turismo

Domingo, 7 de septiembre de 2003

COSTA ATLANTICA SPA EN VILLA GESELL Y MAR DE LAS PAMPAS

Antes del verano

En Villa Gesell y Mar de las Pampas existe una serie de hoteles-spa que atraen en los meses más fríos a los turistas que quieren escapar al estrés de la gran ciudad. Tres opciones con perfil propio que incluyen programas saludables, tratamientos de belleza, sesiones de masajes y sauna.

Por Julián Varsavsky

A caballo de uno de los grandes males contemporáneos –el estrés– se ha reflotado en todo el mundo aquella vieja costumbre romana de darse baños de agua caliente por mero placer. En nuestro país el tema va en aumento, y en las localidades de Villa Gesell y su vecina Mar de las Pampas la oferta de hoteles-spa se ha diversificado abarcando públicos de diferentes niveles adquisitivos. Los spas son una opción ideal para escapadas de fin de semana, y su temporada fuerte es antes del verano, cuando la vida al aire libre se ve entorpecida por el frío y los azotes del viento.

En Mar de las Pampas A 6 kilómetros de Villa Gesell, Mar de las Pampas es un exclusivo balneario con casas de techo a dos aguas y cabañas camufladas en medio de un bosque de pinos. Sus calles son de arena y serpentean sin un trazado definido por cada recoveco de un bosque de 300 hectáreas en donde casi no ingresa la luz del sol. En los últimos tres años, Mar de las Pampas se ha puesto de moda, atrayendo a un público que le escapa al bullicio de los grandes balnearios, y prefiere un ambiente silencioso. En consecuencia, la oferta hotelera se ha ido sofisticando cada vez más, y la novedad más importante en los últimos meses fue la inauguración de los servicios de spa del hotel La Mansión del Bosque.
Junto con el spa, el hotel está estrenando también cuatro nuevas habitaciones dúplex con una cama matrimonial en la parte superior. Lo llamativo de la habitación es que en el techo inclinado tiene una lucarna –una especie de ventanita– justo enfrente y arriba de la cama, lo cual permite al huésped quedarse dormido mirando la luna. En la parte inferior del dúplex, todo el techo es de vidrio, e incluso la pared posterior (siempre con persianas). De esta forma se tiene la sensación –que por otra parte es una realidad– de estar durmiendo en medio del bosque.
Las habitaciones están equipadas con videocasetera –hay una videoteca muy completa– y sistema de hidromasaje en la bañera. Durante la noche se oyen las piñas cayendo en el piso de madera del patio, y en la mañana, los huéspedes se despiertan con el parloteo incesante de las cotorras.
Las piscina cubierta está rodeada por algunos ventanales que parecen enmarcar los altos árboles tras los vidrios. Subiendo por una escalera de madera se llega al hidromasaje, otra vez con una vista aún más amplia al del bosque (hay quienes optan por los baños nocturnos, a la luz de las velas). En el spa se ofrece una completa variedad de masajes: el descontracturante –para problemas de espalda y cervicales–, el de relax –orientado al mero placer–, la dígito-presión y la reflexología, enfocado en las manos y los pies. Además se utilizan algas y fangos terapéuticos para tratamientos de piel. Alrededor del spa hay un terreno verde de 700 metros cuadrados con un área de juegos para niños y diversas plataformas de madera con reposeras para tomar sol. Los huéspedes de La Mansión del Bosque tienen incluido en el precio un desayuno americano y una cena con menú del día. Como entrada suelen servirse palmeritas agridulces con un huevo pochet, o crêpes de huevo con jamón y queso. Los platos principales son lomo a la oliva con timbal de arroz, pollo al champiñón con zanahorias glaceadas y brótola a las cuatro hierbas. Los postres varían entre las peras a la borgoña, una copa de frutas flambeé y panqueques de frutas secas y dulces.
El alojamiento cuesta $ 130 por persona, con desayuno americano y cena. Además hay diversos programas armados. El de “Descenso de peso”, por cinco noches, cuesta $ 1800 incluyendo pensión completa, evaluación médica y personal trainer. El programa “Belleza y salud” por cinco noches cuesta $ 1900 con pensión completa ($ 1021 por 3 noches y $ 764 por dos noches).
Reservas: Tel.: 02255-47-9555
E-mail: [email protected]
Sitio web: www.lamansiondelbosque.com.ar

