10:30 › TENIA 62 AñOS

Murió Rubén Juárez

El cantor y bandoneonista falleció esta mañana producto de un cáncer de próstata que sufría desde hacía varios años. Había sido trasladado desde su casa de Villa Carlos Paz el sábado último hasta el Sanatorio Güemes de Buenos Aires, donde estaba internado en terapia intensiva. Juárez será velado a partir de esta tarde en la Legislatura porteña.

Dueño en su momento del recordado Café Homero en la zona de Palermo, Juárez se había radicado desde hace algunos años en Carlos Paz, Córdoba, su provincia natal, ya que había nacido en la ciudad de Ballesteros. Decía Juárez sobre su residencia, que "tal asentamiento me hace ver las cosas de otra forma: Uno no tiene ganas de correr, todo es más despacio e incluso me divierto con la gente, en el supermercado, por la calle. Todo es más natural, sin clichés armados".

Juárez tenía dos años cuando su familia dejó Córdoba para mudarse a la bonaerense ciudad de Avellaneda, donde él, a los seis años, empezó a estudiar bandoneón y guitarra. En 1956 integró como bandoneonista la orquesta típica del club Independiente. Comenzó su etapa profesional al ganar un concurso de cantantes organizado por una cantina de barrio y luego concretó giras por las provincias a dúo con el guitarrista Héctor Arbelo, quien había acompañado al afamado cantor Julio Sosa.

En una de esas giras, Juárez conoció a Horacio Quintana, ex vocalista de la orquesta de Lucio Demare, quien quedó gratamente sorprendido por las cualidades del joven artista y trabó con él una amistad que al bandoneonista le abrió las puertas de Caño 14, el más importante reducto tanguero capitalino de los '60, y le facilitó grabar en 1969, para Odeón, su primer disco con el tango "Para vos, canilla", del propio Quintana y Julio Gutiérrez Martín.

"El tango vive un momento de gran ebullición como danza -comentó Juárez hace algunos años-. Se está bailando mucho tango en todo el mundo, pero todavía nos falta consolidarnos bien en lo autoral, porque aunque hay cosas nuevas, los clásicos siguen predominando. Hay gente joven que tiene muchas ganas y está buscando un lugar, pero también deberían estudiar un poco más y escuchar a los maestros".

"Me siento un afortunado por todo lo que la vida me dio, tuve el honor de participar de la orquesta de Aníbal Troilo "Pichuco", mi gran maestro; admiré y admiro al genial Astor Piazzolla, y la asignatura que me quedó pendiente fue haber grabado algo con ellos", declaró Juárez en aquel entonces.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared