron a achicarse de manera paulatina y la vegetación se tornó herbácea y arbustiva.

DE LA HOJA A LA PIEDRA Diversos plegamientos ejercieron una fuerte presión geológica hundiendo las tierras en muchos sectores, que más tarde afloraron debido a la acción del viento. Así salieron a la luz los troncos eternos del Monumento Natural Bosques Petrificados. El proceso de petrificación de la madera comenzó al surgir la Cordillera de los Andes. Las condiciones eran ideales: un suelo rico en sales minerales y poca actividad destructora orgánica. Al avanzar la aridez por la falta de humedad que produce la aparición de la cordillera, los restos vegetales eliminan naturalmente todos sus componentes orgánicos y los reemplazan molecularmente por soluciones minerales, sin cambiar de forma ni perder la estructura original.
En lugares como los Bosques Petrificados de Chubut, donde el relieve aparece despojado de cualquier ropaje vegetal, la desnudez del terreno exhibe la historia en crudo de la evolución del planeta. Una tentación irresistible para curiosos indomables.

Compartir: 

Twitter
 

A lo largo del tiempo, la erosión del viento fue desenterrando numerosos troncos de primitivas coníferas y palmeras petrificadas.
SUBNOTAS
 
TURISMO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.