Un clásico de Gesell Ubicado a metros de la playa, Tequendama es un hotel clásico en Villa Gesell. Su historia comenzó hace dos décadas, cuando seinauguró la Hostería Tequendama, un edificio de ocho pisos que ofrece alojamiento tres estrellas y que sigue en funcionamiento. Justo enfrente, los mismos dueños levantaron años después otro edificio de siete pisos donde se instaló el Tequendama Spa y Resort, un exclusivo cuatro estrellas con 34 habitaciones dispuestas de manera circular en cada piso, “conectadas” por una escalera caracol central. Las habitaciones son muy amplias y cada una tiene una decoración diferente, con un estilo cálido, que remite a los ambientes hogareños, con la intención expresa de que el huésped “se sienta como en casa”. En el sexto piso de Tequendama está el restaurante Chibcha y en el séptimo funciona el spa, equipado con baños sauna y de vapor, algunos aparatos de gimnasia y dos hidromasajes.
Uno de los valores agregados que ofrece Tequendama –a diferencia de la mayor parte de los spas del país– es que los tratamientos de fangoterapia están incluidos en la tarifa. Durante cualquier día del fin de semana, el huésped puede realizar sin cargo un tratamiento de una hora y media con fangos terapéuticos. La cita es en el spa a las 19 horas, alrededor de una mesa. Allí una especialista de la firma Nell Ross ya tiene todos los productos preparados, que provienen de la localidad sanjuanina de Pismanta. El tratamiento principal consiste en la aplicación de fango volcánico en el rostro. Su composición es fuerte en minerales como cobre, potasio, magnesio y zinc, cuya combinación otorga firmeza y suavidad a la piel. Pero antes se aplica una loción de limpieza, y luego otra de efecto tonificante compuesta por aloe vera, manzanilla y agua termal. El paso siguiente es la aplicación de un gel de manzana con carozo de damasco molido, que actúa como desfoliante, levantando las células muertas. Y ahora sí, la especialista va asiento por asiento con un pincel en la mano, aplicando fango hasta en la última comisura de la cara.
Entre los servicios que incluye la tarifa también están las caminatas guiadas, el acceso libre a un club de golf y otro de tenis y las clases de yoga. También se ofrecen sesiones de masajes ($ 35) y salidas en bicicleta ($ 35). Actualmente se está construyendo en Tequendama un nuevo y moderno spa con pileta cubierta de forma ovalada que se inaugurará en 2004.
La habitación doble en el Tequendama Spa y Resort cuesta $ 140, con desayuno americano y acceso al spa (precio de temporada baja). En la vecina Hostería Tequendama Classic –de tres estrellas– la habitación doble cuesta $ 95 por día, e incluye el acceso al spa y a los servicios del edificio vecino. Reservas: Tel.: 02255-46-2829
E-mail: [email protected]
Sitio web: www.gesell.com.ar/tequendama

El spa del ACA Visto desde afuera, parece un hotel tres estrellas como cualquier otro de Villa Gesell. Pero al recorrer su interior se descubre un confortable hotel-spa que, sin los lujos de otros en la zona, ofrece una alternativa más económica pero no menos completa en lo que hace a los servicios orientados al bienestar físico y mental.
La profesora Mariela Moratino –a cargo del sector de spa del hotel– explica que la propuesta consiste en iniciar la mañana con una caminata guiada por la playa. En el camino los huéspedes elongan los músculos y se realizan algunos ejercicios. Luego los espera un buen almuerzo y una siesta. A esa hora Mariela y sus ayudantes de recreación tratan de entretener a los chicos con diversos juegos para que los padres disfruten de un poco de calma e intimidad. Por la tarde llega la actividad física con los partidos de ping pong y una sesión de aqua-gym en la pileta climatizada. Luego se puede optar por un baño sauna, un tratamiento de fangoterapia o una sesión de masajes. Una cena equilibrada y una salida a algún espectáculo completan el plan que le proponen al cliente (entre los servicios de spa mencionados hasta ahora los únicos no incluidos en la tarifa son la fangoterapia y los masajes –$ 25 la hora–). El spa dispone también de “baños Kneipp”, ducha escocesa y gimnasio. Y justo frente a lacosta hay 25.000 metros cuadrados de espacios verdes privados del hotel, con una pileta al aire libre.
Las habitaciones son confortables, con techo de madera y alfombradas. Los dúplex tienen una pequeña terraza con vista al mar. La sala de usos múltiples, el comedor y los pasillos están decorados con máscaras balinesas y de estilo azteca, abanicos gigantes de la China, tapices de la India, papiros egipcios y hasta un cuadro de Quinquela Martín.
La habitación doble cuesta $ 64, la triple $ 89 y la cuádruple $ 104 por día. Esto incluye desayuno y los servicios de spa no arancelados. El hotel está abierto a los no socios del ACA (abonan 10 por ciento más), salvo en el verano, cuando es exclusivo para socios. El hotel queda en Av. 1 y Paseo 112. Tel.: 02255-46-2960 Sitio web: www.gesell.com.ar/hotelaca - E-mail: [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La piscina cubierta con vista a los altos árboles que rodean la Mansión del Bosque.
SUBNOTAS
 
TURISMO
 indice
  • Nota de tapa> TUNEZ Entre el Mediterráneo y el Sahara
    Una moderna antigüedad
    Entre el Sahara y el Mediterráneo, una caravana a través de la historia legendaria y la...
  • COSTA ATLANTICA SPA EN VILLA GESELL Y MAR DE LAS PAMPAS
    Antes del verano
  • MISIONES FIESTA NACIONAL DEL INMIGRANTE
    Brillos de Oberá
  • NOTICIERO
    Noticiero

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.