UNIVERSIDAD › ANULAN LA ULTIMA ELECCION DEL RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE LA RIOJA

Otro riojano que se quedó sin re-re

La Cámara Federal de Córdoba declaró nula la asamblea que el año pasado eligió por cuarta vez al justicialista Tello Roldán en la UNLaR. Pero él sigue en el cargo y volverá a postularse.

 Por Javier Lorca

“Absoluta e insanable” es la nulidad de la última re-reelección del rector justicialista de la Universidad Nacional de La Rioja (UNLaR). En un fallo tomado la semana pasada, la Cámara Federal de Córdoba anuló la asamblea universitaria realizada en julio de 2001 que, como ocurre desde 1992, había vuelto a coronar a Enrique Tello Roldán. “Ahora la universidad está acéfala porque el rector, en rebeldía, sigue en su cargo, y la decana de mayor antigüedad, a quien por estatuto le correspondía asumir, no quiso hacerlo”, disparó la opositora Estela Cruz, titular del gremio docente y miembro del Consejo Superior de la UNLaR. En diálogo con Página/12, Tello Roldán calificó el fallo judicial de “politizado y arbitrario” y aseguró que sigue ejerciendo el cargo “porque la sentencia aún no es firme, podemos presentar un recurso ante la Corte Suprema”. También dijo que se presentará a una nueva re-re y se vaticinó un triunfo seguro.
La causa que ahora pone en jaque al rector y a su vice, Manuel Mamaní, se había iniciado con una denuncia de la opositora Lista Azul y Blanca, centrada en el modo en que había sido convocada la asamblea del 14 de julio del año pasado. Según comprobó la Justicia, la convocatoria no respetó los 15 días de plazo fijados por el estatuto de la institución. “Tello Roldán llamó a la asamblea 48 horas antes. Se vencía su mandato y, si la elección se hacía con él afuera, perdía. Este es un régimen totalitario. Si el rector falta un día, una sola hora, pierde todo el poder”, denunció Cruz.
Para conjurar la asociación que podrían generar su tierra natal y su apego a las re-reelecciones, Tello Roldán ha sabido declarar: “No fui, ni soy, ni seré menemista. Me basta y me sobra con ser peronista”. Se trata, en rigor, de un justicialista conservador que, en 1982, disputó con Carlos Menem las internas del PJ para llegar a ser candidato presidencial y, del ‘73 al ‘76, durante el primer gobierno provincial menemista, fue asesor de gabinete y presidente del Consejo General de Educación. Más adelante, del ‘83 al ‘85, durante el segundo gobierno de su coterráneo, fue juez del Superior Tribunal Riojano. Desde 1992 ocupa el rectorado de la UNLaR, cargo en el que fue reelegido cada tres años y desde donde ha resistido investigaciones hasta del Congreso nacional. Uno de los puntos más cuestionados de su gestión fue la construcción de una faraónica Ciudad Universitaria de la Ciencia y la Tecnología, lograda en 1998 gracias a una partida presupuestaria especial del gobierno (menemista) que sumó 60 millones de pesos, cuando el presupuesto anual de toda la universidad rondaba los 12 millones.
Cuando la semana pasada se conoció el fallo que anuló la asamblea, Tello Roldán y el vicerrector presentaron un pedido de licencia ante el Consejo Superior de la UNLaR. Pero el consejo, donde es mayoría el oficialismo, al igual que en la composición de la asamblea, rechazó el pedido. “Como el fallo indicaba que el decano de mayor antigüedad debía convocar a una nueva asamblea para elegir autoridades, la decana de Sociales, Irma Cortez, la convocó para el 20 de diciembre”, explicó Tello Roldán. Cuando este diario le preguntó si volverá a postularse, rió: “Y... si la gente lo pide... Queremos seguir trabajando para consolidar nuestro proyecto institucional. Esta es la única universidad del país con convenios con Harvard”, se ufanó, antes de enumerar otros avatares de su gestión. En la anulada asamblea, Tello Roldán había obtenido 47 votos sobre 78 asambleístas. Ahora especula con que, en dos semanas, logrará cuatro votos más.
La oposición, mientras, asegura que la nueva asamblea será nula otra vez porque no fue convocada por una autoridad competente. “Vamos a denunciar a Tello Roldán por usurpar el cargo. Y vamos a exigir que devuelva todos los sueldos que cobró en estos meses”, señaló la docente Cruz. Aunque el cuestionado funcionario lo consideró “un delirio de la oposición”, en la UNLaR se teme que el reciente fallo afecte no sólo al rector y a su vice, sino también a todo lo actuado por ellos en el último año y medio: desdela creación de carreras hasta la firma que rubrica títulos y diplomas de graduación.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice
  • ANULAN LA ULTIMA ELECCION DEL RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE LA RIOJA
    Otro riojano que se quedó sin re-re
    Por Javier Lorca
  • OPINION
    El conflicto en Sociología

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.