UNIVERSIDAD › EL CONSEJO DE LA UBA PIDIO EL DESALOJO DEL RECTORADO

“La desocupación inmediata”

 Por Javier Lorca

“Al cabo de una prudente y prolongada espera, requerimos la desocupación inmediata.” Así se pronunció ayer el Consejo Superior de la UBA ante los 22 días cumplidos por la toma del Rectorado que sostienen estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales. Mientras crecía el temor a que esa declaración habilitara una salida represiva para el conflicto, el rector Guillermo Jaim Etcheverry aseguró a Página/12 que por ahora no planea dar intervención a la Justicia: “Todavía hay que esperar, no tengo urgencias. En algún momento advertirán que la comunidad universitaria no acompaña esa metodología. Lamento la imagen que se está dando, pero la institución sigue funcionando. La UBA no está en crisis”.
El consejo que reúne a los decanos y representantes de profesores, graduados y alumnos sesionó ayer por primera vez desde que estalló el reclamo por un edificio y más fondos para Sociales. Lo hizo a puertas cerradas y en la Facultad de Ingeniería (sede Las Heras), aun cuando los estudiantes habían ofrecido desocupar transitoriamente la sala de sesiones del Rectorado.
La reunión se abrió a la mañana con una tensa disputa. Los consejeros alumnos pretendían una sesión abierta al público, pero la mayoría del consejo se opuso. Antes de retirarse, los consejeros alumnos pidieron expresar la opinión del claustro. Los decanos y mayoría de profesores les advirtieron que eso requería alterar el temario. Se votó y los alumnos, sólo apoyados por dos graduados, perdieron. “Sólo pedimos que se escuche a los estudiantes –gritó el consejero Eduardo Malach (MST)–. Lo hago a usted, señor rector, responsable de la integridad física de los estudiantes en la toma. Todos ustedes son un cadáver político.” En medio del revuelo desatado, empuñando una medialuna, un decano se desgañitaba pidiendo: “¡Silencio, silencio!”. “Si quieren gobernar sin los estudiantes, están muy equivocados”, alcanzó a decir la consejera Laura Kniznik (CEPA).
Enseguida, el Consejo Superior aprobó su declaración: “La sustitución del diálogo por la fuerza, ilegítima e inaceptable en el marco del sistema democrático, ha generado un prolongado conflicto que agravia a la UBA”, señala el texto que exige la desocupación del Rectorado y “el cese de todas las medidas de fuerza”. Ayer se aprobó también un nuevo régimen de becas. Desde el 2003, la UBA repartirá mil becas de ayuda económica: 550 más que hoy. Se decidió que los alumnos incluidos en el antiguo régimen podrán tramitar las nuevas becas o conservar las vigentes. Este era uno de los puntos exigidos por los estudiantes para levantar la toma. “Algunos decían que esto podía ser leído como ceder a la presión –dijo el rector-. No aceptamos presiones, pero tampoco dejaremos de trabajar para solucionar problemas legítimos. Por eso seguimos buscando un edificio para Sociales.”
La reunión del Consejo Superior fue considerada “irregular” por la Asamblea Permanente de Sociales. “La resolución del consejo dejó abierta la puerta al desalojo por la Policía. Sería una segunda Noche de los Bastones Largos”, dijo un dirigente estudiantil en la toma. Para hoy, a las 19.30, la FUBA y los docentes de AGD convocan a una marcha desde Plaza Houssay hasta el Rectorado, en solidaridad con la protesta.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice
  • EL CONSEJO DE LA UBA PIDIO EL DESALOJO DEL RECTORADO
    “La desocupación inmediata”
    Por Javier Lorca

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.